miércoles, noviembre 28, 2012

W. H. Auden



La basura militante más timorata,
claman personas importantes,
no es tan burda como nuestro anhelo:
lo que escribió el loco de Nijinsky
sobre Diaghilev   
es cierto respecto del corazón normal;
pues el error arraigado en el hueso
de cada mujer y cada hombre
ansía lo que no puede alcanzar,
no el amor universal
sino ser amado nada más.