domingo, noviembre 28, 2010

Cariamanga

enmarcada self-portrait
Hotel San Francisco. Cariamanga, Loja 2010

Escribo, nuevamente, desde una cama de hotel. La ventana enmarca una iglesia extraña, una especie de mezquita abandonada que parece un cuadro perfectamente iluminado. Arranqué la cortina para adueñarme de la escena. Éste es un pueblo tranquilo, todo sería silencio de no ser por los gallos que cantan a destiempo, como si fuesen falsos profetas de las madrugadas que nunca llegarán.