sábado, diciembre 19, 2015

Diarios dispersos



19 de diciembre de 2013

Empiezo el día con una imagen bizarra. Mientras venía caminando al periódico, bajo la garúa de Quito, pasó a mi lado el mismísimo Edgar Allan Poe —con su rostro inconfundible—, pero trotando en pantalones cortos. La imagen me sorprendió muchísimo. Sin embargo, venía casi atrasada por lo que no me detuve. Luego pensé que de nada habría servido parar; al fin y al cabo, el maestro murió en 1849. Apuré el paso y —como un guiño del cielo— apareció un pájaro negro y enorme a quien saludé gritando: ¡Nevermore!

Todo esto sucedió en 15 segundos, pero la magia sigue girando dentro de mí.

domingo, diciembre 13, 2015

Bibliofilias



El cancionero danés más antiguo (1550)
Biblioteca de la Universidad de Copenhague. 

sábado, noviembre 14, 2015

El Premio Loewe de Poesía viaja a Latinoamérica


Café de la Paix, París, 2012
foto: Mark Alvarez

El Premio Loewe de Poesía marcha por segunda vez consecutiva a Latinoamérica por partida doble. Y esta vez con un añadido: los dos poetas distinguidos son también periodistas, traductores y promotores de la poesía de sus respectivos países. Son el cubano Víctor Rodríguez Núñez (La Habana, 1955), ganador del Loewe internacional por su poemario despegue, y la ecuatoriana Carla Badillo Coronado (Quito, 1985), que logra el galardón de Creación Joven por El color de la granada.

despegue “es un libro de veta cubana, osado, auténtico, con serenidad en el conflicto, que une el irracionalismo y la inmediatez social”, consideró el jurado de esta 28ª edición. Luis Antonio de Villena, uno de sus componentes, opina que el poemario se sustenta en dos partes: “La literaria con un barroquismo comunicativo y el lado reivindicativo sobre la realidad de Cuba, del mundo que debe cambiar”.

“este país se nos fue de los pies / y tomó otro camino / con su densa rutina / que ni una rumba puede alebrestar”. Eso escribe Rodríguez Núñez, quien vive en Ohio (EE UU) desde hace veinte años. Desde allí dice, por teléfono: “Entre los maizales y los bosques de Ohio la naturaleza dejó de ser transparente para mí, como lo era en Cuba, y hoy casi está en el centro de mi trabajo, como se puede notar en despegue y otros libros que se han publicado antes en España”. Entre ellos figuran reversos (Visor), desde un granero rojo (Hiperión) y deshielos (Valparaíso).

Joven poesía

De El color de la granada, el jurado destaca que “es un libro de una gran madurez y concisión, que decanta temas eternos, pero con una gran frescura expresiva y originalidad para la edad de la autora”. Lo que la poeta busca es “despertar sentidos”. Carla Badillo Coronado ha publicado los poemarios Partituras Incompletas (apuntes de música y otras obsesiones) —Premio Nacional de Poesía César Dávila Andrade 2011— y Belongings / Pertenencias (2011). Su trabajo periodístico lo ha desempeña actualmente en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Ha colaborado con revistas y antologías de Ecuador, Estados Unidos, España e Italia, y ha sido traducida a varios idiomas. Ahora revisa la traducción del libro Selected Poems de la poeta norteamericana Mary Ruefle.

La poeta ecuatoriana también escribe prosa: "Mi profesión de periodista me ha llevado a buscar, también en este campo, algo más de lo que la mayoría de colegas normalmente buscan. Para mí no basta con escribir bien una historia o estructurarla de manera correcta en términos informativos. También aquí quiero volar los sesos de mis lectores, que se queden pensando, descubrirles cosas y que ellos sigan buscando sus propias respuestas por su cuenta. Creo que es un género al que se puede sacar mucho provecho".

El tiempo, la memoria, los colores, la supremacía de lo sencillo, el silencio, el origen de las lenguas y la música son algunos de sus asuntos. Y el amor, misterioso y turbador, según Colinas, sobre el cual escribe: “Miserables los que clavaron una roca en su pecho / para no correr el riesgo de enamorarse como yo”.

Los datos

A esta 28ª edición del premio se presentaron 801 poetas de 29 países. Un 27% procede de Hispanoamérica, con México, Argentina, EE UU, Chile y Colombia, por este orden, como países con mayor índice de participación. El resto procedía de España. Un 16% son menores de 30 años. El premio está dotado con 20.000 euros en la primera categoría y con 7.000 en la de Creación Joven. Los dos títulos se presentarán en marzo de 2016, bajo el sello de la editorial Visor.

Enrique Loewe (i) y su hija Sheila Loewe (4d), junto a los miembros del jurado que ha fallado este miércoles los ganadores del XXVIII premio Loewe de Poesía, presidido por el director del Instituto Cervantes, Victor García de la Concha (2i), y formado por algunos de los poetas vivos más importantes: Jesús García Sánchez (3i), Jaime Siles (4i), Antonio Colinas (c), Luis Antonio de Villena (3d), Soledad Puertolas (2d) y Oscar Hahn (d). En la foto falta Cristina Peri Rossi. / Emilio Naranjo (EFE)

Fuente: Diario EL PAÍS
Para leer la nota completa pisar firme aquí

jueves, noviembre 12, 2015

Veredicto del Premio Nacional de Novela Breve 'La Linares' 2015




El jurado que me otorgó la Mención de Honor por mi novela breve Abierta sigue la noche estuvo conformado por los escritores Cecilia Velasco (Quito, 1965), Raúl Pérez Torres (Quito, 1941) e Iván Égüez (Quito, 1944), y por los académicos Víctor Ivanovici (Rumanía, 1947), Iván Ulchur (Colombia, 1950) y Fernando Balseca (Guayaquil, 1959).





Su apreciación fue la siguiente:


'Abierta sigue la noche' de Carla Badillo Coronado

Realmente breve, densa y 'agarradora', pese a la falta de eventos espectaculares. Centrada sobre la psicología del individuo insomne y la extendida del mundo de la noche, incurre hasta en lo fantástico (el bebé cíclope), pero sin ostentación, constituyendo una muestra de lo que yo llamaría un realismo mágico (o real maravilloso) con sordina. Hasta el intertextualismo (levemente pedante) del que hace uso y abuso resulta en última instancia funcional, pues pone en relieve el carácter discretamente maniático de la protagonista, por otro lado harto memorable."

Publicación

Los jurados decidieron que las Menciones de Honor del Premio de Novela Breve 'La Linares' 2015, se publicarán en los próximos meses como parte de la Campaña Nacional de Lectura 'Eugenio Espejo', eso significa que Abierta sigue la noche saldrá con un tiraje que da vértigo: 40.000 ejemplares a nivel nacional.

Lo que dice la prensa

(El Telégrafo)


miércoles, noviembre 11, 2015

El color de la granada




¡Madre mía, qué locura! Todavía lo estoy asimilando. Ayer fue la novela, hoy la poesía. Amigos queridos, hace poco me informaron desde España que gané el XXVIII Premio Intenacional Loewe de Poesía - Creación Joven, con mi poemario el 'Color de la Granda' (dedicado al poeta armenio del siglo XVIII: Sayat Nova), uno de los reconocimientos más prestigiosos en lengua española.

Es muy chistoso porque el jurado, tras el fallo, trató de comunicarse conmigo por teléfono, pero como ya saben, esta poeta no tiene teléfono. Y bueno, terminé llamando yo desde una cabina. Al escuchar la nómina del jurado fue un gran incentivo, así como su lecturas y apreciaciones respecto a mi obra, sobre todo luego de enterarme que fueron 801 manuscritos procedentes de 29 países!!!

En la categoría internacional resultó ganador el poeta cubano Víctor Rodríguez Núñez (1955), y en la categoría Creación Joven, esta servidora. Es la primera vez que Ecuador gana este Premio. Y bueno, en esta ocasión hay metálico, porque sí señores, a un poeta no le caen mal unas cuantas monedas para no tener que preocuparse de la fuckin' plata —al menos por un rato— y poderse centrar en cosas realmente vitales. Lo más bello: mi libro aparecerá publicado en los próximos meses bajo el sello de la Editorial Visor.

En marzo viajaré a España a recibir el Premio.

Estas son algunas impresiones del jurado:

Antonio Colinas, en nombre del jurado, se sorprendió de la sobriedad de los poemas de la autora en un continente que suele tender poéticamente hacia textos torrenciales. Destacó la madurez de una autora de 30 años, que se ha enfrentado de una manera brillante al binomio muerte-vida, de larga tradición, y ha forjado poemas de gran sabiduría con un estilo sentencioso, impropio de su edad.

"es un libro de una gran madurez y concisión, que decanta temas eternos, pero con una gran frescura expresiva y originalidad para la edad de la autora”

"'El color de la granada' es un libro que emplea con gran habilidad la simbología. Sus textos son breves y rotundos: 'preparado estoy para el camino a solas / haré de mi laud bastón / pues la música jamás se equivoca"

«El color de la Granada», es un libro «lleno de simbolismo, como las 365 semillas que posee una granada».

«El símbolo es capital en este libro, como lo es la infancia, la juventud, el fuego o el silencio. Habla del misterio de la vida, pero tiene dos características, madurez y concisión. Es un libro que posee también un sustrato de sabiduría».

Sé que no es usual dos reconocimientos importantes en dos días seguidos, pero créanme que no, no es suerte, señores, se llama vocación, pasión, obsesión, entrega, muchísima lectura, autocrítica, trabajo, mucho trabajo, rigor, libertad de creación, curiosidad, resistencia, convicción y lucha. Lucha sobre todo contra mis propios demonios. La escritura es mi herramienta para no flaquear en la tarea de conocerme, de conocer el mundo, de traducirlo a través de mis ojos. De aportar algo. Quizá Luz.

De trastocar.

martes, noviembre 10, 2015

Abierta sigue la noche



Amigos, acabo de recibir una llamada anunciándome que gané una Mención de Honor en el Premio Nacional de Novela Breve 'La Linares' 2015, por mi novela inédita 'Abierta sigue la noche'. Como saben, este año renuncié a muchas cosas por este sueño que fue escribir esta historia que —ahora lo confieso— ni siquiera sé si es una novela, al menos no en estricto rigor. Nunca me importó, pues es ante todo un experimento libre, totalmente fragmentario, y en el que me di el lujo de no regirme a ninguna regla más que a lo que mi mente y las circustancias me dictaban. Sepan ustedes que este libro lo escribí en el mismísimo infierno, lo gocé y lo padecí hasta los huesos, me puso a prueba en muchos sentidos, incluso desde los mecanismos (a mitad del camino se dañó mi máquina y tuve que escribir buena parte a mano y con una salud que no me daba tregua) pero sobre todo fue un proceso en el que conocí rincones de mi mente que no sabía que existían. Y, desde luego, muchísimo rigor, disciplina y obsesión.

Por otro lado, estoy muy contenta porque el primer lugar se lo lleva mi querida amiga, a quien respeto mucho, la escritora y editora de Doblerostro, Sandra Araya, y hago un salú por ella en la distancia. A ella le sigue esta poeta que por primera vez se lanza al ring de la ficción, con la desfachatez de quien nunca había ni siquiera coqueteado con el género. Y hay dos menciones más que confirman la buena compañía de esta tropa: Ernesto Carrión y Fernando Tinajero. Así que bueno, hoy, a las 18:00, en la Casa de la Cultura Ecuatoriana se hará el anuncio oficial del veredicto.

Estoy viviendo días de profunda transformación, hace poco tomé un par de decisiones radicales, nada fáciles, que cambian por completo panoramas que me había trazado con amor y convicción. Pero siento que estoy haciendo lo correcto, y, como todo cambio, no me resulta fácil, así que este guiño en el camino, no es nada más que una palmadita que alienta a seguir y a saber que en mis letras hay un animal vivo, que respira y se mueve, y, sobre todo, que puede llegar a trastocar, a transformar algo en la mente de quien lo lea.

¡Salú!


lunes, noviembre 09, 2015

Leonardo Sanhueza sobre la poesía de Pablo de Rokha


Pablo de Rokha



Nunca me canso de recomendar la lectura de Pablo de Rokha. Como Salinger o como Vonnegut, el inmenso huaso de Licantén tiene repertorio para legos, iniciados y fanáticos, pero su libro perpetuo y magistral, el que yo más quiero, es Escritura de Raimundo Contreras (1929), al punto de que no respeto como serio a ningún lector de poesía que no lo haya leído. Es un largo poema en prosa que renueva la forma de la cosmogonía, haciendo de la vida rural, agrícola, una epopeya sexual de la chilenidad en que hasta las lechugas se humedecen de pudor. Una pornografía muy previa a Tinto Brass, una sensualidad inmortal que conecta con salvaje ternura las uvas y los duraznos y las hortalizas y el sudor humano en un solo deseo: el de permanecer más allá de la muerte, quizás, parapetados en la ilusión de que el amor y la tragedia se funden en la figura rokhiana del “descubrimiento de la alegría”.


***
Leonardo Sanhueza (Temuco, 1974) es un poeta, novelista y columnista chileno. Estudió geología y lenguas clásicas. Autor, entre otros, de los libros La Ley de Snell , Agua Perra y Tres bóvedas. Con este último poemario ganó, en España, el XVII Premio Internacional Unicaja de Poesía Rafael Alberti, en 2001. Ha sido editor y traductor del poeta latino Catulo, libro que se publicó bajo el nombre de Leseras (2010).


Fuente: Revista Traviesa

domingo, noviembre 08, 2015

Luca Prodan - Lament




It's strange the way that past seems always fine
while the present wears me down and time and time
and time lies heavy over me as it does over you
and the distance and what you said I know it wasn't true.

Every hour every minute is like a hundred years
and the pain I feel is measured not in inches but in tears,
so woman, friend or foe,
just hold me close and please don't let me go.

Well, my life now is ok in the morning in the day
but the night is long the night is sad
and that’s when I have dreams I know you never had,
I know that I was wrong, I know that I was bad
so baby, baby, baby, baby, baby, baby, baby,
won't you come this way?

I'm walking down the street,
I see the people that meet each other
they kiss and talk and talk and kiss and talk
but I feel so alone.

And the world is made of stone
and everybody’s freezing to the bones
even known it might be warm,
even known it isn't cold.

It's strange the way that past seems always fine
while the present wears me down and time and time
and time lies heavy over me as it does over you
and the distance and what you said I know it wasn't true.



sábado, noviembre 07, 2015

Ada Salas - Notas acerca de la escritura poética




Vacío, silencio, soledad. Nada. Ausencia.

De algún modo el poema subyace, informe. La labor del poeta es hundirse en la cueva primigenia y alumbrar. Recorrer luego el estrecho pasadizo y rescatar a la idea de su sueño.

Se trata de ser lúcido en la ceguera. Internarse en la selva hasta perderse, esperar a que caiga la noche cerrada y, perdida toda noción de realidad, toda referencia espacial o temporal, abrir los ojos en la negrura, como el búho, y esperar. Y ver.


(Alguien aquí. Notas acerca de la escritura poética. Ed. Hiperión, 2007)

viernes, noviembre 06, 2015

Jack Delano


Chicago Union Station, 1943

Freight train operations on the Chicago and Northrwestern Railroad
1934

Prisioners dancing


***
Jack Delano (Ucrania, 1914 - Puerto Rico, 1997) fue un fotógrafo, cineasta y compositor de música clásica americano, que promovió la División de Educación de la Comunidad en Puerto Rico, cuya función era crear materiales para educar a la gente de los barrios, pueblos y comunidades aisladas. Destacan también sus fotografías de trazos de luz en prisiones y estaciones de ferrocarril.




He llegado finalmente a creer que lo que él [Casals] dijo sobre la música y las películas es verdad en todas las formas de arte. Lo que son las reglas básicas de composición: orden, balance, contraste, tensión, clímax y resolución, se pueden aplicar igualmente a cada forma de arte, ya sea un poema, una película, una pintura, una fotografía, un juego, una escultura, una sinfonía o de una catedral. ¿Qué  es el Taj Mahal sino una sinfonía en mármol?