jueves, febrero 28, 2008

De un continente a otro

Me llega un paquete de España, y decir que estoy emocionada, me queda corto. Sólo el hecho de ver sobres, sellos, direcciones desconocidas ya tiene su propio encanto, más aún si el envío tuvo que atravesar el océano para poder llegar a mi ciudad. Leo en el paquete: Punta Umbría-Huelva. Lo envía: Uberto Stabile.

Uberto es una de esas contadas personas a las que siento conocer desde hace un par de siglos. Nos conocimos por nuestras letras, y entonces comenzamos a encaminar algunos sueños, como el de su gentil invitación a participar en el Encuentro Internacional de Editores Independientes (EDITA) 2008, (del cual hablaré en un próximo post), con mi documental Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias.
Poeta, Editor, Soñador. Uberto es uno de esos seres que no se vanagloria de nada, sino que su vida y su obra hablan por sí mismos. Un hombre de corazón libertario que intuyó -como buen cáncer- que esta kiteña encuentra en la poesía la posibilidad de renacer infinitas veces, de mutar, de transfigurarse, de expulsarse de sus propias palabras para luego volver a ellas con un nuevo rostro.
Llego a mi casa muy tarde, en la noche, y voy directo a mi cama con una taza de café caliente recién pasado. Abro el paquete y no sé por dónde empezar. Libros, libros y más libros....folletos y agendas culturales de Punta Umbría, Antologías, Revistas y un Cd del I Certamen Andaluz: Jazz en Punta Umbría. Coloco el cd y tomo al azar el primer libro que va de maravilla con la música, pues es una antología poética titulada "Verso y Jazz". Otros libros que me envía son: Cien días de Mayo, de Uberto Stabile (Homoscriptum, México, 2006), Que el fuego recuerde nuestros nombres, de Antonio Orihuela (Aullido libros, 2007), Hablando en Plata. Antología de 17 poetas españoles de hoy" (Homscriptum, México, 2005), dos libros de unos poetas mexicanos que me han parecido exelentes: Arresto Domiciliario (antología personal 1983-2006) , de Margarito Cuellar y Dibujos al carbón de la flor y la abeja para Amy, de Dante Medina. (Aullido Libros, Punta Umbría, 2007). Dos libros de relatos, uno de José Luis Piquero: Mi Psicópata (VIII Premio Nacional de Relatos Canaleta) y La Ceguera de los Ciervos, de Carlos Fruhbeck Moreno (IX Premio Nacional de Relatos Canaleta). Y por último, algo que deseaba muchísimo leer, y que me resultaba imposible adquirir (como todo lo anteriormente nombrado), casi todas los números de la Revista de Poesía AULLIDO (dirigida y editada por Uberto). Verdaderas joyitas. En las que se barajan nombres de poetas como: Raúl Nuñez, Eva Vaz, Ángel Petisme, David González, Antonio Orihuela, Jorge Riechmann, Eladio Orta, Francis Vaz, Violeta C. Rangel, Fernando Beltrán, entre muchos otros. Además de tres antologías de Poesía de Portugal, México y Puerto Rico, publicadas también por Aullido. En definitiva las ojeras que me he cargado han sido totalmente justificadas pues no he podido parar. Veré si voy subiendo algunos de los poemas de tantos autores que desconocía, y que ahora acompañarán mis noches.
Qué puedo decir si no MUCHAS GRACIAS, Uberto, decirte que yo también creo, como dices tú, que "soñar es peligroso, pero más peligroso es vivir sin sueños". Y quiero que sepas que comparto plenamente con Ángel Petisme: "Cuando uno conoce a Uberto Stabile entiende por qué a los soñadores de mapas nunca les tiembla el pulso bajo el crepitar de las velas".

lunes, febrero 25, 2008

Perdidos en la Noche - John Schlesinger

Sinopsis: Perdidos en la Noche (1969-113') es una potente y estremecedora mirada al sueño americano transformado en una pesadilla. Ratso Rizzo (Dustin Hoffman) es un vagabundo que vive en un edificio abandonado. Joe Buck (Jon Voight) es un vaquero que viene de Texas lleno de ilusiones. Ambos se unen en la lucha por escapar de la miseria de los bajos fondos neoyorquinos. Cabe indicar que Perdidos en la Noche es la primera película que John Schlesinger dirige en los Estados Unidos, con guión del legendario Waldo Salt, y es también la que le consagra definitivamente como gran creador.
Lugar: Sala Pareja Diezcanseco (CCE)
Fecha: 25 de febrero de 2008
Hora: 18h30

sábado, febrero 23, 2008

David González.Tributo a la poesía

Hoy se llevará a cabo en Illescas, (Toledo), España, un tributo al poeta David González. El mentalizador del evento es Ramón Pérez Blanco, más conocido como el Kebrantaversos, miembro de CREATURA Fanzine. El evento reunirá a una serie de poetas, verdaderos francotiradores. Como era de esperarse, David tomó esta iniciativa con mucha sencillez y gratitud porque sabe de quien viene, y está conciente que más que un tributo a un nombre, se trata de un tributo a la poesía; como él mismo lo dice "es un tributo en el que no hay de por medio ninguna institución cultural, ninguna institución política, es lo que se podría calificar de un tributo en verdad independiente, una de las principales razones de que haya aceptado dicho tributo, que espero que sea, finalmente, un tributo a la propia poesía". Será una fiesta, sin duda. David es un tipo sincero; y su poesía, a la que él llama de no-ficción, así también lo demuestra. Aún recuerdo que desde la primera vez que entramos en contacto él se mostró como alguien que ama lo que hace, entregado cien por ciento a la poesía, y al final me dijo "desde ya, tienes un amigo acá, en España, en Asturias, en la gris ciudad de Gijón, en el barrio de Cimadevilla..." Y así lo he sentido desde entonces. A pesar de la distancia, y de las ausencias prolongadas, David me ha ayudado con sólo leerlo, logrando lo que algunos no han podido. Yo con mis bajones, y ahí David, hablándome de que es necesario saltar al cuadrilátero como él lo hace "cuando me despierto cada mañana salto al centro del cuadrilátero e incluso antes de que suene la campana que anuncia el primer asalto ya empieza a lloverme puñetazos y en un instante ya estoy acorralado contra las cuerdas, así que miro hacia mi esquina con la esperanza de que alguien arroje la toalla y se termine el desigual combate, pero en mi esquina no hay nadie: están todos o bien en la esquina de mis contrincantes o están, como yo, como tú ahora, luchando en otros cuadriláteros, con la esquina vacía...Entonces pienso que puedo fingir un nocaut y se acabó el castigo....Pero entonces, Carla, miro al árbitro y sé que el combate está amañado, miro a mis contrincantes y solo veo unos peleles cuyas carreras han sido llevadas en pañales, es decir, contrincantes que para conseguir un record impecable de victorias, sus managers los han enfrentado con auténticos paquetes o han amañado las peleas y entonces, entre una cosa y otra, ya ha pasado el día y entonces vuelvo a mirar hacia la esquina, pero ahora por otro motivo: para que a nadie se le ocurra ni por asomo arrojar la toalla: sé que al final les derrotaré, entre otras cosas porque yo peleo con los puños desnudos, como los antiguos campeones mundiales de boxeo...En resumen, Carla, amiga, no te rindas, aguanta los golpes, procura pasar de todo aquello o aquellos que te causen malas vibraciones...Es mejor estar solo que mal acompañado, y tú, pana, eres ecuatoriana, eres una luchadora..."
Ah carajo! me sacaste más de una sonrisa, y me diste fuerza. Por eso, desde aquí te digo David, amigo, eres un tipo como dicen en tu país: con cojones, y por eso te extiendo mi abrazo y te digo: que la fuerza nunca se agote (sé que nunca se agotará), que te sigas limpiando por dentro a través de tu pluma, que haya más conciencias para disparar con versos. Te admiro porque nunca te rindes y porque como también algún día me dijiste: La escritura, querida amiga, nunca perderá su fuerza mientras existan lectores como tú y poetas que den la cara y no se muevan solo por cuestiones egocéntricas o lo que es peor: por dinero, fama, éxito...

Tú sabes que cuentas con una amiga acá, en Kitu, en el pupo del mundo.
Un abrazo poeta.
EL INOCENTE
¿A quién maté yo para llevar
esta vida de mierda que llevo?
A nadie, supongo. A nadie.
Si hubiese matado
sería todavía peor, ya sabes:
cárcel y todo eso...Aunque bien mirado
si realmente lo hubiera hecho
me quedaría, al menos, el consuelo
de merecer el castigo.
Reza lo que sepas. Editorial Eclipsados. Zaragoza 2006.
EL CUCHILLO
ellas venían de grecia
y yo de monterroso
del centro penitenciario
de cumplir tres años
coincidimos en el tren
compartiendo asiento
con dos reclutas de permiso
que me hicieron recordar
que yo aún tenía pendiente
el servicio a la patria
ellos pusieron la priva
ellas dos el papeo
y yo las drogas: hachís
y tabletas de cafersona
estimulante a base de
cafeína y nitroglicerina
antes de bajarse en oviedo
me regalaron un cuchillo
de cortar pan de plata
que habían comprado
en una de las islas griegas
en corfú
si la memoria no me engaña
yo seguí para gijón
libré la mili
y algunos años después
en un crucero de lujo
atravesé el mar egeo
y visité grecia
y dos de sus islas: mykonos
y katakolon
del cuchillo no sé qué fue
desde aquel viaje en ferrocarril
no he vuelto a tener nada que ver
con cuchillos
y el pan
lo parto con la mano
Algo que declarar, Bartleby Editores, Madrid, 2007.
MANOS
las manos
me decían mis padres
antes de sentarme
a la mesa a comer
lávate bien
las manos
no alcanzaban
a comprender
que los niños
las tenemos siempre
limpias.
Algo que declarar, Bartleby Editores, Madrid, 2007.

jueves, febrero 21, 2008

105 años de Anais Nin

Hoy se cumplen 105 años del natalicio de una de mis mujeres: Anais Nin (Paris,1903- Los Ángeles,1977). La neurótica, la descarada, la transgresora, la bailarina de flamenco, la que al principio no fue tomada en cuenta por algunos editores y tuvo que imprimir sus propios libros, ayudando también a sus amigos, todos ellos escritores underground en Nueva York. La que estaba convencida de que la única anormalidad es la incapacidad de amar, la que mantuvo intensos romances con Henry Miller (quien le dedicó a Anais Primavera Negra) y con su esposa: June Mansfield, con sus psicoanalistas René Allendy y Otto Rank, con Joaquín Nin, su padre, entre otros, y su amistad con intelectuales y artistas como Dalí y Gala, Carpentier, César Vallejo, Pablo Neruda, Chaplin, Cortázar, Blaise Cendrars y Tanguy, André Breton, Antonin Aratud, etc.
Hoy celebro su legado, y estoy contenta porque finalmente he adquirido Incesto: Diario Amoroso (Ed. Siruela, Madrid, 2006). En él, Anais continúa el relato iniciado en Henry y June (1986). Abarca el período de su vida entre octubre de 1932 y noviembre de 1934 y completa el primer volumen (1966) de El diario de Anais Nin. Cabe indicar que para la autora, el diario fue su confidente último y lo escribió ininterrumpidamente entre 1914 y 1977. El libro también incluye una serie de fotografías de Anais y sus allegados, como por ejemplo una de Antonin Artaud, tal como aparece en el filme de 1928 La Pasión de Juana de Arco, así como un retrato de Anais, tocada con un sombrero de piel, pintado por Henry Miller.
Les dejo dos fragmentos de sus Diarios.
A tu salud mi querida Anais.

Anais Nin y sus diarios en una bóveda

"(...) No he tenido tiempo de anotar las mentiras. Quiero empezar. Supongo que no deseaba ni verlas. Si la unidad es imposible para el escritor, que es un «mar de protoplasma espiritual, capaz de fluir en todas direcciones, de engullir todo objeto que encuentre en su camino, de introducirse por todas las grietas, de llenar todos los moldes», como dijo Aldous Huxley en Contrapunto, al menos es posible la verdad, o la sinceridad sobre las insinceridades de uno. Es cierto, como dijo Allendy, que enriquezco con sentimientos reales lo que mi mente engendra ficticiamente, y, de buena fe, me dejo convencer por mis propias invenciones. (...)"

"(...) Anoche lloré. Lloré porque el proceso a través del cual me he hecho mujer ha sido doloroso. Lloré porque he dejado de ser una niña con una fe ciega de niña. Lloré porque he abierto los ojos a la realidad, al egoísmo de Henry, al ansia de poder de June, a mi insaciable creatividad, que ha de mezclarse con otros y no se basta a sí misma. Lloré porque ya no puedo creer y me encanta creer. Todavía soy capaz de amar apasionadamente, pero sin creer. Eso quiere decir que amo humanamente. Lloré porque de ahora en adelante lloraré menos. Lloré porque ha desaparecido el dolor y todavía no estoy acostumbrada a su ausencia.

martes, febrero 19, 2008

Pulp (fragmento)

Así que allí estaba yo, sentado, escuchando la lluvia. Si me hubiera muerto en aquel mismo instante nadie habría derramado ni una sola lágrima en todo el mundo. Tampoco es que yo lo quisiera. Pero era raro. ¿A qué grado puede llegar la soledad de un mamón? Pero el mundo estaba lleno de pedos viejos como yo. Sentados, escuchando la lluvia, preguntándose adónde se había ido todo. Uno sabe que es viejo cuando se sienta a preguntarse adónde se ha ido todo.
Bueno, no se ha ido a ninguna parte, no es que pensemos eso. Tres cuartas partes de mí estaban muertas. Encendí la tele. Había un anuncio. ¿SE ENCUENTRA SOLO? ¿DEPRIMIDO? ANÍMESE. LLAME A UNA DE NUESTRAS HERMOSAS CHICAS. ELLAS ESTÁN DESEANDO HABLAR CON UD. CÁRGUELO A SU TARJETA VISA O MASTER CARD . HABLE CON KITTY O FRANCI O BIANCA. LLAME AL 800-435-8745.
Aparecieron las chicas. Kitty era la mejor. Di un trago al escocés y marqué el nñumero.
-¿Sí? - era una voz masculina. Sonaba como mala leche.
-Kitty, por favor.
¿Tiene ud 21 años o más?
-Más- contesté.
-¿Mater o Visa?
-Visa.
-Déme su número y fecha de vencimiento. Y también su dirección, número de teléfono, número de la seguridad social y del carnet de conducir.
-Eh, ¿y cómo sé yo que no va a usar toda esa información en su propio beneficio? O sea, ¿cómo sé que no me va a joder vivo? ¿Que no va a usar esa información para obtener cosas?
-Oiga, amigo, ¿quiere hablar con Kitty?
-Creo que sí.
-Nosotros nos anunciamos por televisión. Llevamos 2 años en este negocio.
-Está bien, espere a que busque todo ese rollo en la cartera.
-Amigo, si no te gustamos, a nosotros tampoco nos gustas tú.
-¿Y de qué me va hablar Kitty?
-Le va a gustar.
-¿Cómo sabe que me va a gustar?
-Oiga, amigo...
-Vale, vale, espere un momento...
Le di la información. Hubo una pausa considerable mientras investigaban mi crédito. Después oí una voz.
-¡Hola cariño, soy Kitty!
-Hola, Kitty, me llamo Nick.
-Mmm, ¡tienes una vos tan sexy! ¡Me estoy poniendo un poco cachonda!
-¡Venga ya!, mi voz no es sexy.
-¡No te hagas el modesto!
-No, Kityy, no soy modesto...
-¿Sabes?, me siento muy cerca de ti! Me siento como si estuviera acurrucada en tu regazo, mirándote as los ojos. Yo tengo los ojos grandes y azules. Te inclinas hacia mí, ¡como si fueras a besarme!
-¡Y una mierda!, Kitty, estoy sentado aquí solo sorbiendo un whisky escocés y escuchando la lluvia.
-Escucha, Nick, tienes que usar la imaginación un poquito. Déjate ir y te sorprenderás de lo que podemos hacr juntos. ¿No te gusta mi voz? ¿No la encuentras bastante... mmm, sexy?
- Sí, bastante, aunque no demasiado. Parece como si estuvieras acatarrada. ¿Has cogido frío?
-Nick, Nick, cariño mío, ¡estoy demasiado caliente como para coger frío!
-¿Qué?
-¡He dicho que estoy demasiado caliente como para coger frío!
-Bueno, parece como si hubieras cogido frío. Quizá es que fumas demasiados cigarrillos.
-Yo sólo fumo una cosa, Nick?
-¿Qué, Kitty?
-¿No lo adivinas?
-No...
-Baja la mirada, Nick.
-Vale.
-¿Qué ves?
-La copa. El teléfono...
-¿Qué más, Nicky?
-Los zapatos...
-Nick, ¿qué es esa cosa tan grande que está ahí empinada mientras hablas conmigo?
-¡Ah, esto!¡Es mi barriga!
-Sigue hablando conmigo, Nick. Sigue escuchando mi voz, piensa que estoy ahí , en tu regazo, tengo el vestido un poco levantado, se me ven las rodillas y los muslos. Tengo el pelo largo y rubio. Me cubre toda la espalda. Piensa en ello Nick, piensa en ello...
-Está bien...
-Vale, y ahora ¿qué ves?
-Lo mismo: el teléfono, mis zapatos, la copa, mi barriga...
-¡Nick, que malo eres! Tengo muchísimas ganas de ir ahí y darte un buen azote! ¡O talvez te deje que me azotes tú a mí!
-¿Qué?
Fuerte, fuerte, Nick!
-Kitty...
-¿Sí?
-¿Me disculpas un momento? Tengo que ir al cuarto de baño.
-Ay, Nick, ¡ya sé lo que vas a hacer! ¡Pero no tienes que ir al cuarto de baño para hacerlo, puedes hacerlo mientras hablas conmigo!
-No, no puedo, Kitty. Tengo que hacer pis.
-Nick- contestó ella-, ¡hemos acabado esta conversación!
Colgó.
Fui al cuarto de baño y oriné. Mientras lo hacía, aún podía escuchar la lluvia. Bueno, fue una mierda de conversación, pero al menos me había hecho olvidar al Gorrión Rojo y otros asuntos. Tiré de la cadena , me lavé las manos, me miré al espejo, me guiñé un ojo y regresé a mi escocés.

Charles Bukowski, Pulp, Traducción de Cecilia Ceriani y Txaro Santoro, Ed. Anagrama, Barcelona, 1997.

lunes, febrero 18, 2008

La vida vale V

De alguna manera hice caso a los consejos de un par de amigos que me recomendaron visitar a un psicólogo. Sin embargo, acabé asistiendo a una terapia más divertida. Resulta que este fin de semana fui al Café Teatro Patio de Comedias donde se presentó la comedia “La Vida Vale V”, escrita y dirigida por Martha Ormaza (con la colaboración del artista chileno Alfredo Becker en la parte estructural). La obra fue interpretada por las actrices Ana Urbach, quien da vida a la psicóloga internacional, la doctora Valeria Yanpolsky, y por Silvia Brito, en el rol de Virginia, quien debe exorcizar la locura cotidiana que se vive en una de nuestras atestadas ciudades. Una comedia cargada de humor negro que nos retrata en muchas de las absurdas situaciones a las que nos vemos enfrentados a diario. Reírnos de nosotros mismos es la consigna de este espectáculo que devela la mayor o menor dosis de salud mental de los espectadores.

Hubo una parte en la que me identifiqué mucho y que me hizo reir a carcajadas: cuando Virginia, la paciente, demuestra rasgos de neurosis y paranoia y los niega de una forma que sólo consigue evidenciar más sus trastornos, y otra en la que dice estar conciente de su patología hereditaria (o que lo niegue mi madre, jaja). En fin...valió la pena.

Sobre la directora:

Martha Ormaza nació el 13 de julio de 1959 en Alausí, Prov. Chimborazo. Actriz especializada en Teatro del Humor con una carrera muy versátil, ha participado en teatro, televisión, radio y cine. Licenciada en Ciencias Públicas y Sociales. Entre los eventos destacados que ha participado está el Encuentro "Magdalena" Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires. Además ha sido parte del elenco de las obras: "La Marujita se ha muerto con leucemia", "Monólogos de la Vagina", "El Eterno Femenino". De las producciones de televisión: "Los Sangurimas" "Dejémonos de Vainas" y la película: "Un titán en el ring". Su debut como directora fue con la obra "El Oh,Limbo".
Funciones:
De Jueves a Domingo a la 20h00
(hasta el 16 de marzo de 2008)
Más información:

jueves, febrero 14, 2008

Declaración acusatoria en forma de misiva

Acúseme de ser azul, de pintar mis labios con sus versos, acúseme de llevar una tristeza que se activa con la lluvia, acúseme de tener la melancolía como marca de nacimiento, acúseme de pintar paisajes con nostalgias propias y ajenas, acúseme de loca, acúseme de creer en los duendes (sobretodo en aquel que lo trajo hasta mi puerta), acúseme de soñadora, acúseme de sufrir la poesía, acúseme de llevar una serpiente escondida en mi vientre, acúseme de llorona, acúseme de ver en blanco y negro los domingos, acúseme de terca, de intransigente, de caprichosa, acúseme de pretender la paz en medio del caos, acúseme de rebelde, acúseme por mi desorden, por mis desvaríos, por mis resacas mentales, acúseme de necia, de despistada, de gritona, acúseme de juntarme con gente rara, acúseme de tener un corazón libertario, acúseme de cargar una bandera negra, acúseme de bailar en medio de la avenida, acúseme de querer desnudarlo en jardines públicos, acúseme de fatalista, de extremista, de exagerada, acúseme de carajear con frecuencia, acúseme de haber robado un par de libros a un par de ricos (uno de los libros es sobre la fotografía de Robert Frank con introducción de Jack Kerouac), acúseme de seducir al diablo, acúseme de escaparme con el viento, acúseme de esconder las llaves del alba, acúseme de querer cantarle al oído hasta quedarme muda, de escribirle hasta quedarme manca y de correr hasta el lugar donde se encuentre, con el riesgo de quedarme coja por tanta prisa, acúseme de ilusa, de creer en usted después de tanta palabra rota, acúseme de que a pesar de sus máscaras le he apostado cuatrocientas mil veces a nuestra historia (acúseme otra vez de exagerada), acúseme de memorizar todos sus poemas para beberlos a sorbos a la madrugada, acúseme de anacrónica, de intuitiva, de bruja, acúseme de resentida, de recordar todo con lujo de detalle, acúseme de ser la descendiente de Nemosyne, acúseme de ermitaña, acúseme de confundirlo con mi admiración a ciertas mujeres, acúseme de hablar de teorías crípticas, acúseme de haber robado los secretos de Medio Oriente, acúseme de haberme lanzado al río Yangtze para tratar de salvarlo, acúseme de abrazar una tumba cuando duermo, acúseme de querer dar juntos un recital en el cementerio de San Diego, acúseme de ver más allá de la niebla, acúseme de estar convencida de que la vida duele y el amor desquicia, y que encontrar al amor de nuestras vidas es un pacto entre masoquistas, acúseme de ser la enemiga del tiempo, acúseme de interrumpirlo cada seis palabras, acúseme de temblar veinte veces al día, acúseme de envejecer antes de hora, acúseme de asesinar a más de uno con mis huesos, acúseme de insomne, de violenta, de agresiva, acúseme de llevar el “Zigzag del Solitario” en mi maleta de viaje, acúseme de amarlo con el brío del mar, con la furia de un volcán enardecido, acúseme de todo esto…

…pero no me acuse de mentirosa, de falsa, de tramposa, cuando sólo he cultivado caracoles para tejer con ellos nuestros trajes, cuando he compuesto canciones cuyas partituras las he escrito con sangre, cuando mis ojos han sido lagunas en las que usted se ha sumergido cuando ya no había donde sumergirse, cuando hemos rasgado conciencias al gritar verdades que a muchos espantan, cuando he construido universos para los dos en menos de siete días, cuando siempre he resguardado su nombre (con lo poco que me gustan las etiquetas), cuando he aparecido antes de tiempo tras un viaje de catorce horas sólo para abrazarle y entregarle el aroma del café recién molido en el sur, cuando he escrito con su barba mis mejores relatos. Por eso, no me hable de ficciones por favor, no con su boca manchada, porque usted sabe que he pasado noches enteras en vigilia, esperando que sus labios me revelen algún verso, y sólo me ha entregado aliento a cerveza, porque me he quedado ronca de tanto cantarle “Paloma Negra”, porque usted sabe lo que pasó en la galería de arte esa noche de mayo, en Quito con aguacero, por los viajes postergados, por las fechas olvidadas, porque tuve que presenciar su despedida simulada, y comprobar que se bajaba del taxi en la siguiente esquina, no me hable de máscaras por favor, no cuando yo le he quitado con mis propias manos las que usted usaba en cada fiesta, y que a pesar de todo yo celebraba con serpentinas el retorno del niño que entre risas y muecas se quedaba dormido en mi regazo, y hoy supone historias relacionándome con fantasmas, sintiendo celos de los mortales, arrojando a la quebrada todo rastro de lucha, y a pesar de los dardos lanzados sobre mi cuerpo, a pesar del dolor, yo sigo construyendo ocarinas para que usted invoque a los gavieros muertos; y usted sabe que es cierto, tan cierto como el lunar de carne en su espalda, al que siempre ha querido amputar, y en el que yo me he refugiado tantas veces al sentirme desamparada, tan cierto como que extraño el palpitar de su corazón cuando escucho el tic tac de lo grillos que saltan a la muerte, tan cierto como las angustias compartidas, como las sobredosis de cafeína, como la casita de adobe que construía sobre su pecho, tan cierto como esta oscuridad de la que no logro salir y desde la que me pregunto: en qué estación se quedó el poeta con los regalos que me traía del puerto, dónde se perdió la esperanza renovada, dónde la quietud de la bajamar, la lumbre del faro, la suavidad de la arena, la ternura del náufrago…

Acúseme de haber caído en la ironía más grande: el amor
Declaro que todo lo expuesto aquí es cierto,
Carla Blue.

Quitu, 14 de febrero de 2008

lunes, febrero 11, 2008

Roman Polanski: El Cuchillo en el Agua


La Cinemateca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana sigue con la temporada del Cine Club 2008: El cine que nos inspira, con la película El cuchillo en el agua (1962), ópera prima del francés de origen polaco Roman Polanski.

Sinopsis: Inicia la narración con la pareja formada por Andrzej (Leon Niemczyk) y Christine (Jolanta Umecka), quienes viajan en su auto a la playa para emprender un paseo a bordo de su yate. Sin embargo, en la carretera irrumpe un joven (Zygmunt Malanowicz) al que la pareja está a punto de arrollar, y que terminan por invitarlo a su travesía. Se establecerá un extraño triángulo entre los tres, convirtiéndose la mujer en el centro de una lucha entre los dos hombres.
Sobre el director
Roman Polanski. Nace en París-Francia, el 18 de agosto de 1933, en el seno de una familia judía-polaca. En 1937 se trasladan a Croacia-Polonia. En la II Guerra Mundial su madre y familiares son recluidos en diferentes campos de concentración y nunca más se sabe de ellos. Estudia arte dramático, electrónica y en 1947 debuta como actor de teatro. Actúa en 1955 en la película de Andrzej Wajda “Generación”, luego se matricula en los cursos de dirección de la escuela de Lodz, ubicada en el corazón de Polonia. Allí realiza varios cortometrajes y se diploma en 1959 con “Cuando los ángeles caen del cielo”. Su ópera prima en largometrajes es “El cuchillo en el agua”. Obtiene renombre mundial con este filme que le permite vivir en Gran Bretaña, aquí dirige “ Repulsión” (1965), “Cul-de-sac” (1966), “El baile de los vampiros” (1967) primera película a color. En 1968 filma en Estados Unidos “Rosemary¨s Baby – Semilla del diablo”, adaptación de una novela de Ira Levin, revolucionando el cine de terror. En 1969, su mujer, la actriz Sharon Tate, que se encontraba embarazada de ocho meses, es una de las víctimas de la masacre que la banda de Charles Manson ejecuta en la casa de Polanski en Los Ángeles. Sharon estaba celebrando una fiesta con amigos cercanos a la pareja. Todos son brutalmente torturados y masacrados por integrantes de la secta de Manson. Polanski se encontraba fuera preparando otro largometraje y los rumores insinuaban una venganza por el rodaje de “La semilla del diablo”. Polanski abandona Hollywood y regresa a Europa. Luego de un prolongado silencio acosado por una fuerte depresión, rueda películas en Italia e Inglaterra que obtienen críticas divididas. Regresa a Hollywood y en 1974 estrena la película de tinte policíaco “Chinatown”. Aunque obtiene éxito de ventas y de recepción por parte de la crítica y los espectadores, debe retornar a Europa-Francia: acusado de perversión de menores. En 1979, Polanski estrena en Francia, “Tess” basada en la novela de época de Thomas Ardí. Filma varias películas en los años siguientes y en 1999 dirige la adaptación de su película “El baile de los vampiros” a teatro musical, logra triunfos y aceptación del público en varias ciudades de Europa. Con la película “El pianista” (2002) gana en Cannes “Palma de Oro” y Oscar como director, pero no puede retirarlo personalmente por ser prófugo de la justicia de U.S.A. En el 2005 estrena el filme “Oliver Twist”.


Lugar: Sala Alfredo Pareja Diezcanseco (cce)
Fecha: 11 de febrero de 2008
Hora: 18:30
Valor: $2 general o $1 tercera edad o estudiantes con carné
Más información:

domingo, febrero 10, 2008

El Lado oscuro del Corazón (fragmento)

Ella: La esperanza tan dulce, tan pulida, tan triste, la promesa tan leve no me sirve.

Él: Aunque sea un trueque mínimo, debemos cotejarnos.

Ella: No me sirve tan mansa la esperanza, la rabia tan sumisa, tan débil, tan humilde...El furor tan prudente no me sirve. No me sirve tan sabia, tanta rabia.

Él: Estás sola, estoy solo; por algo somos prójimos. La soledad también puede ser una llama.

Ella: No me quieras, por favor, no me quieras, no me quieras, no me quieras…
(…)
Él: Después de conocer una mujer etérea, ¿puede brin­darnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo? No me es posible concebir ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando. Te quiero.

Ella: Yo tam­bién te quiero, pero puedo quererte sin tenerte. Hemos volado juntos. ¿Qué más hace falta?

-------------------------
Película de Eliseo Subiela (1992)
Guión basado en los poemas de Oliverio Girondo, Mario Benedetti y Juan Gelman.
Intérpretes principales: Darío Grandinetti, Sandra Ballesteros, Nacha Guevara.
Música: Osvaldo Montes, interpretada por los bolerasos: "Algo contigo", de Chico Novarro, María Martha Serra Lima y "Trío Los Panchos", "Verdad amarga", de C. Velázquez, María Martha Serra Lima y "Trío Los Panchos", por Lucho Gatica "Somos", de Mario Clavell, por "Alguien me dijo", de Gouveia - Amorin, Aliemar Dutra, por Tito Rodríguez "Inolvidable" de J. Gutierrez, y "Ciudad de pobres corazones", de Fito Páez, por Dalila.

jueves, febrero 07, 2008

A la sombra de Li Po

Mientras me mantengo sobrio, somos alegres juntos,
cuando me embriago, cada uno marcha por su lado
jurando encontrarnos en el Río de Plata de los Cielos.
Li Po.


El hombre sostiene convulso un poema de Li Po entre sus manos. Lo lee en voz alta con el fervor de un feligrés desesperado en busca de respuestas. El hombre está solo, sin amigo que acompañe. Dionisio se ha marchado. A él corresponde proteger a quienes fermentan pensamientos en muchedumbre. El hombre permanece solo y el poema de Li Po amortigua su impotencia. El hombre lo lee por quinta vez, y ya embriagado de poesía se pregunta a sí mismo: ¿Cuántas veces he sido expulsado de mi propio río Yangtze? ¿Cuántas encerrado para que no abrace a la luna? Cuándo entenderán que yo también soy un inmortal exiliado en la tierra.

martes, febrero 05, 2008

Sobre las rieles


El tiempo pasa sin que nos demos cuenta. El cielo espesa sus nubes y las rieles se oxidan de tanta espera. Observo a una niña que devora el paisaje con su mirada; junto a ella un perro aúlla, entonces comprendo: es hora de partir.


Nota: Esta fotografía la tomé hace casi cuatro años en el desierto de Palmira, Provincia del Chimborazo, Ecuador; y allí escribí el pequeño texto que la acompaña. Cómo desearía estar ahora allí... ser yo la niña junto al perro que aúlla.

sábado, febrero 02, 2008

Payaso


22:00. La última función termina. Las luces se apagan. El payaso llora. Todos se han marchado como de costumbre. El payaso se siente ridículo frente al espejo. El payaso está viejo, cansado y solo. El payaso se apresura a guardar sus cosas, pero se detiene mientras piensa: Es preciso regresar al abrazo sincero. El payaso sale corriendo del circo. La ciudad se ahoga en su propia lluvia; el payaso la atraviesa y llega al lugar deseado. El payaso golpea la vieja puerta de madera. Sale una anciana. El payaso no dice nada, sólo la mira fijamente a los ojos por largo rato. Los ojos son lo único que reconoce de él mismo -lo único real que le queda-. La mujer entiende su mensaje y lo abraza. El payaso llora y en un suspiro estalla. Mil retazos de colores flotan en el aire. Sólo queda su rostro falso en el regazo de la madre. La verdadera función concluye.