domingo, junio 29, 2008

HANK OVER: La mejor de las resacas

Hoy escribo desde la resaca. Con las manos temblando y mi cabeza palpitando a mil por hora. Y desde ella quiero escribir sobre otra Resaca. Una que me ha hecho temblar y palpitar aún más. Una explosiva, estupenda, enérgica. Se trata de Resaca/Hankover. Un homenaje a Charles Bukowski (Caballo de Troya, 2008). Así es, a nuestro querido Hank, autor de libros que me han removido enterita como Cartero, La Máquina de Follar, Factotum, Pulp, entre otros. El libro me llega desde España (cuánta cosa buena he compartido últimamente con gente de ahí). Quien me lo envía es alguien que no consta en la antología y que sin embargo está muy relacionado con algunos que sí lo están. Es alguien a quien considero mi amigo, mi buen amigo. Se trata de Andrés Ramón Pérez Blanco, más conocido como “El Kebran”. Colaborador del Fanzine CREATURA y un ser de corazón enorme que sin haber hablado sobre el libro, supuso que me encantaría. Además porque sabe que algunos de los narradores y poetas antologados han estrechado lazos conmigo. ¡¡El Kebran se ha pasado!! Qué bien se siente recibir cuando no se ha pedido nada. Y para rematar me lo envía con una pequeña gran carta escrita a mano y un poema suyo. Claro que lo hizo porque su PC se pudrió, como la mía. Pero he de confesar que soy fetichista con las cartas, poemas, postales, etc., escritas a mano, y la del Kebran me ha encantado.

El libro es total. Empezando por la magnífica portada que corresponde al dibujante Miguel Ángel Martín. La coordinación y prólogos (una delicia) están a cargo de Patxi Irurzun y Vicente Muñoz Álvarez, quienes también incluyen textos suyos en la obra junto a los de otros 35 Hijos de Satanás. Poetas, narradores y cantautores que como bien lo dice Irurzun: "En el fondo, la antología, más que un homenaje, es una buena excusa para que tanto quienes participamos en ella como quienes la lean, pasen un buen rato, que es lo que obtenemos cuando abrimos uno de los libros de Bukowski. Teníamos una deuda con él y es una manera de empezar a pagarla".
.
El libro empieza con un poema brutal de Hernán Migoya (autor de los polémicos libros Todas putas y Putas es poco), quien hace poco entró en contacto conmigo. Me pareció un tipo lúcido, y el poema con el que arranca me da la razón. Hernán me había recomendado que lea su Retahíla beoda a un probable cretino. Lo que no sabía era que, un par de semanas después, lo haría en impreso. Migoya tiene razón, él no se casa con nadie. He podido leer también a poetas y narradores a quienes tengo un cariño especial desde hace algún tiempo: David González, Alfonso "xen" Rabanal, José Ángel Barrueco, Lluís Pons Mora, Ángel Petisme, David Murders, Raúl Nuñez y el mismo Vicente Muñoz Álvarez. Me he llevado gratas sopresas al descubrir a escritores que desconocía como Miquel Silvestre y su Caso Bukowski, Sergi Puertas y su Señor Carne es un Teletubi, José Manuel Vara y su Purgatorio de Mentiras, Abel Debritto y su Pequeño ensayo sobre la correpondencia de Bukowski. Y muchos y muchas más.

El Kebran me cuenta que compró RESACA en la Feria del Libro en Madrid. Ese día quienes asistieron a la promoción fueron Vicente Muñoz Álvarez, José Ángel Barrueco, Ana Pérez Cañamares, Sofía Castañón y Nacho Abad. Quienes además me escribieron su dedicatoria en el libro. Yo estoy encantada. Con Vicente y con JAB he tenido mayor aproximación, los sigo a diario. Ana me parece que es una poeta con una voz potente. A Sofía y a Nacho los he conocido ya por sus textos en el blog de Hank Over, y seguro que les seguiré la pista desde ya. GRACIAS una vez más al Kebran y a quienes dejaron su huella en este libro. Yo también estoy segura de que nos quedan cervezas, poemas y pasos en común. Besos andinos de esta mujer que comparte con ustedes la misma resaca, desde el otro lado del mundo... que es el mismo.

Salud! y -como dice Vicente- que Hank nos guarde de los bichos malos.