domingo, febrero 13, 2011

Tiempo


Mi misión es matar el tiempo, y la del tiempo es matarme en su turno a mí. Qué cómodo se encuentra uno entre asesinos. 

Emile Cioran.