martes, junio 24, 2008

La fiesta del Sol en Kitu

Esa sonrisa que ven -a pesar de ojeras y troyanos, no se me ha borrado desde el sábado. Tullpucuna tuvo una presentación especial por el Inti Raymi (fiesta del sol), junto a diversos grupos de música andina. Se trató de un recorrido largo por las calles del centro de Quitu. Salimos a las dos de la tarde desde la Plaza de las Culturas hasta la Plaza de San Francisco. Pero antes, los yumbos de Cotocollao celebraron una especie de ceremonia desde los más pequeños hasta el último de su generación. Verlos a todos juntos y emitiendo esos silbidos tan particulares me emocionó. Ellos estaban en un círculo cerrado y yo les veía desde una esquina. Entonces uno de ellos se me acercó y me invitó al centro, donde estaba una pequeña vasija de barro con una llama encendida. No hizo falta las palabras. Eso quería decir que ellos me sentían como una más del grupo. Yo quería agradecerles y decirles que son parte de mis raíces. Pero no pude, comencé a llorar. Y ahora me río porque antes de eso ni siquiera es que estaba suceptible, y tampoco está mal.... pero es que no paraba! jaja. Al final pude darles las gracias. En fin. Como eran tantos grupos algunos ya se juntaron con las bandas y a nosotros nos asignaron una banda muy colorida, en todo el sentido de la palabra... como nosotros, jaja. Resulta que era una mezcla de todo: clowns, rastafaris, malabaristas... y todos ellos tocando sanjuanes. Nos acoplamos enseguida y así desfilamos. Ya en San Francisco cada grupo presentó una o dos coreografías. Nosotros habíamos preparado una pero al ver que todo bailaban hasta tres, ese mismo rato nos lanzamos al ruedo Gustavo y yo... a "wuairear". Nunca me había dolido tanto las piernas luego de una presentación, pero de igual manera la satisfacción fue muy grande. Me pidieron que hable en representación del grupo y aproveché para recordar algo de mi quichua, y algunas palabras de mama Dolores Cacuango. Todo estuvo genial. Y pudimos conocer a grupos con un trabajo interesante como Ñucanchi Allpa, y su director y coreógrafo Javier Pineda, que por cierto me cayó muy bien.

Comparto algunas fotos hasta que mis compañeros me entreguen las demás.
Con los auténticos Yumbos de Cotocollao y mi madre
.
Vaya ahí!! Esa es la murga que toca sanjuanes.
Apenas tres de sus muchos integrantes!!
.
Bailando El Jileguerito en San Francisco.
En primera fila unos niños lustrabotas
En honor a la pachamama
Con el sol en mi rostro