martes, marzo 24, 2020

METAMORPHOSIS - 20/20




Es con MUCHO amor que compartimos el primer EP de METAMORPHOSIS: 20/20. Improvisado en casita la noche del pasado viernes 13 de marzo, a manera de purga en medio de esta distop√≠a. Tal como describe Nuno: «20/20 √© uma tentativa de express√£o de um tempo presente complexo. Tempo de ansiedade, resili√™ncia, velocidade mas tamb√©m tempo de reflex√£o e esperan√ßa. Ou como demarca√ß√£o de algo que ainda nos encontramos a entender - talvez hoje e sempre. 20/20 √© dual e complementar; a soma marca quarenta, enquanto o mundo se encontra em quarentena, recluido na sua distopia. "Slow down, avoid the burnout. Restore".»

Han sido semanas de MUCHA ansiedad e incertidumbre. Pero tambi√©n de MUCHO amor y resistencia, que es lo que al final nos mueve, nos sostiene, nos une. Ya desde febrero estuve aislada en casa, me agarraron dos virus que me obligaron ir al hospital por una inflamaci√≥n de los ganglios linf√°ticos a la altura de las am√≠gdalas y luego una conjuntivitis infernal, con antibi√≥ticos y pomadas. Sin embargo, y como siempre, la m√ļsica transformando todo. Hemos tocado MUCHO al pie de los gatitos, jugando con las maquinitas y probando nuevos instrumentos; siempre desde la intuici√≥n. Para m√≠ explorar el teclado ha sido literalmente viajar en una nave espacial: me da una libertad y plenitud que no puedo explicarlo en palabras.

Ya en marzo, con mi salud restablecida, pero de cara a esta emergencia global, con mi familia lejos y con la preocupaci√≥n constante de alguien que, como migrante, intenta vivir de su escritura (por m√°s duro que eso parezca. Y lo ES), estamos conscientes de que se vienen d√≠as MUY dif√≠ciles, pero tambi√©n de mayores DESAF√ćOS en todas las direcciones. ūüŹī‍☠️❤️⚡️⚔️

Finalmente, 20/20 puede escucharse libremente en bandcamp, pero si alguien desea contribuir con nosotros, lo recibiremos de coraz√≥n abierto y con mucha GRATITUD. ūüĎĹūüôĆ (Como dato extra uno de los temas cuenta con la participaci√≥n de nuestro amado gato T√ības, quien desde hace alg√ļn tiempo ha dejado claro que lo suyo es la m√ļsica ūüíú).

Cu√≠dense MUCHO, valoren cada segundo y que este tiempo saque lo mejor de cada uno. Celebramos desde ya poder acompa√Īarlos en este encierro. "Slow down, avoid the burnout. Restore".




martes, septiembre 10, 2019

Robert Frank



Ten√≠a 19 a√Īos cuando rob√© este libro: "The Americans" del gran fot√≥grafo Robert Frank (introducci√≥n de Jack Kerouac). No me arrepiento, sobre todo cuando las condiciones en las que se encontraba eran terribles, por eso quiz√° lo m√°s apropiado sea decir que lo «rescat√©» de la humedad del piso donde se encontraba, en una universidad privada. Dudo mucho que se hayan enterado. Ni siquiera lo ten√≠an clasificado, estaba en el limbo, lo que lo convert√≠a en una especie de ejemplar indocumentado. Como es l√≥gico, me lo llev√© a casa y luego de leerlo de corrido (y de volver obsesivamente a esas im√°genes en blanco y negro del lado oscuro del sue√Īo americano en los a√Īos 50), le di un espacio digno entre mis estantes, pero cada vez que pod√≠a lo compart√≠a con alg√ļn amigo.

«When people look at my pictures I want them to feel the way they do when they want to read a line of a poem twice.»

Robert Frank ha muerto, peregrino y forastero, a los 94 a√Īos de edad. El libro est√° muy lejos y yo he recordado esta historia. La confieso porque s√© que a √©l le habr√≠a gustado; y porque lo imagino sonriendo.



______________________

Murió el fotógrafo Robert Frank, peregrino de la lente,beatnik y amante de "El Principito"

The UnseenRobert Frank: Outtakes From ‘The Americans’

Pull MyDaisy - 1959 (Sub Ita) [Jack Kerouac, Allen Ginsberg, Gregory Corso]

RouteOne/USA, 1989 - part 1

My hood knows



photo by Nuno Afonso. Lisboa, 2019

I've been around for a while 

lunes, septiembre 09, 2019

Leon Tolstói




A prop√≥sito de los 191 a√Īos que hoy cumplir√≠a Tolst√≥i, comparto unos fragmentos del libro de Mauricio Wiesenthal: "El viejo Le√≥n" (Edhasa, 2010), un retrato literario que aborda su genialidad y su proceso creativo. 


*******

Las correcciones de Tolst√≥i sobre el manuscrito de Ana Kar√©nina dan buen testimonio de su forma meticulosa de trabajar; porque su proceso de creaci√≥n iba unido a una profunda exigencia de perfecci√≥n. En las notas al margen iba a√Īadiendo escenas y personajes, buscando colorido y sentido est√©tico, cambiando sin cesar el texto original, escrito con letra m√°s grande.

«Al d√≠a siguiente —explicaba— se relee aquello y hay que tacharlo todo porque falta lo fundamental. No hay ninguna imaginaci√≥n, ning√ļn talento; falta ese algo sin lo que nuestra inteligencia no vale nada... La obra no cuadra m√°s que cuando la imaginaci√≥n y la inteligencia van unidas. En cuanto una de las dos domina exclusivamente, todo est√° perdido. No queda m√°s remedio que abandonar lo que ya est√° hecho y comenzar de nuevo.»

Y hay que valorar que, en el caso de Tolst√≥i, los manuscritos eran bien voluminosos, porque ten√≠a el aliento creativo, la tormentosa pasi√≥n emotiva, la precisi√≥n minuciosa, la fuerza mental y la asc√©tica capacidad de trabajo que distinguen a los genios. Por eso, sus grandes obras, como Guerra y paz, fueron seguidas de per√≠odos de inactividad —m√°s de dos a√Īos hasta que comenz√≥ Ana Kar√©nina— en los que se dedicaba a mil actividades distintas. [...]

As√≠, en enero de 1872, ocurri√≥ una tragedia en una estaci√≥n cercana a I√°snaia Poliana: una pobre mujer, enloquecida por los celos, se arroj√≥ al paso del tren. Se llamaba Ana, y las autoridades locales, con la fina sensibilidad que distingue a la burocracia, expusieron su cuerpo en el edificio de la estaci√≥n; seguramente para ver si alguien la reconoc√≠a. Tolstoi vio aquel cad√°ver («el cuerpo sin ropas y destrozado») y, en la verg√ľenza compartida, en el dolor y en la piedad de aquel momento dram√°tico, se le ocurri√≥ la historia de una muchacha llamada Ana, cuya vida terminar√≠a de la misma forma. Se entreg√≥ apasionadamente a la nueva novela. [...]

Los originales de Ana Kar√©nina parec√≠an el testamento de un loco. Sof√≠a copiaba cada ma√Īana en limpio las correcciones, pero √©l las tachaba y las correg√≠a de nuevo.





domingo, diciembre 20, 2015

Diarios dispersos



19 de diciembre de 2013

Empiezo el d√≠a con una imagen bizarra. Mientras ven√≠a caminando al peri√≥dico, bajo la gar√ļa de Quito, pas√≥ a mi lado el mism√≠simo Edgar Allan Poe —con su rostro inconfundible—, pero trotando en pantalones cortos. La imagen me sorprendi√≥ much√≠simo. Sin embargo, ven√≠a casi atrasada por lo que no me detuve. Luego pens√© que de nada habr√≠a servido parar; al fin y al cabo, el maestro muri√≥ en 1849. Apur√© el paso y —como un gui√Īo del cielo— apareci√≥ un p√°jaro negro y enorme a quien salud√© gritando: ¡Nevermore!

Todo esto sucedió en 15 segundos, pero la magia sigue girando dentro de mí.

domingo, diciembre 13, 2015

s√°bado, noviembre 14, 2015

El Premio Loewe de Poesía viaja a Latinoamérica


Café de la Paix, París, 2012
foto: Mark Alvarez

El Premio Loewe de Poes√≠a marcha por segunda vez consecutiva a Latinoam√©rica por partida doble. Y esta vez con un a√Īadido: los dos poetas distinguidos son tambi√©n periodistas, traductores y promotores de la poes√≠a de sus respectivos pa√≠ses. Son el cubano V√≠ctor Rodr√≠guez N√ļ√Īez (La Habana, 1955), ganador del Loewe internacional por su poemario despegue, y la ecuatoriana Carla Badillo Coronado (Quito, 1985), que logra el galard√≥n de Creaci√≥n Joven por El color de la granada.

despegue “es un libro de veta cubana, osado, aut√©ntico, con serenidad en el conflicto, que une el irracionalismo y la inmediatez social”, consider√≥ el jurado de esta 28¬™ edici√≥n. Luis Antonio de Villena, uno de sus componentes, opina que el poemario se sustenta en dos partes: “La literaria con un barroquismo comunicativo y el lado reivindicativo sobre la realidad de Cuba, del mundo que debe cambiar”.

“este pa√≠s se nos fue de los pies / y tom√≥ otro camino / con su densa rutina / que ni una rumba puede alebrestar”. Eso escribe Rodr√≠guez N√ļ√Īez, quien vive en Ohio (EE UU) desde hace veinte a√Īos. Desde all√≠ dice, por tel√©fono: “Entre los maizales y los bosques de Ohio la naturaleza dej√≥ de ser transparente para m√≠, como lo era en Cuba, y hoy casi est√° en el centro de mi trabajo, como se puede notar en despegue y otros libros que se han publicado antes en Espa√Īa”. Entre ellos figuran reversos (Visor), desde un granero rojo (Hiperi√≥n) y deshielos (Valpara√≠so).

Joven poesía

De El color de la granada, el jurado destaca que “es un libro de una gran madurez y concisi√≥n, que decanta temas eternos, pero con una gran frescura expresiva y originalidad para la edad de la autora”. Lo que la poeta busca es “despertar sentidos”. Carla Badillo Coronado ha publicado los poemarios Partituras Incompletas (apuntes de m√ļsica y otras obsesiones) —Premio Nacional de Poes√≠a C√©sar D√°vila Andrade 2011— y Belongings / Pertenencias (2011). Su trabajo period√≠stico lo ha desempe√Īa actualmente en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Ha colaborado con revistas y antolog√≠as de Ecuador, Estados Unidos, Espa√Īa e Italia, y ha sido traducida a varios idiomas. Ahora revisa la traducci√≥n del libro Selected Poems de la poeta norteamericana Mary Ruefle.

La poeta ecuatoriana también escribe prosa: "Mi profesión de periodista me ha llevado a buscar, también en este campo, algo más de lo que la mayoría de colegas normalmente buscan. Para mí no basta con escribir bien una historia o estructurarla de manera correcta en términos informativos. También aquí quiero volar los sesos de mis lectores, que se queden pensando, descubrirles cosas y que ellos sigan buscando sus propias respuestas por su cuenta. Creo que es un género al que se puede sacar mucho provecho".

El tiempo, la memoria, los colores, la supremac√≠a de lo sencillo, el silencio, el origen de las lenguas y la m√ļsica son algunos de sus asuntos. Y el amor, misterioso y turbador, seg√ļn Colinas, sobre el cual escribe: “Miserables los que clavaron una roca en su pecho / para no correr el riesgo de enamorarse como yo”.

Los datos

A esta 28¬™ edici√≥n del premio se presentaron 801 poetas de 29 pa√≠ses. Un 27% procede de Hispanoam√©rica, con M√©xico, Argentina, EE UU, Chile y Colombia, por este orden, como pa√≠ses con mayor √≠ndice de participaci√≥n. El resto proced√≠a de Espa√Īa. Un 16% son menores de 30 a√Īos. El premio est√° dotado con 20.000 euros en la primera categor√≠a y con 7.000 en la de Creaci√≥n Joven. Los dos t√≠tulos se presentar√°n en marzo de 2016, bajo el sello de la editorial Visor.

Enrique Loewe (i) y su hija Sheila Loewe (4d), junto a los miembros del jurado que ha fallado este mi√©rcoles los ganadores del XXVIII premio Loewe de Poes√≠a, presidido por el director del Instituto Cervantes, Victor Garc√≠a de la Concha (2i), y formado por algunos de los poetas vivos m√°s importantes: Jes√ļs Garc√≠a S√°nchez (3i), Jaime Siles (4i), Antonio Colinas (c), Luis Antonio de Villena (3d), Soledad Puertolas (2d) y Oscar Hahn (d). En la foto falta Cristina Peri Rossi. / Emilio Naranjo (EFE)

Fuente: Diario EL PA√ćS
Para leer la nota completa pisar firme aquí

jueves, noviembre 12, 2015

Veredicto del Premio Nacional de Novela Breve 'La Linares' 2015




El jurado que me otorg√≥ la Menci√≥n de Honor por mi novela breve Abierta sigue la noche estuvo conformado por los escritores Cecilia Velasco (Quito, 1965), Ra√ļl P√©rez Torres (Quito, 1941) e Iv√°n √Čg√ľez (Quito, 1944), y por los acad√©micos V√≠ctor Ivanovici (Ruman√≠a, 1947), Iv√°n Ulchur (Colombia, 1950) y Fernando Balseca (Guayaquil, 1959).





Su apreciación fue la siguiente:


'Abierta sigue la noche' de Carla Badillo Coronado

Realmente breve, densa y 'agarradora', pese a la falta de eventos espectaculares. Centrada sobre la psicolog√≠a del individuo insomne y la extendida del mundo de la noche, incurre hasta en lo fant√°stico (el beb√© c√≠clope), pero sin ostentaci√≥n, constituyendo una muestra de lo que yo llamar√≠a un realismo m√°gico (o real maravilloso) con sordina. Hasta el intertextualismo (levemente pedante) del que hace uso y abuso resulta en √ļltima instancia funcional, pues pone en relieve el car√°cter discretamente mani√°tico de la protagonista, por otro lado harto memorable."

Publicación

Los jurados decidieron que las Menciones de Honor del Premio de Novela Breve 'La Linares' 2015, se publicar√°n en los pr√≥ximos meses como parte de la Campa√Īa Nacional de Lectura 'Eugenio Espejo', eso significa que Abierta sigue la noche saldr√° con un tiraje que da v√©rtigo: 40.000 ejemplares a nivel nacional.

Lo que dice la prensa

(El Telégrafo)


miércoles, noviembre 11, 2015

El color de la granada




¡Madre m√≠a, qu√© locura! Todav√≠a lo estoy asimilando. Ayer fue la novela, hoy la poes√≠a. Amigos queridos, hace poco me informaron desde Espa√Īa que gan√© el XXVIII Premio Intenacional Loewe de Poes√≠a - Creaci√≥n Joven, con mi poemario el 'Color de la Granda' (dedicado al poeta armenio del siglo XVIII: Sayat Nova), uno de los reconocimientos m√°s prestigiosos en lengua espa√Īola.

Es muy chistoso porque el jurado, tras el fallo, trató de comunicarse conmigo por teléfono, pero como ya saben, esta poeta no tiene teléfono. Y bueno, terminé llamando yo desde una cabina. Al escuchar la nómina del jurado fue un gran incentivo, así como su lecturas y apreciaciones respecto a mi obra, sobre todo luego de enterarme que fueron 801 manuscritos procedentes de 29 países!!!

En la categor√≠a internacional result√≥ ganador el poeta cubano V√≠ctor Rodr√≠guez N√ļ√Īez (1955), y en la categor√≠a Creaci√≥n Joven, esta servidora. Es la primera vez que Ecuador gana este Premio. Y bueno, en esta ocasi√≥n hay met√°lico, porque s√≠ se√Īores, a un poeta no le caen mal unas cuantas monedas para no tener que preocuparse de la fuckin' plata —al menos por un rato— y poderse centrar en cosas realmente vitales. Lo m√°s bello: mi libro aparecer√° publicado en los pr√≥ximos meses bajo el sello de la Editorial Visor.

En marzo viajar√© a Espa√Īa a recibir el Premio.

Estas son algunas impresiones del jurado:

Antonio Colinas, en nombre del jurado, se sorprendi√≥ de la sobriedad de los poemas de la autora en un continente que suele tender po√©ticamente hacia textos torrenciales. Destac√≥ la madurez de una autora de 30 a√Īos, que se ha enfrentado de una manera brillante al binomio muerte-vida, de larga tradici√≥n, y ha forjado poemas de gran sabidur√≠a con un estilo sentencioso, impropio de su edad.

"es un libro de una gran madurez y concisi√≥n, que decanta temas eternos, pero con una gran frescura expresiva y originalidad para la edad de la autora”

"'El color de la granada' es un libro que emplea con gran habilidad la simbolog√≠a. Sus textos son breves y rotundos: 'preparado estoy para el camino a solas / har√© de mi laud bast√≥n / pues la m√ļsica jam√°s se equivoca"

«El color de la Granada», es un libro «lleno de simbolismo, como las 365 semillas que posee una granada».

«El s√≠mbolo es capital en este libro, como lo es la infancia, la juventud, el fuego o el silencio. Habla del misterio de la vida, pero tiene dos caracter√≠sticas, madurez y concisi√≥n. Es un libro que posee tambi√©n un sustrato de sabidur√≠a».

S√© que no es usual dos reconocimientos importantes en dos d√≠as seguidos, pero cr√©anme que no, no es suerte, se√Īores, se llama vocaci√≥n, pasi√≥n, obsesi√≥n, entrega, much√≠sima lectura, autocr√≠tica, trabajo, mucho trabajo, rigor, libertad de creaci√≥n, curiosidad, resistencia, convicci√≥n y lucha. Lucha sobre todo contra mis propios demonios. La escritura es mi herramienta para no flaquear en la tarea de conocerme, de conocer el mundo, de traducirlo a trav√©s de mis ojos. De aportar algo. Quiz√° Luz.

De trastocar.

martes, noviembre 10, 2015

Abierta sigue la noche



Amigos, acabo de recibir una llamada anunci√°ndome que gan√© una Menci√≥n de Honor en el Premio Nacional de Novela Breve 'La Linares' 2015, por mi novela in√©dita 'Abierta sigue la noche'. Como saben, este a√Īo renunci√© a muchas cosas por este sue√Īo que fue escribir esta historia que —ahora lo confieso— ni siquiera s√© si es una novela, al menos no en estricto rigor. Nunca me import√≥, pues es ante todo un experimento libre, totalmente fragmentario, y en el que me di el lujo de no regirme a ninguna regla m√°s que a lo que mi mente y las circustancias me dictaban. Sepan ustedes que este libro lo escrib√≠ en el mism√≠simo infierno, lo goc√© y lo padec√≠ hasta los huesos, me puso a prueba en muchos sentidos, incluso desde los mecanismos (a mitad del camino se da√Ī√≥ mi m√°quina y tuve que escribir buena parte a mano y con una salud que no me daba tregua) pero sobre todo fue un proceso en el que conoc√≠ rincones de mi mente que no sab√≠a que exist√≠an. Y, desde luego, much√≠simo rigor, disciplina y obsesi√≥n.

Por otro lado, estoy muy contenta porque el primer lugar se lo lleva mi querida amiga, a quien respeto mucho, la escritora y editora de Doblerostro, Sandra Araya, y hago un sal√ļ por ella en la distancia. A ella le sigue esta poeta que por primera vez se lanza al ring de la ficci√≥n, con la desfachatez de quien nunca hab√≠a ni siquiera coqueteado con el g√©nero. Y hay dos menciones m√°s que confirman la buena compa√Ī√≠a de esta tropa: Ernesto Carri√≥n y Fernando Tinajero. As√≠ que bueno, hoy, a las 18:00, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana se har√° el anuncio oficial del veredicto.

Estoy viviendo d√≠as de profunda transformaci√≥n, hace poco tom√© un par de decisiones radicales, nada f√°ciles, que cambian por completo panoramas que me hab√≠a trazado con amor y convicci√≥n. Pero siento que estoy haciendo lo correcto, y, como todo cambio, no me resulta f√°cil, as√≠ que este gui√Īo en el camino, no es nada m√°s que una palmadita que alienta a seguir y a saber que en mis letras hay un animal vivo, que respira y se mueve, y, sobre todo, que puede llegar a trastocar, a transformar algo en la mente de quien lo lea.

¡Sal√ļ!


lunes, noviembre 09, 2015

Leonardo Sanhueza sobre la poesía de Pablo de Rokha


Pablo de Rokha



Nunca me canso de recomendar la lectura de Pablo de Rokha. Como Salinger o como Vonnegut, el inmenso huaso de Licant√©n tiene repertorio para legos, iniciados y fan√°ticos, pero su libro perpetuo y magistral, el que yo m√°s quiero, es Escritura de Raimundo Contreras (1929), al punto de que no respeto como serio a ning√ļn lector de poes√≠a que no lo haya le√≠do. Es un largo poema en prosa que renueva la forma de la cosmogon√≠a, haciendo de la vida rural, agr√≠cola, una epopeya sexual de la chilenidad en que hasta las lechugas se humedecen de pudor. Una pornograf√≠a muy previa a Tinto Brass, una sensualidad inmortal que conecta con salvaje ternura las uvas y los duraznos y las hortalizas y el sudor humano en un solo deseo: el de permanecer m√°s all√° de la muerte, quiz√°s, parapetados en la ilusi√≥n de que el amor y la tragedia se funden en la figura rokhiana del “descubrimiento de la alegr√≠a”.


***
Leonardo Sanhueza (Temuco, 1974) es un poeta, novelista y columnista chileno. Estudi√≥ geolog√≠a y lenguas cl√°sicas. Autor, entre otros, de los libros La Ley de Snell , Agua Perra y Tres b√≥vedas. Con este √ļltimo poemario gan√≥, en Espa√Īa, el XVII Premio Internacional Unicaja de Poes√≠a Rafael Alberti, en 2001. Ha sido editor y traductor del poeta latino Catulo, libro que se public√≥ bajo el nombre de Leseras (2010).


Fuente: Revista Traviesa