sábado, marzo 31, 2012

Franz Kafka



Nosotros fuimos expulsados del Paraíso, pero el Paraíso no fue destruido. La expulsión del Paraíso fue una suerte, en un sentido, porque si no hubiésemos sido expulsados, habría tenido que ser destruido el Paraíso.

Franz Kafka, Cuadernos en octavo, 1918