miércoles, julio 14, 2010

Del diario de Jules Renard

25 de febrero, 1891
Me acostumbré a escribir cuanto se me ocurre. Anoto al vuelo todo pensamiento, así sea malsano o criminal. Esas notas no darían, por supuesto, el retrato del hombre que soy. No somos responsables de las extravagancias de nuestro cerebro; sólo podemos rechazar lo inmoral y lo ilógico, pero no impedir que brote.
Diario íntimo, Jules Renard