miércoles, marzo 07, 2012

Vómito



Mierda
Mierda
Mierda
Mierda
Mierda
mi
er
da
.
.
.
.
.................................... y así sucesivamente, reptar hasta salirme del sueño en el que cruzaba miles de kilómetros hasta llegar a un paraíso de sexo y música en estado de gestación. Alguien debería venir y cortarme la lengua ahora mismo. La pequeña viajera ahora se ahorca en el sueño de otro. Con su propio cordón umbilical. (¿la salvarán?) Alguien debería venir y cortarme la lengua. Y no me sostengan. Y no me sostengan. Y no me sostengan. Y no me sostengan.  ¿Y qué tal si la muerte del sueño me salva? Y qué tal si la muerte del sueño. Y qué tal si la muerte. Y qué tal si...