jueves, abril 14, 2011

Bellagio


El Bellagio (inspirado en el pueblo homónimo al norte de Italia, junto al lago Como) es uno de los hoteles y casinos más lujosos y elegantes de Las Vegas, y, sin embargo, al igual que el resto permanece abierto al público 24 horas al día. Restaurantes, cafés, galerías, un teatro con presentaciones permanentes del Circo del sol, un conservatorio, un jardín botánico y las famosas fuentes bailarinas. 





El tema principal del hotel son evidentemente las flores, y, de acuerdo a la época del año, sus jardines cambian por completo. En lo personal es uno de los hoteles-casinos que más disfruté. Bastó ingresar para rodearme de un ambiente totalmente onírico. Colores y más colores, y las esculturas de vidrio soplado a cargo del artista Dale Chihuly, quien diseñó más de 2,000 flores de cristal creadas a mano, que cubren 185,80608 m² del cielo raso del lobby. Me siento como en un libro de Lewis Carroll. Y tengo la sensación que el rato menos pensado saltará frente a mí el conejo con un reloj gigante. Es mejor huir del Tiempo, me digo a mí misma mientras sigo avanzando por el jardín. Quiero perderme.