jueves, julio 31, 2008

Annemarie Schwarzenbach

(Suiza, 1908-1942)
.
Tengo el honor de presentarles a otra de mis mujeres: Annemarie Schwarzenbach, viajera incansable, andrógina, lesbiana y rebelde. Su extraña y desgarradora belleza hizo que Thomas Mann la bautizara para siempre como "el ángel devastado", aunque su fuerza también demostró ser devastadora. Doctora en filosofía, arqueóloga, periodista, fotógrafa y novelista, Annemarie registró en sus crónicas y en sus obras de ficción las costumbres, la historia y los paisajes de los países que recorrió (Persia, Afganistán, el Congo Belga, Rusia, los Estados Unidos), así como el espíritu de sus habitantes.
.
Como saben es vísperas de mi viaje y el tiempo me queda cortísimo. Apenas hoy estuve revisando las horas exactas de mi vuelo a Los Ángeles (1o horas desde kitu hasta L.A.)., y ajustando otros asuntos. El punto es que si el tiempo me lo permitiese yo misma escribiría sobre esta mujer-mujer. Por ahora no tengo tiempo, pero me encantaría dejarles con la ventana abierta a su vida y su obra.*

"La belleza andrógina del rostro de Annemarie, su inteligencia, enriquecida por una vasta cultura, seducían por igual a hombres y mujeres. El dinero de su poderosa familia le facilitó el conocimiento de los territorios más remotos. En esas comarcas, intentaba hallar el pasaje a "otro mundo", huía de la civilización occidental, de lo que se dio en llamar "la enfermedad de Europa". Impulsada por su sed de absoluto, Schwarzenbach convirtió su "huida" a otros continentes en una experiencia casi mística, que terminó por destruirla.

Hizo un viaje a París hacia fines de 1928 y frecuentó el ambiente bohemio, pero también trabajó. Volvió de esa estadía con tres textos: Nouvelle Parisiense I, II y París III. Sus primeros viajes y los hermanos Mann En 1930 se produjo un encuentro decisivo en la vida de la muchacha. Conoció a Erika y Klaus Mann, los hijos de Thomas Mann, el autor de La montaña mágica. Los hermanos eran los niños terribles del mundo intelectual alemán. Tenían ideas revolucionarias y se burlaban de las convenciones. Les interesaba el teatro y ponían en escena obras provocadoras. Annemarie se enamoró de Erika, pero ésta sólo sentía amistad por ella y siempre se comportó respecto de la "princesa Miro" -así la habían apodado los Mann- como una hermana mayor.

Después de que Annemarie terminó su doctorado en historia, en 1931, se publicó su primera novela, Los amigos de Bernhardt, donde retrata la atmósfera de desesperanza y disipación en la que vivía su generación. Bernhardt, el protagonista, es un joven de buena familia que quiere ser pianista y entra en contacto con un ambiente alejado de los ideales burgueses. Entre sus nuevos amigos, la angustia y la falta de valores se resuelve en una ronda amorosa en la que todas las combinaciones son posibles por la indeterminación sexual de quienes participan en ella. El carácter autobiográfico del relato era evidente. Para escapar de su familia, Annemarie logró que el profesor Carl Burckhardt le propusiera ayudarlo a preparar un libro biográfico, lo que la obligó a trasladarse a Berlín. A comienzos de los años 30, la capital de Alemania tenía la vida nocturna quizá más intensa de Europa. Ese ambiente tuvo un efecto perturbador en la joven. Al principio frecuentó diariamente los clubes y bares de lesbianas donde su belleza andrógina tuvo un éxito imaginable. Por primera vez, sintió que había perdido el control de su vida. Sin ninguna obligación, librada a sí misma, se enajenaba bebiendo o haciendo el amor de un modo promiscuo. Pasada la primera euforia, tuvo una "crisis de nervios" y estuvo a punto de suicidarse. Annemarie encontraba en la escritura la única manera de combatir la angustia y la sensación de traicionar a su familia que la acosaba cuando quería ejercer su libertad. Al escribir, el dolor no cesaba, pero encontraba un cauce y le impedía entregarse a actos de los cuales después se arrepentía. Ese sería el molde de conducta de toda su vida. Tenía que poner por escrito sus experiencias, porque era la única manera de escapar del vacío, pero esa tarea en la que debía hurgar en sus sentimientos más profundos para compartirlos con los otros la desgarraba y, al cabo de un tiempo, aumentaba su angustia, lo que la llevaba, en un círculo sin fin, a escribir incesantemente, como alucinada. En Berlín, Annemarie terminó Nouvelle lírica, donde cuenta el amor desdichado de un joven con una cantante de cabaret. El libro apareció en abril de 1933, en el momento en que el ascenso de Hitler al poder era inevitable. La obra pasó casi inadvertida. Nadie estaba interesado en un tema tan alejado de la realidad política. Con todo, Anne no se sintió desanimada. Huyendo del horror

Después de un viaje a Escandinavia para hacer reportajes destinados a la agencia Akademia, la joven suiza conoció a Mopsa Sternheim, una mujer que conseguía drogas como si se tratara de azúcar. En noviembre de 1932, Annemarie comenzó a consumir morfina y pronto se convirtió en adicta. Buscaba en los "paraísos artificiales" una manera de paliar la angustia que la devoraba. Por supuesto, sólo lograba agravar el desamparo que la torturaba. En esos meses, Erika y Klaus, acérrimos militantes antinazis, debieron huir de Alemania porque estaban a punto de ser detenidos. Erika se refugió en Suiza y Klaus se fue a París. El no volvería a pisar su patria sino doce años después. Por entonces, Annemarie comenzó su novela Huida hacia arriba. El protagonista Francis von Ruthern se siente inepto para enfrentar el caos, las traiciones y las mezquindades de la historia, por eso decide irse a vivir a las montañas, el mundo que ama, donde piensa ser útil a los demás y satisfacer su deseo de serenidad. Como una señal del destino, cuando regresa a las cimas, salva a un niño de morir en la nieve. Al igual que el protagonista de su novela, Annemarie no se sentía con fuerzas para luchar contra el mundo "de abajo", es decir contra el nazismo y, sin embargo, tampoco podía desentenderse de lo que pasaba. Tironeada por esos dos sentimientos, le propuso a Klaus que dirigiera una revista de oposición a Hitler. Así nació Die Sammlung, que duraría dos años y se editaría en Amsterdam. Annemarie fue quien proveyó secretamente los fondos para esa empresa. Entre los colaboradores del mensuario estaban André Gide, Aldous Huxley, Heinrich Mann, Bertolt Brecht, Joseph Roth, Ernest Hemingway, Albert Einstein y Jean Cocteau.
.
El viaje a Persia
A mediados de 1933, Annemarie empezó a preparar un viaje a Persia que había postergado. El 12 de octubre subió al Orient-Express. Regresaría siete meses más tarde, después de haber cumplido un itinerario que la llevó hasta Persia. La extrañeza de los paisajes, de las costumbres, la sumieron en la melancolía y en una sensación de irrealidad. Los desiertos a la luz de la luna se le antojaban imágenes de pesadilla. Durante ese recorrido bebió, se drogó, se enfermó, dudó de sus conocimientos de arqueología y extrañó Europa. Para olvidarse de sí misma, por las noches se internaba en los barrios más tenebrosos de las ciudades, frecuentaba prostitutas y se despertaba atontada por el haschich. Como resultado de ese viaje, escribió Invierno en Medio Oriente, su libro más objetivo, donde evitó volcar su intimidad. Cuando volvió a Europa, se enteró de que el Tercer Reich le negaba la condición de residente. Convertida en una abierta opositora a los nazis, Annemarie acompañó a Klaus Mann al Primer Congreso de Escritores Soviéticos, en Moscú. Al principio se entusiasmó con lo que vio, pero pronto le chocaron la sumisión al Partido y el militarismo. Además, no estaba de acuerdo con el realismo socialista que cercenaba el costado "metafísico" de la literatura. Pasiones arábicas En septiembre de 1934, Annemarie volvió a Persia. Fue a trabajar en una cantera arqueológica. Llevaba una vida ordenada, que la alegraba, pero por la noche la soledad de su cuarto y los ruidos desconocidos la aterrorizaban...."
.
Para leer la nota completa que incluyen sus viajes y amores, pisa firme aquí
.
La biografía de Annemarie fue tomada de viajeros.com

Alma de loca - Adriana Varela

Si hay una voz en el tango que me encienda es la de la argentina Adriana Varela, una de mis voces femeninas predilectas. Me gusta mucho el estilo que tiene, el corte de su respiración en cada frase. Canciones como Balada para un loco, Cabaret o su interpretación de Con la frente marchita me encantan. Pero si hay un tango que yo cante con pasión, con bravura, es Alma de loca. Esa canción calienta mi voz... y un bandoneón nunca cae mal a la madrugada.
.
Alma de Loca

Milonguera, bullanguera, que la vas de alma de loca,
la que con tu risa alegre, vibrar hace el cabaret,
la que lleva la alegría en los ojos y en la boca,
la que siempre fue la reina de la farra y el placer.
Todo el mundo te conoce de alocada y jaranera,
todo el mundo dudaría lo que yo puedo jurar:
que te he visto la otra noche parada en una vidriera
contemplando a una muñeca con deseos de llorar.

Te pregunté qué tenías y me respondiste: nada...
adivinando al verte tan turbada
que era tu intento ocultarme la verdad.
La sonrisa que tus labios dibujaban quedó helada
y una imprevista lágrima traidora
como una perla de tus ojos fue a rodar.
Quién diria, milonguera, vos que siempre te reíste,
vos que siempre te burlaste de las penas y el amor,
ibas a mostrar la hilacha poniéndote seria y triste
ante una humilde muñeca modestita, y sin valor.

No te aflijas, milonguita, yo te guardare el secreto
por mí nunca sabrá nadie que has dejado de reír,
mas no vuelvas a mirar a la pobre muñequita
que te recuerda los días que ya no podras vivir.
Ríe siempre, milonguera, bullanguera, casquivana
para qué quieres amargar tu vida
pensando en esas cosas que no pueden ser.
Corre un velo a tu pasado, sé milonga, sé mundana,
para que así los hombres no descubran tus amarguras,
tus ternuras de mujer.

miércoles, julio 30, 2008

En el camino- Jack Kerouac

Nada más dejar Tucson vimos a otro autostopista en la oscura carretera. Era un okie de Bakersfield, California, que nos contó su vida.
—¡La hostia! Me marché de Bakersfield en un coche que me recogió en la agencia de viajes y olvidé la guitarra en el portaequipajes de otro y no los he vuelto a ver: ni a ellos ni a mi guitarra, ni a mi ropa de vaquero. Soy músico, iba a Arizona para tocar con los Sagebrush Boys de Johnny Mackaw. Bueno, pues ahora aquí estoy. En Arizona, sí, pero sin una lata y sin la puta guitarra. Llevadme hasta Bakersfield y conseguiré dinero de mi hermano. ¿Cuánto queréis? —necesitábamos gasolina para llegar desde Bakersfield a Frisco, unos tres dólares. Ahora íbamos cinco personas en el coche—. Buenas noches, señora —dijo el okie llevándose la mano al sombrero al dirigirse a Marylou, y nos pusimos en marcha de nuevo.
Durante la noche vimos allá abajo las luces de Palm Springs desde una carretera de montaña. Al amanecer, siempre entre montañas cubiertas de nieve, avanzamos hacia el pueblo de Mojave que era la entrada hacia el gran paso de Techachapi. El okie se despertó y contó cosas divertidas; el simpático Alfred sonreía. Nos dijo que conocía a un tipo que perdonó a su mujer que le hubiera disparado y que consiguió que saliera de la cárcel, sólo para que le pegara otro tiro. Pasábamos por la cárcel de la mujer cuando nos contó eso. Arriba, delante de nosotros, veíamos el paso de Techachapi. Dean cogió el volante y nos llevó hasta la cima del mundo. Pasamos junto a una escondida fábrica de cemento del desfiladero. Después empezamos a bajar. Dean paró el motor, metió el embrague, tomó fácilmente dificilísimas curvas, adelantó coches e hizo todo lo que señalan los libros sin usar el acelerador. Yo me agarraba con fuerza al asiento. A veces la carretera subía un trecho; Dean seguía pasando coches silencioso, gracias al impulso. Conocía todos los trucos y ritmos de un paso de montaña de primera categoría. Cuando llegaba una curva en forma de U hacia la izquierda que rodeaba un muro de roca y bordeaba un abismo sin fondo, se inclinaba hacia la derecha; y cuando la curva era hacia la derecha, ahora con un precipicio a la izquierda, se inclinaba hacia la derecha, obligándonos a Marylou y a mí a hacer otro tanto mientras él se agarraba con fuerza al volante. De este modo bajamos casi volando hasta el valle de San Joaquín que se extendía unos mil quinientos metros más abajo. Era virtualmente la parte más baja de California, verde y maravillosa desde nuestra plataforma aérea. Hicimos cincuenta kilómetros sin gastar ni una gota de gasolina.
De pronto, todos estábamos excitados. Dean quería contarnos todo lo que sabía de Bakersfield en cuanto llegamos a las afueras de la ciudad. Nos enseñó las pensiones donde había dormido, los hoteles ferroviarios, los billares, los restaurantes baratos, los recodos a los que había saltado desde la locomotora a coger uvas, los restaurantes chinos donde había comido, los bancos del parque en los que había conocido a chicas, y otros lugares donde no había hecho más que sentarse a esperar. La California de Dean... salvaje, sudorosa, importante, el país donde se unen como los pájaros los solitarios, los excéntricos, los exiliados, el país donde en cierto modo todo el mundo tiene aspecto de guapo artista de cine decadente y hundido.
—¡Tío!, he pasado muchísimas horas sentado en esa misma silla delante de aquel drugstore. —Lo recordaba todo: cada partida de cartas, cada mujer, cada noche triste. Y de repente pasamos por el sitio del ferrocarril donde Terry y yo nos habíamos sentado bajo la luna, bebiendo vino, junto a los agujeros de los vagabundos, en octubre de 1947, y traté de contárselo. Pero estaba demasiado excitado—. Aquí es donde Dunkel y yo pasamos toda la noche bebiendo cerveza y tratando de tirarnos a una camarera guapísima de Watsonville... No, Tracy, sí, Tracy... se llamaba Esmeralda... ¡oh tío! una cosa así...
Entretanto Marylou planeaba lo que iba a hacer cuando llegara a San Francisco. Alfred dijo que su tía le daría un montón de dinero en Tulare. El okie nos dirigió hacia las afueras de la ciudad en busca de su hermano.
A mediodía llegamos ante una casita cubierta de rosas y el okie entró y habló con unas mujeres. Esperamos un cuarto de hora.
—Empiezo a pensar que ese tipo no tiene más dinero que yo —dijo Dean—. Nos va a dejar aquí tirados. Seguro que nadie de su familia le dará dinero después de su loca fuga. —El okie salió cabizbajo y nos llevó hacia el centro.
—¡Hostias! Tengo que encontrar a mi hermano.
Hizo indagaciones. Probablemente se sentía nuestro prisionero. Por fin fuimos a una gran panadería, y el okie salió con su hermano, que llevaba un mono y aparentemente trabajaba allí. Habló con él unos momentos. Nosotros esperábamos en el coche. El okie contaba a todos sus parientes sus aventuras y la pérdida de la guitarra. Pero consiguió dinero y nos lo dio. Estábamos en condiciones de llegar a Frisco.
Le dimos las gracias y nos abrimos.
.

Jack Kerouac, En el Camino, Club Bruguera, España, 1980.

Provocación

Pocos me han regalado emociones tan intensas como tú. A pocos he querido oler con tanta fiereza y ternura a la vez. No te restaría años. Tampoco me los aumentaría. Sólo pediría cortar la distancia entre la gran avenida que nos separa. Estoy casi desnuda. Llevo la negrura de la noche y a Frida sobre mi pecho. Tu aroma me seduce. Pierdo la conciencia. Soy sudor. El tuyo desde lejos acompaña mi cuerpo.

martes, julio 29, 2008

¿Quién dijo miedo?

Desde luego, no todo es paz y tranquilidad al suroeste de EE.UU. Aquí algunas noticias de los lugares a los que iré: olas de calor, sismos, huracanes y sheriffs racistas.....
.
Remanentes de Dolly causan muerte de hombre en Nuevo México
Remanentes del huracán Dolly azotaron con fuertes lluvias la región montañosa de Ruidoso, Nuevo México, y dejaron inundaciones que causaron la muerte de un hombre y diversos daños. Equipos de rescate recuperaron este lunes el cuerpo de Joseph Godienes, de 20 años de edad, reportado el domingo como desaparecido. Wolfgang Born, jefe del Departamento de Ruidoso, informó que el cuerpo del joven fue arrastrado por las aguas que se desbordaron del río que lleva el mismo nombre de la región.
.
Una ola de calor y diversas tormentas eléctricas provocan desde hace un mes más de un millar de incendios en el norte de California.
Los Angeles. Los bomberos continúan combatiendo unos 1.400 incendios en diferentes áreas del norte de California (oeste de Estados Unidos), donde el fuego ha devastado unos 1.450 kilómetros cuadrados de bosques y áreas residenciales. El capitán Alex Entenman, del Cuerpo de Bomberos en el Condado de Kern, indicó que un incendio quemó más de 800 hectáreas en el área de Piute, al este de Bakersfield y a 165 kilómetros al norte de Los Ángeles.

Un sismo de magnitud 5,4 sacudió la región de Los Angeles causando pánico
LOS ANGELES (AFP) - Un sismo de magnitud 5,4 estremeció este martes la megalópolis de Los Angeles y varias ciudades del sur de California (oeste) a plena hora laboral, causando sólo pánico, según las autoridades.
El sismo, que por ahora no registró víctimas ni daños materiales, se sintió a las 11H42 (18H42 GMT) y tuvo su epicentro en la ciudad de Chino, a 50 kilómetros al este de Los Angeles y a una profundidad de 12,3 kilómetros, indicó el Servicio de Observación Geológica de Estados Unidos (USGS). La magnitud del temblor se fijó en 5,4 después de una revisión a la baja por parte del USGS que había establecido el temblor en 5,8 poco antes del mediodía.

Denuncia el Washington Post acoso contra latinos en Arizona
WASHINGTON, 28 de julio (apro).- El influyente periódico estadunidense The Washington Post pidió hoy al gobierno federal detener las acciones racistas del sheriff, Joe Arpaio, contra latinos del condado de Maricopa, en Arizona.“Maricopa, condado al que pertenece la ciudad de Phoenix, es el hogar de más de la mitad de los 6.2 millones de habitantes del estado de Arizona y es también el dominio del sheriff Joe Arpaio, quien está determinado ha hacerle la vida miserable a los inmigrantes indocumentados”, destaca el Washington Post en su presentación del caso del sheriff racista, tema que aborda en el editorial principal de su edición de este lunes.“El problema es que el ‘sheriff Joe’, como universalmente se le conoce, no es muy abierto sobre cómo él y sus hombres identifican a los indocumentados o cómo también acosan a los inmigrantes legales”, acota el diario.El editorial del rotativo más importante de la capital estadunidense, menciona en este tenor el caso de “Manuel de Jesús Ortega Melendres (sic)”, un ciudadano mexicano que “ingresó legalmente a Estados Unidos” en el otoño del ano pasado con un visado que vence hasta el 2016 y con un permiso emitido por el Departamento de Seguridad Interior.“En septiembre del año pasado, cuando el señor Ortega tenía escasamente tres semanas en Estados Unidos, fue detenido por subalternos de Arpaio cuando viajaba en un vehículo. Pese a mostrarles los documentos –de su estancia legal--, Ortega dice que fue esposado, tratado con rudeza y encerrado en la cárcel hasta ser entregado a las autoridades migratorias, quienes lo liberaron inmediatamente”, relata el editorial.El caso de Ortega es significativo porque durante las nueve horas que estuvo preso por decisión de la oficina de Arpaio, no se le dio ninguna explicación por la razón de su arresto, no se le proporcionó el servicio de un traductor; ni agua y menos alimentos.Otro caso incluido en el editorial es el Velia Meraz y Manuel Nieto, dos ciudadanos estadunidenses, “quienes dicen que fueron bajados de su automóvil a punta de pistola, esposados y amenazados por subalternos de Arpaio, quienes tomaron por una ofensa al hecho de que este par de personas estaban escuchando música (en su auto) por una estación de radio en español”. Los inmigrantes hispanos y grupos defensores de los derechos migratorios lo describen como un Hitler o un miembro del Klu Klux Klan.

Este es el hijo de puta que, entre otras cosas, exije a los reos inmigrantes vestir uniforme de rayas y usar ropa interior de color rosa.

Nuevo México también

Ruta 66, en Alburqueque-Nuevo México

Me quedan cinco días en territorio ecuatoriano. Cinco. Tengo muchas espectativas sobre mi próximo viaje. A ratos me vienen espasmos de conciencia sobre mi amplio itinerario y mi escuálido bolsillo. Y es que quienes me conocen saben que a veces puedo emocionarme mucho y seguir lo que deseo hasta conseguirlo, sin medir consecuencias iniciales. En este caso las distancias, por ejemplo. Estoy pensando visitar lugares de difícil acceso o distantes de un punto a otro. Es cierto, me emocina imaginarme recorriendo más y más y más sitios "aprovechando" que estoy en ese país. Y claro de mi punto de partida: Phoenix (donde tendré la suerte de alojarme en casa de Flora, una amiga de la casa), termino por visualizarme en Louisana y cantando un blues de Muddy Waters o avanzando un poco más y recorrer la tierra de mi muy querido William Faulkner. Mira -le digo a Andrea- sólo son un par de cuadrados más, mientras señalo en el mapa la división por estados de USA. Ella piensa lo que la mayoría: estás loca. Es evidente que las distancias para mí se vuelven mínimas y acabo por olvidar que, por ejemplo, San Francisco es una de las ciudades más caras de la zona, pero al mismo tiempo sé que algún hotel barato he de encontrar (espero) y que de hambre no moriré. Me sirvió mucho conversar con Peter este fin de semana, un escritor norteamericano amante de Quitu (cada año visita nuestra ciudad y escribió un libro sobre su topografía laberíntica de la ciudad del medio) y profesor en la Universidad de Carolina del Norte. Vivió muchos años en Arizona y me dijo que ese estado, en particular, es muy distinto a todo el resto del país, que me va a encantar. Me dio ciertos consejos que me han servido desde ahora. Además me ayudó con ciertas instrucciones para llegar a la reserva de los hopis, una de las más antiguas y la que ha sabido mantener, quizá como pocas o ninguna, sus tradiciones y saberes ancestrales sin mezclarse con lo comercial y turístico. Además me dio las luces sobre otro estado que ya decidí visitar: Nuevo México, un estado con el que siento voy a encajar muy bien, con un paisaje impresionante, por lo que me dijo Peter, y con una arquitectura tradicional de adobe, tradiciones familiares, comunidades indígenas, etc., con movidas culturales interesantes que han atraído a lo largo de las últimas décadas a artistas, escritores, intelectuales y hippies. Y se trata de uno de los estados más pobres del país. Así que ya veré qué hago on the road, depende como se vayan dando las cosas, lo más probables es que me quede un buen tiempo en Arizona, ahora que sé más cosas sobre el lugar, así que irme a Los Ángeles (una ciudad enorme y cara), en esta ocasión ya me tiene dudando. Quizá lo dejaría para una próxima, aunque al mismo tiempo siento que las cervezas no serán lo mismo tomándolas sola que tomarlas junto (o sobre) el viejo Hank. Eso es lo único que me desviaría a L.A. por ahora., porque sino pensaría más bien ir directo a San Francisco. Pero bueno, bueno, mejor no me adelanto, los pueblos, ciudades, vivos y muertos estarán ahí. Ya veré. Ahora lo que me preocupa es mi cámara, mi querida Yashi (nikon d70s) sigue dañada. Ya van varios meses que reposa en el consultorio del Dr. Cámara. La llevé por un asunto y el tipo me la jodió en una de las acciones de la cámara. El punto es que me quedan escasos días en Quitu, y yo sin mi cámara en mano me siento como tuerta. No se diga a un viaje largo, de este tipo, sólo imaginar que no voy a retratar el desierto pintado me bajonea. ¡¡¡No!!!! ni pensarlo, mañana iré a recogerla y a ver si se puede hacer algo sino intentaré con otros técnicos. Hay tres opciones o la joden definitivamente o la arreglan en escasos días o me la llevo a arreglarla en los United. Pero y hasta mientras???... grrrrr. Prefiero no pensar en ello por esta noche, que ya me he atormentado los últimos días. Bueno, además eso ya es una especie de costumbre... en mi último viaje a Nueva York, mi filmadora se dañó justo un par de horas antes de abordar el avión, no sé como logré que me la arreglen con tanta presión. Espero que algo así suceda esta vez.
.
Relájate, Carla, no puedes perder toda la buena energía de la que te cargaste adentro de la montaña, del precioso Lulun Urku y del Casitagua, con la fuerza de la cascada escondida... Por hoy a dormir... que sea lo que tenga que ser.

lunes, julio 28, 2008

Derrama whisky sobre tu amigo muerto*

No sé si mañana estaré aquí,
pero en todos los sitios mi voz será la misma.
RAÚL NÚÑEZ

Raúl Núñez
bienvenido
aquí nadie te conoce.
Sé que tampoco te importa
y menos hoy
que te llevaré de mi mano
a recorrer los no-lugares.
Vamos a pasear, Raúl,
también en mi ciudad
hay aquello que te gusta:
putas
whisky
y perros callejeros
hambrientos de amor.
No iremos a buscar libros
porque no tengo un centavo
y contigo hoy me basta.
Pero te ofrezco poesía
de la que te encanta
escrita entre orines
de calles angostas y largas.
¿Te fijas cómo nos miran, Raúl?
no les hagas caso
te advertí que no te conocían.
Ellos jamás han comido un cannabis flan
ni han cantado baladas de ángeles náufragos
ni han visto a Mick Jagger entre el humo
ni se han emborrachado con Jesús de Nazareth
ni se han preguntado qué ha pasado con Jack Kerouac
ni conocen a la verdadera madre del hijo de Dylan Thomas
ni les da asco beber la sangre marrón
que abriga un feto de lata de Coca-Cola.
Vamos, Raúl,
vamos a despertar a los muertos
y una vez desempolvados
les contamos que sobrevivió el poema.
¿Escuchas, Raúl?
son llantos de niños recién nacidos
y sus cunas son bolas de fuego
o inmensos cubos de hielo
(ya no hay puntos medios desde
que fuiste a cabalgar la noche).
Sí, Raúl, hace cinco minutos hacía calor
y ahora la lluvia empieza a mojar
nuestros disfraces.
Conozco un viejo Café en el centro
donde podemos guarecernos.
No es como el Cavaller de Neu
en el que te recibía Uberto en el ’91.
Nadie nos tomará una foto
pero al menos estaremos protegidos
mientras bebemos whisky
y me hablas de María
y de alguna novela negra.
Y luego, Raúl,
escribiremos juntos:
EL FUTURO ES UN EPÍLOGO
en el espejo del baño.
Después huiremos.
Pero antes me pedirás
-con tu acento porteño-
que lo haga
... y a mí me temblará la mano.
¡Hacelo, Carla!
¡Hacelo de una puta vez!
y yo te abrazaré fuerte
y te diré casi llorando:
No, Raúl, lo siento
yo no puedo derramar whisky sobre ti.
.
.
*Título de la primera novela de Raúl Núñez

domingo, julio 27, 2008

Necesidad

Es domingo de madrugada y estoy ansiosa por que amanezca. He imaginado toda la noche el sendero que voy a recorrer hoy con mi gran venado. Veo el cerro. Veo las frutas sobre la manta. Veo los güairuros atravezados. Gracias mi buen Taruka, no podía salir de Kitu sin antes encender el fuego, sin compartir alimento con la sabiduría.
.
Las voces son más fuertes.

viernes, julio 25, 2008

Matasellos - Adolfo González

Hace varios días comenté que estaba feliz porque había recibido un regalo especial, una joyita: un libro. No revelé en ese momento su autor porque el tiempo era tan ajustado que el poeta no se merecía tanta ligereza de mi parte. Pero ahora lo digo: se trata de Adolfo, Adolfo González. Me llegó su "Matasellos" en un sobre verde desde Cuenca, España. Sé que Adolfo sólo envío su poemario a pocos amigos, entre ellos a esta mujer que desde acá imagina los dedos de Adolfo acariciando/ahorcando la pluma, reventando sus versos en el papel. ¿Cuántas veces se ha acostado Adolfo con sus poemas? Lo digo por la profudísima intimidad con sus versos. Estoy segura que Adolfo ha follado desaforadamente con cada una de sus imágenes mentales hasta fecundar nuevos mundos. Su musicalidad, en ocasiones, me recuerda a la de Oliverio Girondo, un poeta al que me hubiese gustado mucho conocer en persona. En Matasellos encuentro el juego de las palabras, la melancolía diseccionada, y desde luego, la musicalidad.
.
Me alegra tener su libro aquí, conmigo (aunque me falta una página que ha quedado pendiente, una especie de pacto entre los dos). Algunos poemas ya los había leído porque Adolfo me los mandaba por mail, pero ahora es distinto, ahora los huelo. Además soy testigo de lo que ha significado sacar este poemario, y lo celebro. Ayer llevé el libro a mi presentación de danza y antes de que comenzara el acto, algunos compañeros pudieron conocer sus versos en mi voz, y les gustó.

.

Por otro lado, quiero contarles que el día que me llegó el libro, yo iba en el auto de mi madre y un tipo se cruzó tan rápido y cuando el semáforo estaba en verde que casi lo atropellamos, menos mal los reflejos de mi mamá son excelentes y supo maniobrar bien. Caso contrario, ahora estaríamos estrelladas. Cuando eso sucedió yo llevaba en mis manos el poemario de Adolfo. Imagino que si hubiese pasado algo malo me hubiesen encontrado a mí abrazada al Matasellos, por el impacto. En buena hora no fue así, pero dos páginas se arrugaron al momento de frenar a raya; paradójicamente estas páginas contienen también dos de los poemas que más me gustan de este Matasellos, se trata de la primera de sus Invocaciones y tres de sus Ocho Escenas.

.
INVOCACIONES
1
Ah parienta bastarda de mi sangre,
fe de mi batalla, amorosa
y burlona, guerrillera bárbara.
Ah indomable y rebelde compañera…
A ver qué haces tú, de mi afán,
en el poema.
Porque ésa eres tú: mi palabra.
.
OCHO ESCENAS
.
1
Mano sin rosa
negra de la existencia
cuenco al dolor.
.
2
Pasa muchacha
de mirada sombría
bajo el ciprés
mientras sigo silbando
con mis gafas de ciego.
.
3
Formando un corro,
jugando, algunos niños.
La tierra es himno.
.
Adolfo González, El taller del poeta, España, 2008
.
Adolfo, amigo, desde acá te mando un abrazo con fuerza de guerrera para que sigas incansable en tu sino. Tú sabes que te respeto por lo que eres, por lo que piensas, por lo que quieres. Por tu camino firme y decidido. Sabes que en Kitu hay una mujer que te sonríe de cuando en cuando para demostrarte que no estás loco cuando imaginas mujeres desnudas en cuatro patas perdiéndose en el horizonte. Todo cabe en el poema, todo. Te siento sincero en tu poesía, no dejes de ser león.

CREATURA Nº 30

Los chicos del CREATURA vuelven a deleitarnos con este fanzine independiente que viene cargado de buenos contenidos. De entrada, la portada marciana, me gusta. Y como siempre, los que no tienen la suerte de recibirla en casa, no hay problema, saben que pueden seguirla a través de su versión digital.

Destaco la entrevista realizada por el Kebran al editor José Noriega, la sección de Leticia Vera que incluye un poema y una ilustración y la sección CONTRA de Rubén Bravo, y desde luego me ha encantado la nota respecto a Billie Holiday. Todo esto sólo por citar una muestra de lo que ofrece el fanzine.

Desde Latinoamérica les digo, chicos, LARGA VIDA AL CREATURA.

Próximo estreno: 'Soy un Pelele' by Migoya

¡Soy un Pelele!, la opera prima del escritor Hernán Migoya, producida por Iris Star, se estrenará en la próxima edición del Festival Internacional de Cinema de Catalunya Sitges 2008, en Sección Oficial No Competitiva. El Festival se celebrará del 2 al 12 de octubre.
¡Soy un Pelele! es una comedia que parte de una premisa fantástica: un hombre pierde la memoria ¡y se olvida de que es gay! A partir de ese momento suceden todo tipo de equívocos y enredos, con una historia de amor como hilo conductor.
.
El reparto de ¡Soy un Pelele! ha sido cuidado al máximo, huyendo de estereotipos y resultando de lo más original y estimulante: Roberto Sanmartín (Habana Blues), Rosa Boladeras debutando en cine (Set de Notícies –TVC- o la obra de teatro Descalzos en el parque), Liberto Rabal (Carne Trémula) y Jordi Ordóñez (protagonista de todos los cortometrajes de Hernán Migoya), interpretan los personajes principales. El filme supone también el regreso de Paco Calatrava (el feo de los Hermanos Calatrava), después de 25 años alejado de la gran pantalla, en un relevante papel que sorprende por presentar una imagen muy distinta de la que estamos acostumbrados a ver de este artista. El elenco lo completan el cómico Carles Flavià, la bailarina Chiqui Martí y el espectacular conjunto femenino Las Chulas.
.
Coescrita con el guionista Joan Ripollés, ¡Soy un Pelele! marca el debut en el largometraje del polifacético Hernán Migoya. Escritor y guionista de cómic y cine, su obra ha conseguido reconocimiento y escándalos a partes iguales. Entre sus guiones para cómic destacan la serie de género negro El hombre con miedo (Premio al Mejor Guión del Salón Internacional del Cómic de Barcelona) y la parodia Julito el cantante cojito. En literatura (campo en el que recientemente recibió el Accésit del Premio Camilo José Cela al Mejor Cuento para toda Hispanoamérica), ha escrito el polémico best-seller Todas putas, continuado hace un año con Putas es poco. También ha creado la novela a todo color Observamos cómo cae Octavio. En el terreno cinematográfico, ha sido guionista de la recién estrenada Eskalofrío, de Isidro Ortiz.
Mención especial merece la arrolladora banda sonora de ¡Soy un Pelele! creada por el músico Refree, uno de los compositores más imaginativos del panorama musical actual.
.
Más información: (teaser cencurado, no censurado, fotos, info, etc...)
Web oficial de la película: http://www.soyunpelele.com/
***
Sólo me resta desearle todo lo mejor con este film.... y ¡Azote, Mr. Migoya! ... (aunque eso me sonó a reguetón, tra, tra...jaja)

jueves, julio 24, 2008

Next stop: Arizona-Los Ángeles-San Francisco... y tras las huellas de los navajos y los apaches

Pues sí, me voy. No quería decir nada hasta que no fuese seguro y sobretodo hasta que no dejara resuelto algunos pendientes. Pero ya estoy libre y recargada. Mi próxima ruta será Arizona. Un viaje impensado, pero las condiciones se dieron y esta viajera innata no lo pensó dos veces. En Estados Unidos he estado en dos ocasiones anteriores, pero sólo en el Este del país. La última vez estuve en New York City, donde viví cuatro meses. Una experiencia inolvidable que me marcó para bien en muchos sentidos. E.E.UU., como saben, encierra mucho de lo que más detesto en la vida, pero desde luego -y como en todo- hay seres humanos excepcionales dentro de toda esa masa, gente cuya vida no gira en torno al último escándalo de Paris Hilton o si el presidente está siendo eficaz al combatir todo tipo de terrorismo. No. Hay excepciones, gente que se mantiene al margen, y son ellos los que me interesan. He llegado a conocer personas y artistas tanto o más comprometidos que algunos que dicen serlo aquí. Y claro, dentro del monstruo la resistencia es aún mayor. He estado en Washington D.C., Virginia, Miami, Orlando, New Jersey y Nueva York. A esta última -debo admitirlo- le tengo un cariño especial, quizá porque le debo muchas de mis mejores experiencias. Tengo recuerdos geniales en la gran manzana (incluyendo la vez en que casi me llevan presa por haber sido irónica con un policía y por haberme negado a indicarle el material que había filmado durante una protesta en contra de la guerra de Irak, luego de que grabé el enfrentamiento que hubo entre él y una mujer de Medio Oriente). De todos modos antes de viajar a N.Y., ya estaba de alguna manera relacionada con la ciudad. La primera vez que llegué sentía como un deja vú. Recordaba las películas de Woody Allen, el Central Park, Los Beatles, Henry Miller, Anais Nin, los versos de Lorca, el bajo Manhattan, Paul Auster, Frida y Diego en el exilio, Queens y los latinos, Robert Mapplethorpe y Patti Smith, en fin...
.
Pero ahora voy a un sitio en el otro extremo, al Oeste. Del que por ahora lo único que sé es que el infierno se le parece. Me refiero al calor. Ya quiero recorrer el Gran Cañón y adentrarme en la reserva indígena HUALAPAI (la gente del pino alto). Bueno no llegaré de entrada al desierto, llegaré a Phoenix, donde pasaré la mayor parte del tiempo, y el que será el punto cero de mi travesía. Estoy emocionada. Ya saben que soy una mitómana, y lo que encontraré será el escenario de Jhon Ford, y recorreré parte de la ruta 66 que queda en la zona. Recogeré los pasos de Kerouac y Cassady, y luego avanzaré por tierra hasta San Francisco donde espero escuchar los aullidos del viejo Ginsberg recibiéndome en el Café Vesuvio, antes de continuar a la City Lights Books. Y en Los Ángeles, del cual tampoco tengo ni un jodido mapa, lo primero que pregunte será ¿Dónde queda San Pedro?. Así que espérame papá Chinaski, porque allá va Carla llevando algo con qué brindar.
.
Y bien, hay un lugar al que he querido nombrar aparte, por la importancia que para mí tiene. Un lugar al que he deseado visitar y que lo veía lejano, muy lejano. Un lugar por el que me he sentido llamada desde hace algún tiempo: El territorio navajo y el de los sioux-lakota. Estoy segura, no sé cómo (ya me sabrán guiar las voces de los abuelos) que llegaré a las reservas de los nativos americanos. Esa será una búsqueda muy personal, tengo muchas preguntas y una que otra respuesta inconclusa. Para mí, en todo caso, es una ruta necesaria por muchas cosas que no vienen al caso explicarlas aquí. Parte de un gran círculo abierto hace tres años (de lo que me acuerdo). Voy con el corazón abierto, dispuesta a aprender. No sé que sensanciones tendré sola y lejos, pero sé que serán muchas, sé que replantearé muchas cosas y de lo que estoy segura es de que escribiré mucho.
.
Por otro lado, me voy en un momento en el que (re) aparece gente importante en mi vida, y gente que a diario creca o lejos me acompaña, y los voy a extrañar, seguro que los voy a a extrañar. Desde luego, como no sé como se den las cosas allá en cuanto acceso a internet, no puedo asegurar nada. Claro que me encantaría compartir lo que vaya viendo, conociendo, experimentado por esas tierras, pero como dije no puedo asegurar nada. De todas formas no serán algunos días, serán alguuuunas semanas, un par de meses que estaré fuera. Y extrañaré mucho esta tierra firme que se ha convertido en la casa de muchos que desde lejos le han dado calor.
Me queda un semana y media en Quitu. Viajaré el domingo 3 de agosto. Pero en estos próximos días tengo unas cuantas sorpresas más. Gracias a los que desde ya me acompañan en el camino.

miércoles, julio 23, 2008

TULLPUCUNA y la JOCHA CULTURAL

Ahora que estoy más tanquila y descargada comienzo a escribir sobre algunos temas pendientes como este: La JOCHA CULTURAL. Un proyecto del cual soy parte, como bailarina del grupo de danza TULLPUCUNA. La idea surgió de algunos amigos que hacen danza tradicional. La idea fue formar una red que incluyera varios de grupos de danza, música y teatro, tomando como base la jocha.
.
La jocha en nuestra tradición andina es una especie de intercambio o trueque. La Jocha viene de la voz quichua y se refiere a la contribución que voluntariamente se da a quien organiza una fiesta. Quisimos tomar como punto de partida el 21 de junio pasado, fecha en la que celebramos el KITU RAYMI (fiesta del sol) y en la que recorrimos las calles de Quitu bailando. Los miembros fundadores de la JOCHA CULTURAL somos aquellos grupos que participamos ese día. El Colectivo propone la unión y la reafirmación de nuestras culturas.
.
La JOCHA CULTURAL somos:

Grupo de Danza Tradicional "Tullpucuna"
Grupo de Danza Tradicional "Ñucanchi Allpa
Grupo de Danza Ecuatoriana "Wallkakuna"
Grupo de Danza Folclórica "Yura Sisam"
Grupo de Danza Folclórica "Jatun Tushuy"
Ballet Folclórico Ecuatoriano "Cuyani"
Ballet Folklórico "Despertar Andino"
Grupo de Danza Contemporánea "Mestizo".

Ya tuvimos nuestra primera presentación como red, el pasado viernes en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Y nos fue muy bien. Cada uno aportó a la Jocha desde su papel, bailarines, coreógrafos, asistentes, etc. Yo me sentí muy bien. Además de bailar tuve que desde la cabina de sonido presentar luego de cada coreografía unas pastillitas que informen a la gente sobre el significado y el sentido de la Jocha y de nuesto colectivo cultural. Además pude estar junto a mi querido Javi quien estaba a cargo de la música y sonido. Me alegré de haber bailado con la hermosa faja que él me regaló hace un par de semanas. Me alegra que él sea parte de nuestro equipo, es alguien con el que siempre aprendo y hablar con él es otra forma de re-conocerme.
.
En fin, a Tullpucuna le fue bien, a pesar de que nos falló la música!!!... Nunca antes nos había pasado. El disco había estado rayado y ocurrió durante la primera coreografía, durante el zig zag. Parecía irreal. Cuando escuché, mientras bailaba, que la pista estaba jodida sólo pensé: que pase rápido, que pase rápido... pero nada. Y todas bailábamos en cámara lenta. Lo bueno es que nunca nos descontrolamos ni paramos. De pronto se apagaron las luces y repitieron la canción, esta vez con un disco bueno. Etabamos llenas de tanta energía, y al menos de mi parte ese baile se lo ofrecía a mama QUILLA, a MAPE, a la luna. Nos salió muy bien, la gente se emocionó, y las otras dos coreografías, wuaira y chagra, siguieron emocionando al público. Ese día fue para mí muy especial. Como lo he dicho en ocasiones anteriores, no se trata sólo de colocarse un traje y mover el cuerpo de acuerdo a ciertos pasos y técnicas frías. No. Se trata, o por lo menos yo lo siento así, de conectarme con mis abuelos, de que en cada asinche, en cada wuaira, cada giro, active mi memoria ancestral. Soy feliz por ello.
.
Bailando el Chagra

Bailando el ZIG ZAG

Fin de la presentación. De izquierda a derecha: Yo (con mi fachalina fucsia), Mirelle, Rocío (mi madre), Pao, Wilo, Nury y Lili.

Y la JOCHA continúa...
.
Les invitamos a compartir y disfrutar de la "JOCHA CULTURAL"

FECHA: jueves 24 de julio de 2008
HORA: 19:30
LUGAR: Sala "Demetrio Aguilera Malta" de la Casa de la Cultura Ecuatoriana

JATARI, ARI RUNA KUNA KANCHIK

Camineros, jícaras, verdugos - Luis Miguel Rabanal

Me complace presentar, en esta tierra virtual, el nuevo libro del poeta y amigo: Luis Miguel Rabanal (España, 1957). A Luismi, como le digo de cariño, me gusta leerlo cuando se rompe la línea entre un día y otro. Como ahora que son la 12 de la noche aquí en Kitu. Este libro de apuntes -como él mismo lo ha dicho- me hizo construir y re-construir la memorias del poeta como un grito en la madrugada. Pero no un grito de desesperación sino más bien de constatación, de ser testigo de su propio eco, el mismo que multiplica los matices de su memoria. Me alegro por ti, Luismi, y por todos los que podemos compartir tu poesía.
Comparto el prólogo del libro, que hace parte de la interesante propuesta de MIKADO LIBROBLOGS / Colección Traviesas de Poesía, y subo su poema 14 que me ha gustado mucho.

Prólogo de ÒSCAR SOLSONA

El poeta hace recuento. Luis Miguel Rabanal vira la mirada hacia la puerta de atrás. 50 poemas como merecimiento. Inventario y grito. Dolor y resarcimiento. Íntimo, duradero. Sin concesiones. El pasado ha dado una pieza de fruta en cuyo interior cinco decenas de semillas pormenorizadas con exquisito oficio, pero sobre todo con decidido valor, palpitarán peligrosamente en manos del lector. Luis Miguel se atreve, rebusca, indaga, calibra pesos… MEZCLA: Pasado, presente, futuro… misma ninguna recompensa-niño. Soledad, tristeza, amor voluble.

Él nos hace leer con rabia, sentir las muecas universales de una historia enteramente personal, la suya —y la de todos—, paradójicamente transfronterizo (paisano, por ello más poeta). Mérito suyo. Se nos presenta un interrogante: ¿Habrá salida en la puerta de atrás?. El lector anhela la llave, el golpe, el portazo, la dignísima huida en grito. Pero eso, claro, es tarea del hombre-poeta.

Mientras nos descompaginamos en estos "pequeños esbozos o apuntes verticales que escribí durante 2007 con Olleir* al fondo", Rabanal arranca deudas al pueblo (paisaje y gente), a un tiempo de posguerra que parece ondular todavía, al progreso con excavadora… pero, por encima de este magnífico trabajo de campo, Luis Miguel Rabanal ha sabido sobrevolar(se) para volver sobre sus pasos y de este modo morder con fuerza esta fruta que es "camineros, jícaras, verdugos", haciendo añicos la puerta de atrás para plantear una pregunta envenenada (que se hace y nos hace): y, ahora, ¿hay salida?.

14

Trancar la puerta
para que la soledad
no pase.
Después del verano
mortajas.
Líquidos, pócimas
con que aliviar esa
sequedad
tan extraña.
El amor que suda
en la frente,
que nos señala
con su dedo confuso.
Eras y no eras
el que abarcaba
los labios con miedo.
Con miedo a gemir.

LUIS MIGUEL RABANAL nació en Riello, León, en 1957. Desde 1989 reside en Asturias. Su obra poética publicada consta de los siguientes títulos: Variaciones, 1977; Obdulia azul, 1980; Labios de la locura, 1983 (Premio Ana de Valle); Cuaderno de junio, 1984; Rená, a solas con nosotros, 1984; Palabras para Obdulia, 1985; (Técnicas) para abrazar un oscuro nombre, 1985 (Premio José Luis Núñez); La memoria buscando sus disfraces, 1986; O podríamos amarnos sin que nadie se entere, 1989 (Premio Leonor); Libro de citas, 1993 (Premio Cálamo de poesía erótica); Cáncer de invierno, 1998 (Premio Provincia); La última vez, 2000.

martes, julio 22, 2008

Se cumplió el objetivo: sacudir mi Facultad

Finalmente lo hice. Hice de mi defensa el mejor ataque. No hubo enfrentamientos ni resistencias más allá de las justificaciones que ya esperaba. Defendí mi tesis y logré el objetivo: sacudirlos. Desnudar aquello que no andaba bien, generar el debate académico, ser más francos, re-pensar la educación desde adentro, pero con una mirada ampliada. Estaba muy tensa, como pocas veces y es que prácticamente hice los ajustes finales poco antes de mi exposición. Mi preocupación mayor era frente al tiempo. Tenía 25 minutos para mi presentación y 25 destinados a responder las preguntas del tribunal. Di inicio con una de las citas con las que empieza mi tesis, una del investigador Jesús Martín Barbero:

"Si nos quedamos sin un proyecto político-cultural que le de sentido a la formación de los comunicadores, entonces si tendrían razón todos los críticos de las facultades de Comunicación. Si eludimos ese proyecto ¿qué nos ponemos a hacer?... pues “carga ladrillos”, nada más. (…) Una carrera, querámoslo o no, necesita de cierto proyecto. (…) Que los egresados salgan al menos con “mala conciencia”. Algo por dentro les va a quedar desajustado… y de eso se trata."

Tuve que hablar de corrido, sin pausa. Pero bueno, después de todo me fue bien. La pregunta que me puso a sudar más fue una que me hizo mi propio director de tesis, y como siempre su capacidad de ponerme a trabajar mentalmente me gusta. Supe responder con firmeza cada uno de los cuestionamientos que me formularon. Una de las preguntas que más me gustó fue la que me hizo la decana: ¿Entonces, Carla, luego de tu investigación y análisis, podrías decirme qué harías o cambiarías en esta Facultad si tú fueses la decana? No pude evitar sonreir ante esa pregunta. Uuuuuyy... si yo fuese la decana -dije-, y enseguida respondí: primero replantearía todo el pensum de estudios. Iniciaría un diagnóstico completo de la Facultad (el mío ha sido apenas la piedra fundacional del debate), a partir del cual se pueda establecer una verdadera identidad como academia. Organizaría una malla curricular integral, que otorgue a los estudiantes las posibilidades de interpretar el mundo y aportar a las necesidades de la sociedad actual. Retomaría las ciencias sociales-humanas dentro de la Facultad de Comunicación (política, filosofía, sociología, literatura). Eliminaría por un tiempo las tesis como trabajo final de grado, hasta que en realidad se genere una cultura investigativa que no se confunda con simples consultas o metodología, sino que existan paradigmas que las legitimen, modelos que guíen las práctica investigativas, que se creen comunidades científicas o al menos académicas. Que no se reduzca el conocimiento a simples prácticas lúdicas, instrumentalizaciónd e los saberes, basados en la especulación, productos que ensanchen el universo mediático, pero bajo los mismo prejuicios de siempre. Si yo fuese decana contrataría profesores de planta, comprometidos con los aportes investigativos, e incentivaría a los alumnos a generar pensamiento, siempre en sintonía de las necesidades actuales, dentro de esa gran cartografía de la investigación en comunicación. Mi proyecto no estaría pensado en el simple adiestramiento de los alumnos para profesionalizarlos, basándome simpemente en lo que el mercado demanda.

Al final, me pidieron que salga de la sala para evaluarme. Y finalmente me dieron mi calificación y cerramos el acto. En mi defensa me acompañaron los de rigor: mis padres y mi hermana. Luego a festejar y a brindar, aunque el mayor festejo fue el poder dormir a los tieeempos tranquila.

Esa cara de tranquilidad y felicidad no la tenía hace tiempo
.
Gracias a todos quienes me apoyaron y creyeron en mi trabajo. Y desde luego, a Héctor, mi director de tesis, por su honestidad en la academia, por enseñarme el sentido de la misma. Al final, él me dijo algo que desde que fui su alumna me repetía: el que arriesga más está expuesto a perder más, pero si gana de igual manera, la recompensa será grande. Y tú arriesgaste más. Héctor sabe que a mí me gusta arriesgar, y esta vez y como el mismo me dijo: se cumplió nuestro objetivo. Pero claro, esto no acaba aquí, el debate apenas comienza.

lunes, julio 21, 2008

Fragmentos de mi tesis

(...) Cada tesis de pregrado encierra una paradoja: La última exigencia es a su vez el punto cero de una formación. Cuando se supone que el proceso debería terminar recién empieza. Así, esta tesis no es ni tampoco pretender ser un final. Es quizá el más legítimo de los comienzos. Aquel que más allá de probar “cuánto sabe y cuánto aprendió” un alumno – parafraseando a esos concursos de memoria y de datos-, da cuenta de una experticia mejor: qué tanto se interroga un estudiante y cuáles de esas curiosidades promueven conocimiento y cuales, por el contrario, lo simulan, le restan filo o lo desintegran en la falta lúdica de rigor.
.
(...) En el primer capítulo me ocupo del dilema o “pecado original” de la comunicación. Esa duda casi existencialista que hace que aún hoy se debata con pasión si la comunicación es razón o técnica. Para luego recorrer los episodios dominantes de esta disyuntiva. Las escuelas, las influencias, los modelos que desde Grecia hasta Europa, pasando por Estados Unidos y Latinoamérica, se han ocupado y llevado adelante este interrogante.

En el segundo, intento pasar del paisaje universal de la comunicación al bosque concreto de su interpretación y estudio en Latinoamérica. A través de las voces de investigadores y teóricos de la región, reconstruyo la historia de las ideas, influencias y metodologías que se han alternado en cinco décadas de trajín investigativo hasta llegar a nuestro contexto local.

Y por último encontrarán un capítulo en que trato de ubicar a la Facultad en la cartografía de la comunicación y su investigación en el marco regional. Para luego señalar los escenarios de ruptura o reconocimiento a partir de los cuales debiera avanzar el debate sobre las prácticas investigativas. Cabe anotar que entre la segunda y tercera parte logré conformar un acervo, por momentos dispendioso, con los planes de estudio y testimonios relacionados con la Facultad y sus pares.
.
Fueron meses de lectura, entrevistas, revisión, y ajuste de contenidos y objetivos. De la gran empresa que soñé al comienzo –la de presentar un mapa de ruta para la investigación en pregrado de esta Facultad-, sólo pude llegar a la elaboración de sus planos. Y con ello no estoy admitiendo el incumplimiento de unos fines, sino reconociendo, una vez más, la mesura a la que me obliga el momento actual de mi formación. Y ese, creo, es el resultado más satisfactorio más allá de la valoración institucional: haber incorporado el límite como un principio intelectual.

(...)Este proceso pasa además por la tarea de lograr que la reflexión teórica de la investigación rompa su dependencia con un pensamiento fragmentado y reduccionista. La aceptación indiscutida de este pensamiento ha corroído la práctica académica, en primer lugar, por la reproducción indiscriminada de metodologías sin la mínima preocupación por lo que ocurre con los paradigmas decadentes que fundamentan el conocimiento generado por las universidades. En segundo lugar, porque esta visión de un orden absoluto e imperturbable no permite interpretar la propia dinámica de la realidad social y sus permanentes demandas de conocimiento. Los prejuicios -los medios nos manipulan, el medio es el mensaje y las audiencias obedecen- demandan una revisión a partir de nuevas teorías.

“Un saber que no pregunta es un saber estancado, anquilosado en la impresión”[1], partiendo de la máxima del filósofo alemán, Martín Heiddegger, y a modo de analogía, ¿cabría una academia sin investigación?, es decir, ¿un saber sin preguntas que lo actualicen?

Por ello, esta tesis busca en el mejor de los casos estimular una cultura académica dentro de una escuela de formación, o en el más modesto abrir el debate sobre el futuro de una academia que no reduzca su dinamismo al del mercado, es decir, ampararse en la demanda laboral para formar únicamente periodistas que la satisfagan.


[1] Heidegger, Martín "Caminos del Bosque", Alianza Editorial. Prim. ED. , 1984.

Nota: Son casi las dos de la mañana y sigo estudiando. Me ha pasado de todo (empastaron mal mi tesis, pero ya está solucionado). Por otro lado, mi director de tesis me hizo caer en cuenta que para mi defensa era necesario abreviar al máximo mi exposición, por cuestiones de tiempo, si no quería dejar fuera lo más importante del debate, así que sigo sintetizando (la tesis tiene 220 páginas) y en unas horas más defenderé. Creo que tengo sobredosis de energizante... comienzo a tener visiones: Jesús Martín Barbero, Walter Benjamin, Paul Valery y Theodor Adorno están conversando frente a mí, jajaja.
.
Me temo que asistiré a la defensa de mi tesis sin dormir. En fin... buen inicio de semana.

domingo, julio 20, 2008

Hoy quiero cantarte, Uberto.

Hoy es el cumpleaños del poeta Uberto Stabile, amigo, compañero y cómplice en la distancia. Pero hoy no me alcanzan las palabras para hablar de él, por eso quiero cantarle. Porque no me bastan las palabras en seco, porque quiero darle un verdadero regalo, uno que sea mío-mío. Quiero entregarme a través de mi voz. Como quien entrega su vida desangrando una estrofa (gestos, garganta profunda, ojos cerrados, mucha fuerza). Sí, hoy tengo ganas de cantarte, Uberto, como aquella vez en la plaza (¿te acuerdas cuando t.p.f. estaba en medio de la gente cantándote, imaginando tu risa, tu mirada transparente, y todo el mundo me miraba extraño?) Sí, quiero cantarte. Cantarte casi gritando. Cantarte por el tiempo que tardamos en re-encontrarnos (y por los próximos re-encuentros). Cantarte porque es julio, porque Frida, porque Ginsberg. Cantarte 49 veces con mis 23 años (¿sabes mi verdadera edad?). Cantarte porque Punta Umbría, porque Lisboa, porque Marruecos (algún día). Cantarte por tu mano sobre la tumba de Cortázar y por la mía sobre la de Bukowski (pronto). Cantarte con Raúl. Cantarte por cada día contado (y descontado). Cantarte por las habitaciones que aún faltan desnudar. Cantarle insistentemente a tu brazo izquierdo. Cantarte El insomnio de los mirlos a las tres de la mañana. Cantarte una de Chavela con tequila en mano. Cantarte por los jeroglíficos, porque sabes leerme entre líneas, porque siempre queda algo por descifrar.

Se te quiere Uberto.
Un beso desde Kitu,
t.p.f.

viernes, julio 18, 2008

Mario´s smile

Vaya... yo que me quiero meter de lleno en mis cosas y regresar el lunes, pero con artículos como este, no me dejan, jaja, y no puedo irme sin decir gracias. Así que coloco un fragmento de un post que el shandy zamorano Mario Crespo ha publicado en su blog. Se titula Carla's smile. Y ahora es él quien me saca tremenda sonrisa. Ratifico mi post Nuestro escondite shandy. Gracias a todos los que me han llenado de fuerza y ánimo esta semana. Y a ti, Mario, por reconocerme aun cuando el bar está lleno.
.
Esta foto va para ti, me la tomé en un lugar que adoro: Otavalo (Ecuador). Otra ciudad en la que se concentra una fuerza arolladora, milenaria; tierra que alberga saberes ancestrales. Cascadas, maizales y cerros que liberan. Me alegra sacarte una sonrisa sincera. Por mi parte, te espero el lunes para brindar en nuestro escondite. Te espero aquí, en Quito, o allá en Madrid, que al fin y al cabo -y de alguna forma- se han vuelto el mismo. Estamos en el sitio justo.
...
***
(...)Una de esas caras amables de la vida es Carla Badillo, la shandy ecuatoriana que rebosa finísima sensibilidad y posee capacidades innatas para expresarla. Como dije ayer, escribí el artículo de los shandys para hablar del mundo de los blogs; era mi análisis interno de este mundo que no hace tanto que descubrí. Carla, con su enorme capacidad, le ha dado su verdadera dimensión; ella, con el post que ha puesto ayer su blog, ha recreado esa ficción shandy de Vila-Matas. Da igual donde estemos si estamos unidos. Carla vive en Quito, yo en Madrid, pero cada día paso a saludarla por su rincón y me recibe con su enorme y dulce sonrisa, desprendiendo lo que los hispanos llamamos buen rollo y los sajones describen como feeling, ese algo tan abstracto que cuesta describir pero que es fácil de notar en el ambiente, incluso en el ambiente de la red que circula a través de los paquetes de datos que corren por las bandas anchas; tan anchas como nuestra esfera, Carla. Esta tarde, cuando me consolaba con la ironía, tú me sacaste una sonrisa de verdad. Hazme un favor, pídeme una cerveza con limón, vuelvo el lunes y nos la tomamos juntos.Gracias, tía... por estar ahí al lado, ahí en Quito.
(para leer completo pisa firme aquí)

Cuenta regresiva...

Me llega esta copia del mail que la decana de mi Facultad envío a los miembros del tribunal para mi defensa de grado.
.
Estimados Colegas.
.
Por la presente informo la fecha y hora de la Defensa Oral de Tesis de la Egresada: Carla del Rocío Badillo Coronado.
Día: Lunes 21 de julio de 2008
Hora: 12h00
Lugar: Uisek, Campus Miguel de Cervantes de Carcelén. Aula de 1ero A. Facultad de Cs. de la Comunicación
.
Tema: “Investigación en Comunicación en la UISEK: Una década a la sombra o tras las huellas de los paradigmas”.
Solicito puntualidad para este acto.
Cordialmente,
Lcda. K. P. L.
Decana
Fac. Cs. de la Comunicación
.
.
Cómo se habrán dado cuenta, yo estudio es la "UISEK", por lo que desde el título de mi tesis creo ha incomodado a más de uno en mi Facultad. Es comprensible, después de todo... ¿a quién le gusta estar una década a la sombra?
.
.
NOTA: Cómo es lógico estos días pasaré exclusivamente dedicada a ello como lo he venido haciendo. Sin embargo, tendré que dejar ya todo listo para el lunes. Me siento más tranquila a pesar de ciertas injusticias para con mi tesis que me indignaron mucho, muchísimo, pero bueno... iré, como dice Javi sin buscar pelea, descargada, tranquila. Y recordaré las palabras de mi amigo David Gónzalez: no hay mejor ataque que una buena defensa.
.
¡¡¡Hoy bailo en la noche!!! Ya les contaré los detalles de cómo me fue en la presentación que será en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Como adelanto, el evento se llama "JOCHA CULTURAL 2008", un espacio en el que se unirán varios grupos de danza tradicional. Así que tendré que exprimir el tiempo al máximo entre el ensayo y mi preparación para la exposición.
.
Estoy feliz, hoy recibí un regalo muy muy muy especial, de hecho fueron dos. El primero me lo reservo porque es algo personal, parte de un proceso de aprendizaje y de depertar que estoy viviendo. Y el segundo es una joyita: un libro, un libro de alguien que nunca antes me había enviado nada. Se trata de un poeta, de un excelente poeta y excelente persona. Y lo mejor es que es de aquellas personas a las que respeto muchísimo porque se las juega todas por lo que ama, en este caso la poesía. No diré quien es, por ahora. Porque quiero dedicarle el tiempo que se merece. Pero estará junto a mí estos día, de hecho ya está conmigo desde hace rato. GRACIAS, amigo, por darme vueltas con tus versos.
.
Con esto será hasta pronto. Y espero que con buenas noticias.
.
... Que nadie pare la música.

jueves, julio 17, 2008

Nuestro escondite shandy

Empiezo a creer que la mayoría de mis buenos amigos están en España. No, no es broma. Lo siento así. Hay gente con la que me comunico casi a diario y con la que de alguna forma se ha vuelto parte de mi vida. Gente que ha confiado en mí a la hora de recibir un criterio sobre su obra o que se ha encargado de extender mis letras hasta sus territorios. Gente que a pesar de estar a cientos y cientos de kilómetros ha sabido darme una palabra de aliento llegando a desafiar a la distancia. Sé que si fuese por ellos hubiesen abierto sus alas y volado hasta Kitu para darme fuerzas en esos momentos en los que estuve por abajo y sola, porque quien creía que estaría a mi lado, aquí, no estuvo. He llegado a celebrar sus aciertos y comerme mierda si algo no anda bien por sus vidas. Yo misma me sorprendo porque me ha pasado que a veces, aun viviendo en la misma ciudad, pueden pasar semanas, meses, incluso años y no verme con alguien con quien he quedado en hacerlo desde hace tiempo. Claro, sé que no está bien. Puede ser que en ocasiones como nos sentimos tan cercanos -geográficamente hablando- no somos capaces de enviarnos cartas o hacer una llamada corta o encontrarnos en algún Café. El punto es que me fascina el nexo que he unido con mis partners al otro lado del charco. Me gusta aprender de ellos y con ellos. Porque al final es eso: un aprendizaje. Me motiva saber que a más de uno le gusta seguirme la pista, contagiarse con mi ritmo. Compartir.
.
Hace poco mi amigo el realizador zamorano Mario Crespo, escribió un artículo en la Opinión de Zamora que me gustó mucho, titulaba: Los Nuevos Shandys. En ella, Mario nos habla, a propósito del libro de Enrique Vila-Matas: Historia abreviada de la literatura portátil, de los shandys, y re-ubica algunas concepciones que tenían sus integrantes para situarlo en nuestros días. Dice Mario:
.
"La ficción sobre la conspiración shandy indica que este grupo nació en 1924 como producto de una serie de casualidades, equívocos y malas interpretaciones, y que estaba formada por algunos de los artistas más célebres del momento. Marcel Duchamp, Georgia O´Keefe, García Lorca, Alberto Savino, Scott Fitzgerald, o Walter Benjamín, fueron algunas de las supuestas cabezas visibles del grupo. Para pertenecer a la conspiración había que cumplir ciertos requisitos. El más importante de todos era que la obra de todos los artistas del grupo fuera portátil, es decir, que se pudiera trasladar fácilmente en un maletín. También se requería poseer ciertos rasgos de sexualidad extrema (expresión claramente dadaísta), funcionar como una perfecta máquina soltera, no tener grandes propósitos, tener una tensa convivencia con tu doble y hacer gala de un nomadismo infatigable.La premisa de realizar obras potencialmente portátiles va directamente contra el anquilosamiento del arte, contra lo estático. Marcel Duchamp fue el primero en poner en tela de juicio el propio concepto de Arte; desde su más remoto interior hasta el del espectador. Fue un visionario de los formatos, se adelantó muchas décadas a la era que estamos viviendo actualmente, al la del boom de la información, a la de los procesadores y los microchips. Con su sorna habitual sorprendió al mundo con su Boîte-en-valise, una maleta que contenía la reducción de todas sus obras. Un museo andante. Una especie de disco duro portátil, de USB, de memoria virtual. Lo que conceptualmente nos aportó el genial francés son cosas que a día de hoy damos por asumidas. Por ejemplo que un artista pueda guardar toda su obra en un espacio físico menor al de una moneda.Uno de los productos de esa revolución tecnológica directamente relacionada con la sociedad de la información en que vivimos son los blogs. Los blogs son cuadernos de bitácora virtuales que otorgan a sus administradores la posibilidad de utilizarlos como su propia Boîte-en-valise, su caja maletín, su sala de exposiciones virtual. Textos cortos, relatos, artículos de opinión, cuentos, microrrelatos, críticas, vídeos, fotografías? Todo cabe en los blogs. Estos espacios virtuales se suelen enlazar unos con otros formando comunidades afines. Los anillos de bloggers se mueven circularmente en la inmensidad de la red, retroalimentándose constantemente en pos de nuevas aportaciones. Con herramientas informáticas como ésta, el concepto portátil de los shandys consigue traspasar lo figurado para llegar a lo literal. Personalmente, suelo frecuentar los blogs de arte, principalmente los de cine y literatura. Cuanto más profundizo en la blogsfera, más me recuerda a la ficción creada en la novela de Vila-Matas. Lo portátil, el nomadismo, la individualidad, la escritura romántica que exhibe sus textos sin pudor, sin derechos, sin que se publiquen en otro sitio. En Blogger es posible descubrir auténticos artistas. Artistas de culto que se mueven en círculos no comerciales. Artistas de verdad. Gente que se entrega a la causa aunque la causa les maltrate. Poetas, narradores, dibujantes o directores de cine que se juntan en la red para presentar libremente su obra, para no tener que pagar por la necesidad de expresarse, para saltarse a la torera las antiguas leyes de control expresivo, las de la despótica industria."
.
........... Y hoy, en la mañana, encuentro en el blog de Mario un post titulado Aquí unos amigos, en el que da cuenta de esa red que sin pensarlo hemos formado. Y mi sorpresa al encontrar mi "Acto 23", junto a los textos seleccionados.
.
Gracias Mario, amigo, un fuerte abrazo desde mi escondite shandy hacia el tuyo.

Vicente Muñoz Álvarez entre mis manos: compartiendo lo privado

Salí de casa sola y regresé en la noche, acompañada. Corrección: bien acompañada. Y por lo que he podido constatar hasta el momento, sé que esta compañía se quedará de largo junto a mí.

Fue así: Iba de salida y apurada, colocaba llave a la puerta cuando llegó el cartero.

-Buenas tardes...
-¿sí?
-¿Casa 52?
-Sí.
-¿Señorita Badillo?
-Sí.
-Esto es para....

No lo dejé ni terminar y ya me había lanzado sobre el paquete. España, decía, pero esta vez venía de León. Di la vuelta y en efecto: Vicente Muñoz Álvarez. Las vibraciones de V. sí que son buenas, pensé, porque el paquetito parecía tener vida propia. Me sorprendió ver la fecha de envío: 14 de julio. ¡Dos días! Parecía increíble, los envíos por lo general demoran más. ¡Dos días!

-Quizá este cartero no sea más que un maldito farsante -pensé-. Y en realidad se trate de algún marciano con el que contactó V. para que me trajera el encargo hasta mi casa.
-Quizá, simplemente, eres una paranoica y para rematar has leído tantas veces Pulp que tu cerebro se retorció -gritó alguna voz dentro de mí-.
- Sí, puede ser -dije, mientras abría el paquete con emoción-. Y sí, ¡ahí estaban!... las portadas me resultaron familiares porque ya las había visto en varios blogs, empezando por el de HANKOVER (cuyo libro homónimo fue coordinado por el mismo Vicente Muñoz A. junto a Patxi Irurzún), pero ahora no se trataba de la net, se trataba de poder palpar, oler, de que las letras de V. palpiten en mis manos. Vicente tuvo el detallazo de enviarme: En narrativa: El Merodeador (ilustraciones: Toño Benavides. Baile del Sol, 2007); y Monstruos y Prodigios (Amargord, 2007); y, en Poesía: Privado (Baile del Sol, 2005). Además de un fabuloso suplemento de Vinalia Trippers producciones: POEMASH. Edición epecial CCAN, en el que participa también mi querido Alfonso Xen. Rabanal y Silvia D. Chica. En definitva, lo que V. me mandó fue PURA VIDA.
.
Eres bueno, V., me gusta tu escritura filosa. Carajo que eres buen escritor. Quise reservarme para luego tus poemas y relatos, pero no pude. Ya empecé con algunos. Me da gusto saber que no me equivoqué cuando te hablé del ritmo. Sería un pecado si algún momento paras. ¡Ya no se puede! Seguimos, claro que sí, seguimos.
.
Hoy no pensaba escribir nada porque mañana tengo presentación con mi grupo de danza y pasaré entre ensayos y la preparación de mi defensa oral. Pero habrá tiempo para seguir leyendo y compartir uno que otro texto de V. Pero por ahora tenía que escribir esto. Tenía que decirte GRACIAS Vicente por haber querido que esta mujer lea tus libros, al otro lado del mundo (que es el mismo). Y entérate, V., hoy paseaste conmigo, aquí, en Kitu, te subiste al metro, hicimos tiempo en alguna plaza mientras empastaban mi tesis... y te dejaste leer, dejaste de ser privado para hablarme de fantasmas, esquizofrénicos, escritores amnésicos y demás monstruos y prodigiosos. Para tajarme la piel con un verso que quiere hablarme con tu voz, y que desde lejos lo hace.
.
Aunque aún no he hablado de esto aquí, dentro de poco me iré a un lugar totalmnte desconocido para mí, y ya sé, ya sé quien más me acompañará en el camino.

Abrazo andino, trenzas y Pura vida.

miércoles, julio 16, 2008

Heinrich Böll - Opiniones de un payaso

Un día como hoy murió el escritor alemán Heinrich Böll (Alemania 1917-1985), figura emblemática por su crítica frente a una hipócrita sociedad alemana de posguerra. Recuerdo que llegué a él gracias a una frase suya que me gustó mucho: Un soldado que comienza a pensar, casi ha dejado de serlo. De Böll he leído un par de libros y cuentos, pero destaco su novela Opiniones de un payaso (1963) con la que el autor (Premio Nobel de Literatura en 1972) expresa su rechazo al conformismo social, a la Iglesia Católica (siendo creyente) y a la utilización de la política en beneficio propio.
.
La novela es narrada por un payaso de veintisiete años, Hans Schnnier, cuya vida no es precisamente una gozada. De hecho, abandonado por su novia, el payaso profesional se muestra incapaz de mantener su carrera y sólo consigue sucesivos fracasos artísticos. Consciente de su decadencia profesional y humana, arruinado económicamente y finalmente solo, el payaso regresa a su casa de Bonn, donde se dedicará a telefonear, una tras otra, a todas las personas que, desde la infancia hasta el momento, han guardado alguna relación con su vida.
.
¡A tu memoria Heinrich, los payasos se multiplican!

***
Me gustan también los auténticos films de prostitutas, pero hay pocos. La mayoría son tan sofisticados que no se notan las putas. Existe aún otra categoría de mujeres, ni prostitutas ni esposas; las mujeres compasivas, pero en las películas no se les presta atención. En las películas toleradas para menores de seis años abundan las prostitutas las más de las veces. Las mujeres en esos films, o bien son prostitutas por naturaleza o lo son en un sentido social; compasivas casi nunca lo son. Se ven chicas rubias bailando el can can en esos saloons del Far West, y rudos vaqueros, buscadores de oros o cazadores de pieles, pero en el momento en que estos vaqueros se dirigen hacia las chicas, la mayoría de veces se les cierra la puerta en sus narices, o les apalea sin piedad un cerdo hercúleo. Me imagino que con ello quiere simbolizarse algún principio de virtud: CRUELDAD, cuando la compasión sería lo único humano.
.
***
Él no era realista, ni yo tampoco, y ambos sabíamos que los demás, con toda su vulgaridad, no eran más que realistas, estúpidos como las marionetas que se agarran por el cuello miles de veces y sin embargo no descubren jamás el hilo que las mueve.
.
Heinrich Böll, Opiniones de un payaso, Ed, Seix Barral, 2004

martes, julio 15, 2008

Walter Benjamin

Un día como hoy nació el filósofo y crítico literario marxista Walter Benjamin (Alemania, 15 de julio, 1892- 27 de septiembre, 1940). Aquí una muestra corta pero profunda, como un pequeño lastimado en el dedo pulgar, casi insignificante, pero imparable.

¡A tu memoria dear W.B!

***
"The end of exile is the end of being".

Importa poco no saber orientarse en una ciudad. Perderse, en cambio, en una ciudad como quien se pierde en un bosque, requiere aprendizaje. Los rótulos de las calles deben entonces hablar al que va errando como el crujir de las ramas secas, y las callejuelas de los barrios céntricos reflejarle las horas del día tan claramente como las hondanadas del monte.
.
Walter Benjamin, Infancia en Berlín hacia 1900.

Ñaño Tullpu

Gus bailando de chagra. Andoas_Ecuador

Gustavo García, amigo y compañero de danza, otro hermano tullpucuna, llegó finalmente a su natal Bolivia. Nos cuenta que le pasó de todo en el viaje de Quito a Sucre en bus, pero lo importante es que, aunque molido, llegó bien. Gus dice que por allá todo marcha: reencuentros, comidas, baile, y claro, luego de haber vivido alrededor de un año en Ecuador, no era para menos. Nosotros acá lo extrañamos mucho, pero quedan los buenos recuerdos que hacen que lo sintamos tan cercano como siempre. Un abrazo mi querido Gus, tu puesto en el "wuaira" te espera... y en todas las demás. Besos wuairescos, jaja.

Gus y yo bailando el Wuaira. Andoas_Ecuador

Con micrófono en mano, cantando alguna ranchera en la despedida del Gus

lunes, julio 14, 2008

Retahíla Beoda a un Probable Cretino

El guionista de comics, cineasta y escritor Hernán Migoya (Ponferrada, 1971), amigo de esta tierra virtual y de las mujeres que habitan en mí, me recomendó que leyera el poema de su autoría que sigue a continuación, cuando lo hizo ni él ni yo sabíamos aún que esta retahíla me llegaría, gracias al kebran, incluída en la explosiva antología RESACA/Hank Over Un homenaje a Charles Bukowski (coord. Vicente Muñoz Álvarez & Patxi Irurzún, caballo de troya, 2008).

El poema en cuestión me encanta. Y se lo quiero dedicar -como diría el mismo Migoya -a todos los borrachuzos poseros.

RETAHÍLA BEODA A UN PROBABLE CRETINO

Querido amigo,
Posible imbécil:
Si ves al bueno de Hank
Dale muchos recuerdos,
Dile que aquí todo sigue igual,
Que le sigo echando de menos,
Y que lo peor de todo
Es que hay más como yo.
¿Que cómo sé le conoces?
Por tu manera de acodarte en la barra
Como si fuera la grada del fútbol,
De escupir de soslayo
Intentando espiar que te miran,
Por el desgarbo con que ojeas las pibas
Como si fueran unas
putas todas.
Por tu manera de tomar
Como si a cada trago
Creciera el crédito
De tu oficio,
Por la barrila que me pegas,
Insoportable,
Por tu afán de trabarte a hostias
Que, ay, no llegan nunca.
Por tu manera de hablar de Hemingway
O Huston
Como si fueran tus primos mayores,
Los chulos de la esquina,
No los santos del zulú converso,
Por ese aura prefabricada que adhieres
En torno al simple acto de escribir
Y, sobre todo, por esa basura
De cuentos que me endilgas
Cada vez que paso por aquí.
Igual que lo peor de la vida
De Lennon fue su vida
Y lo peor de su muerte
Fue dejar a Yoko viva,
Lo peor de Chinaski
Fueron sus discípulos
Desaventajados.
Millones de cretinos
Tirados en la cama,
Muertos de asco,
Al toque
Se empalmaron ilusos
Ilusionados,
Creyendo que el inventario de sus pajas
Justifica la falta de talento
Y la presencia de vacío.
Vacío tiene hasta la oruga.
Como góticos o místicos
Con disfraz de pordioseros,
El tuyo apesta
no sólo a vino.
Borrachuzo posero,
Cliché clichado,
Te pago todas las copas del mundo,
Te río tus trolas de inmundicia
Pero, por lo que más quieras,
Por la memoria del bueno de Hank,
Ya no escribas,
¿Oíste?
Que seas mal bebedor
No justifica tu arte.
Tu mierda no sabe mejor
Vomitada sobre papel.
Amén, Mr. Migoya.