domingo, diciembre 02, 2012

El Jardín de Epicuro - Anatole France



La ignorancia es la condición necesaria, no diré de la felicidad, sino de la existencia misma. Si lo conociéramos todo, no podríamos soportar la vida ni una hora; los sentimientos que nos la ofrecen apacible o por lo menos tolerable nacen de una mentira y se alimentan de ilusiones.
Si un hombre poseyera, como Dios, la verdad, la única verdad, y la dejara caer de sus manos, el mundo quedaría aniquilado inmediatamente, y el Universo también se dispararía como una sombra. La verdad divina, como un juico final, lo reduciría todo a polvo. 

(El jardín de Epicuro. Anatole France. Ed. C. G. Fabril. Bs. As. 1960)