jueves, octubre 28, 2010

Hot line

Maldita sea!!! he malogrado celulares -involuntariamente- de múltiples formas: abandonándolos en trenes, olvidándolos en cafés, sumergiéndolos en inodoros, pero hoy (no me pregunten cómo) lo jodí calentándolo en el microondas. Involuntariamente, repito.