lunes, marzo 01, 2010

Alberto Manguel - La biblioteca de noche

Biblioteca privada de Juan Ramón Jiménez
Moguer, 2008, by CBC
.
(fragmento)
.
En uno de los primeros capítulos del Quijote, cuando el barbero y el cura han decidido purgar la biblioteca del caballero de los libros que parecen haber sido los causantes de su locura, el ama insiste en que, antes, la habitación debe ser rociada con agua bendita, "no esté aquí algún encantador de los muchos que tienen estos libros, y nos encanten, en pena de las que les queremos dar echándoles del mundo". Como ocurre con tantas personas que no leen, el ama teme el poder de los libros que se niega a abrir. Esta misma superstición se manifiesta en la mayoría de los lectores: los libros que mantenemos más al alcance de la mano están llenos de magia. Las historias que se desarrollan en el espacio del estudio de un escritor, los objetos elegidos para tutelar un escritorio, los libros seleccionados para ocupar las estanterías, tejen una red de ecos y reflejos, de significados y afectos, de recuerdos e invenciones que proporcionan al visitante la ilusión de que algo del propietario de este espacio continúa viviendo entre esas paredes, aunque su dueño haya desaparecido.
.
Alberto Manguel. La Biblioteca de Noche.ed. Norma. Bogotá. 2007