sábado, junio 12, 2010

De frases rescatadas en Caffe Trieste

Leon Cyens, Carla Badillo Coronado, Stuart J.
photo by Mark Álvarez. SF 2010

Leon Cyens:
Una sociedad muy sana es una sociedad demasiado aburrida. 

Larry:
Este café está tan bueno como mi mujer: cargado y bien caliente. 

Stuart:
A lo mejor si era joven me hubiese preocupado de que publiques mis historias sin que me pagues nada. Pero a estas alturas, yo debería pagarte... porque conversar contigo es mejor que visitar al terapeuta. 

Mark Álvarez:
La moda pasa, el estilo es lo que queda. 

Ali Mongo: 
He viajado por 80 países y las mujeres más artificiales me parecen las gringas; prefiero las sudamericanas y las africanas. Sus olores corporales son naturales, no están llenas de químicos, verdaderos perfumes de mujer.

Leon Cyens:
En Centro y Sudamérica todo es imprevisible, todo cambia en un segundo, nada es estable, igual que un poema.

Mark Álvarez:
San Francisco tiene como veinte personalidades climáticas por eso también la gente aquí está chingada y fuckin' loca.

Larry:
Tengo alergia a la maldita ropa (¿será que algo tiene que ver que siempre la recoja del botadero de alguna esquina?)

Carla:
Nacemos de un remolino de fluidos. Para luego morir secos, con la boca hecha cal.    

Leon Cyens:
Dillinger representa la metáfora de la rebelión por el dinero y no por la política. Dinero - amor. Dillinger muere por amor. Es un acto simbólico de amor contra el Estado.

Jack, el marinero:
En momentos como éste, que me pides que te cuente mis historias de amor, me doy cuenta que la vida ha pasado volando. Sobretodo porque debo empezar diciendo que todas las mujeres de las que te hablaré  ya están muertas. 

Carla: Escribo nuestra historia para salvarla del olvido.
Mark: ...aunque al final, todo, incluyendo la pluma con que escribes, será polvo.