martes, julio 29, 2008

¿Quién dijo miedo?

Desde luego, no todo es paz y tranquilidad al suroeste de EE.UU. Aquí algunas noticias de los lugares a los que iré: olas de calor, sismos, huracanes y sheriffs racistas.....
.
Remanentes de Dolly causan muerte de hombre en Nuevo México
Remanentes del huracán Dolly azotaron con fuertes lluvias la región montañosa de Ruidoso, Nuevo México, y dejaron inundaciones que causaron la muerte de un hombre y diversos daños. Equipos de rescate recuperaron este lunes el cuerpo de Joseph Godienes, de 20 años de edad, reportado el domingo como desaparecido. Wolfgang Born, jefe del Departamento de Ruidoso, informó que el cuerpo del joven fue arrastrado por las aguas que se desbordaron del río que lleva el mismo nombre de la región.
.
Una ola de calor y diversas tormentas eléctricas provocan desde hace un mes más de un millar de incendios en el norte de California.
Los Angeles. Los bomberos continúan combatiendo unos 1.400 incendios en diferentes áreas del norte de California (oeste de Estados Unidos), donde el fuego ha devastado unos 1.450 kilómetros cuadrados de bosques y áreas residenciales. El capitán Alex Entenman, del Cuerpo de Bomberos en el Condado de Kern, indicó que un incendio quemó más de 800 hectáreas en el área de Piute, al este de Bakersfield y a 165 kilómetros al norte de Los Ángeles.

Un sismo de magnitud 5,4 sacudió la región de Los Angeles causando pánico
LOS ANGELES (AFP) - Un sismo de magnitud 5,4 estremeció este martes la megalópolis de Los Angeles y varias ciudades del sur de California (oeste) a plena hora laboral, causando sólo pánico, según las autoridades.
El sismo, que por ahora no registró víctimas ni daños materiales, se sintió a las 11H42 (18H42 GMT) y tuvo su epicentro en la ciudad de Chino, a 50 kilómetros al este de Los Angeles y a una profundidad de 12,3 kilómetros, indicó el Servicio de Observación Geológica de Estados Unidos (USGS). La magnitud del temblor se fijó en 5,4 después de una revisión a la baja por parte del USGS que había establecido el temblor en 5,8 poco antes del mediodía.

Denuncia el Washington Post acoso contra latinos en Arizona
WASHINGTON, 28 de julio (apro).- El influyente periódico estadunidense The Washington Post pidió hoy al gobierno federal detener las acciones racistas del sheriff, Joe Arpaio, contra latinos del condado de Maricopa, en Arizona.“Maricopa, condado al que pertenece la ciudad de Phoenix, es el hogar de más de la mitad de los 6.2 millones de habitantes del estado de Arizona y es también el dominio del sheriff Joe Arpaio, quien está determinado ha hacerle la vida miserable a los inmigrantes indocumentados”, destaca el Washington Post en su presentación del caso del sheriff racista, tema que aborda en el editorial principal de su edición de este lunes.“El problema es que el ‘sheriff Joe’, como universalmente se le conoce, no es muy abierto sobre cómo él y sus hombres identifican a los indocumentados o cómo también acosan a los inmigrantes legales”, acota el diario.El editorial del rotativo más importante de la capital estadunidense, menciona en este tenor el caso de “Manuel de Jesús Ortega Melendres (sic)”, un ciudadano mexicano que “ingresó legalmente a Estados Unidos” en el otoño del ano pasado con un visado que vence hasta el 2016 y con un permiso emitido por el Departamento de Seguridad Interior.“En septiembre del año pasado, cuando el señor Ortega tenía escasamente tres semanas en Estados Unidos, fue detenido por subalternos de Arpaio cuando viajaba en un vehículo. Pese a mostrarles los documentos –de su estancia legal--, Ortega dice que fue esposado, tratado con rudeza y encerrado en la cárcel hasta ser entregado a las autoridades migratorias, quienes lo liberaron inmediatamente”, relata el editorial.El caso de Ortega es significativo porque durante las nueve horas que estuvo preso por decisión de la oficina de Arpaio, no se le dio ninguna explicación por la razón de su arresto, no se le proporcionó el servicio de un traductor; ni agua y menos alimentos.Otro caso incluido en el editorial es el Velia Meraz y Manuel Nieto, dos ciudadanos estadunidenses, “quienes dicen que fueron bajados de su automóvil a punta de pistola, esposados y amenazados por subalternos de Arpaio, quienes tomaron por una ofensa al hecho de que este par de personas estaban escuchando música (en su auto) por una estación de radio en español”. Los inmigrantes hispanos y grupos defensores de los derechos migratorios lo describen como un Hitler o un miembro del Klu Klux Klan.

Este es el hijo de puta que, entre otras cosas, exije a los reos inmigrantes vestir uniforme de rayas y usar ropa interior de color rosa.