lunes, julio 18, 2011

Camille Claudel y la trinidad del vacío


“Te equivocas al pensar que se trata de ti. Eres escultor Rodin, no una escultura. Deberías saberlo. Soy la anciana que sólo lleva el tiempo sobre los huesos. Y la joven arrodillada que ya no puede hallar su juventud, también soy yo. Y el hombre, una vez más soy yo; y no tú. Le di toda mi dureza, a cambio me legó su vacío. Eso es, tres veces yo; la Santísima trinidad. La trinidad del vacío.”


Texto extraído de la película La pasión de Camille Claudel (Bruno Noytten, 1998) cuando la escultora dialoga con su obra: La madurez (L'age Mur).