jueves, marzo 31, 2011

Next Stop: Atlanta - Las Vegas - Gran Cañón - San Francisco


Parto hacia el aeropuerto sin dormir, como siempre. La única diferencia es que esta vez el avión lo abordaré junto a mi hermana y mis padres. Los cuatro volaremos hacia el norte y estaremos juntos la primera parte de la ruta, luego ellos regresarán a Ecuador y yo avanzaré hasta San Francisco, mi segundo hogar.

Sé de antemano que este viaje me será decisivo en muchos aspectos. Mi corazón, mi cabeza y mi cuerpo son un hervidero. Trato de no pensar mucho por ahora. Simplemente me limito a disfrutar la sonrisa de los tres seres que me acompañan y a los que amo infinitamente.

Despega el avión y Quito me despide como siempre. Abajo quedan sus curvas y sus luces intermitentes. Abajo queda mi ciudad, como una madre, que esperará paciente mi regreso.  

miércoles, marzo 30, 2011

Salomé - Gustave Moreau


Hace un tiempo Jorge Andrés me compartió esta imagen de Salomé, la princesa responsable por la decapitación de Juan Bautista, representada por el francés Gustave Moreau. De la pintura, lo que más me fascina es Salomé sosteniéndose en puntillas, flotando, manteniendo el equilibrio. Me recuerda de alguna forma a mi danza, esa sensación de volar de manera casi imperceptible. Recuerdo que cuando le agradecí a Jorge Andrés por habérmela enviado, le dije que sin duda la imagen era bella, a lo que respondió: "Ella danza y lleva una flor en pos de la muerte de un profeta... esa es la verdadera belleza! Era una mujer sabia en tal caso. Cruel y sabia".  

martes, marzo 29, 2011

Literatura subversiva


Un compa de Cine Libertario me envía desde Chile unos enlaces para descargar clásicos de la literatura subversiva (Alfredo María Bonanno, Ángel Cappeletti, Papelucho)

Para acceder a ellos sólo tiene que dar click en el siguiente link: 


¡Salud, lectura y libertad!

domingo, marzo 27, 2011

Tiempo y razón - Henry Miller


"Ustedes viven el mañana y el ayer; yo vivo úncamente el momento actual. Por lo tanto, vivo eternamente. Soy intemporal. Y puesto que esto último es evidentemente falso, ustedes tienen razón y yo continúo errado. Aquella razón arranca de éste mi error. Tener razón equivale a estar atrasado o adelantado en el tiempo."



sábado, marzo 26, 2011

Burnin' mind (o San Francisco a la vista)


Madre, mía, cuántas ideas para mi vida se me cruzan ahora mismo. Pero ya, llegó el día, me voy, pronto regresaré a San Francisco, Fog City, mi madre loca. Pero también se me cruza una avalancha de lugares y de cuerpos sin rostro. Me veo sobre el Golden Gate Bridge y sin embargo huyendo hacia un lugar desconocido, para ver el amanecer desde una Isla, nuevamente en el Sur. Mi cabeza es por ahora un hervidero.

viernes, marzo 25, 2011

Sobre los recuerdos - Imre Kertész


"Los recuerdos son como perros abandonados, vagabundos, nos rodean, nos miran, jadean, aúllan alzando la vista a la luna; querrías ahuyentarlos, pero no se marchan, te lamen ávidamente la mano, y cuando les das la espalda, te muerden... "



Yo, otro. Crónica del cambio. 

jueves, marzo 24, 2011

Llévenos al piso O, por favor..


"Y yo estaba allí con ellos porque yo tampoco tenía nada, excepto
 mi memoria."




Auxilio Lacouture. (R.B.) 

Carla Badillo Coronado & Sandra Angélica Araya

Ladies in red

Jorge Andrés Gómez Valdez escribiendodibujandoensudiario

Fernando & Jorge Andrés

 lady in red & beer

 Sanrris & Efra

 Evidencias. Quito. Dic, 2010

miércoles, marzo 23, 2011

martes, marzo 22, 2011

Waste Land (o del basurero más grande del mundo)

Tengo ganas de ver Waste Land, documental rodado en Jardim Gramacho (Río de Janeiro), el mayor vertedero de basura del mundo. Una producción de Fernando Meirelles que se centra en el trabajo del artista brasileño Vik Muniz y su colaboración con los "catadores", término con el que se autodenominan los recolectores de desechos reciclables de este lugar.

lunes, marzo 21, 2011

Georges Bataille


"Sólo se escribe con autenticidad bajo una condición: que a uno le dé todo igual, se pase por el forro las consignas.

"

domingo, marzo 20, 2011

Desencierros

Luego de 4 días de encierro, hoy salí a caminar sola por el centro histórico de Quito. LLovía, así que fumé un cigarro y entré a un local pequeñito en la Ronda, y resulta que los únicos que estaban ahí eran los del gremio de músicos de ese barrio bohemio (incluyendo los que tocaron para nosotros hace un mes). Así que nomás estábamos la dueña: Doña Miriam, siete guitarristas y yo. Fue un momento muy especial, todos tenían historias de antaño y se portaban conmigo como si ya nos conociéramos de hace tiempos. Cuando apenas llegué, me senté en una mesa en la esquinita, dispuesta a beber un canelazo y a leer un rato mientras afuera  escampaba. El libro en cuestión era "Los sinsabores del verdadero policía" de Roberto Bolaño, que J. me había mandado desde Logroño (sorprendiéndome una vez más con su generosidad e ingenio), y que yo me lo había leído de un tirón a mi regreso, pero ese momento quise abrirlo al azar y leer el párrafo que me tocara, cualquiera que éste fuera... entonces se abrió en una página que decía: "Notas de una clase de literatura contemporánea: el papel del poeta: El más feliz: García Lorca. El más atormentado: Celan y, según otros, Trakl, pero había quien sostenía que los más atormentado fueron los poetas latinoamericanos muertos en la lucha insurreccional de los sesenta y setenta. Y quienes dijeron Hat Crane." Me sorprendí porque precisamente tenía a este último poeta en mente. Cerré el libro, y con una sonrisa nostálgica me bebí un canelazo. Finalmente canté Nuestro Juramento de Julio Jaramillo. Y ya no me importó si afuera escampaba o no. 

sábado, marzo 19, 2011

Nuestro Juramento - Julio Jaramillo



No puedo verte triste porque me mata
tu carita de pena, mi dulce amor,
me duele tanto el llanto que tu derramas
que se llena de angustia mi corazón.

Yo sufro lo indecible si tu entristeces,
no quiero que la duda te haga llorar,
hemos jurado amarnos hasta la muerte
y si los muertos aman,
después de muertos amarnos mas.

Si yo muero primero, es tu promesa,
sobre de mi cadáver dejar caer
todo el llanto que brote de tu tristeza
y que todos se enteren de tu querer.

/Si tu mueres primero, yo te prometo,
escribiré la historia de nuestro amor
con toda el alma llena de sentimiento;
la escribiré con sangre,
con tinta sangre del corazón/.

viernes, marzo 18, 2011

Leopoldo María Panero


Suave como el peligro atravesaste un día

con tu mano imposible la frágil medianoche

y tu mano valía mi vida, y muchas vidas

y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.

Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida

porque eras suave como el peligro,

como el peligro de vivir de nuevo.



"Last night together" 1980

jueves, marzo 17, 2011

La metáfora de los adioses

 Puente de Misahuallí. Ecuador, 2011

"Sobre si se verían o no alguna otra vez, dejaba esa respuesta en manos del dios de los viajeros."
Roberto Bolaño.

martes, marzo 15, 2011

Sobre la escritura - Marguerite Duras


“No se puede escribir sin la fuerza del cuerpo. Para abordar la escritura hay que ser más fuerte que uno mismo, hay que ser más fuerte que lo que se escribe. Es algo curioso, sí. No es sólo la escritura, lo escrito, también los gritos de las bestias de la noche, los de todos, los vuestros y los míos, los de los perros.”



jueves, marzo 10, 2011

Jules Renard - Diario íntimo



7 de octubre de 1899



"De todo lo que escribimos la posteridad se quedará, a los sumo, con una página que me gustaría elegirla yo mismo.

"

martes, marzo 08, 2011

La batalla más dura
 - 
E. E. Cummings


"No ser nadie más que tú mismo - en un mundo que está haciendo todo lo posible, día y noche, para que seas como todos los demás- significa luchar la batalla más dura que cualquier ser humano pueda enfrentar, y nunca dejar de luchar."

sábado, marzo 05, 2011

Ludwig Wittgenstein



Los estados de cosas se pueden describir, pero no nombrar.
(Los nombres son como puntos; las proposiciones, como flechas: tienen sentido.)

Tractatus logico-philosophicus

viernes, marzo 04, 2011

Regresa - Lucha Reyes


Te estoy buscando, porque mis labios
extrañan tus besos de fuego.
Te estoy llamando, y en mis palabras
tan tristes mi voz es un ruego.
Te necesito, porque mi vida sin verte
no tiene sentido y van
y van por el mundo mis pasos perdidos,
buscando el camino de tu comprensión.

Apiádate de mi, si tienes corazón,
escucha en sus latidos la voz de mi dolor.

//Pero regresa, para llenar el vacío
que dejaste al irte, regresa, regresa
aunque sea para despedirte,
no dejes que muera sin decirte adios//

jueves, marzo 03, 2011

Notas al aire

Diferentes días, diferentes horas:

*
Amé la clase de danza. Mi maestro, Waira, nos está enseñando danzas guerreras. La de hoy fue la de Quetzalcoatl, la serpiente emplumada. Mucha percusión y sonajas, mucha mucha fuerza.

*
Mi madre va forjando cada vez más su camino. Y yo lo celebro. Ha decidido estudiar teatro, uno de sus sueños. Yo la apoyo totalmente.

*
 Se me confunden los tiempos.

*
Si nos hubiésemos conocido en siglo XVIII también lo habría hecho.


*
El aire está más seco que de costumbre

Pero tengo una noche propia

Y por hoy eso me basta. 


*
Acabo de aprender una nueva coreografía de bolero con Ronald, mi otro coreógrafo. Experimento nuevas sensaciones en los movimientos de mi cuerpo con este género que me encanta (ganas no me faltan para empezar a cantar).

*
Remendar pájaros se me está volviendo oficio.

*
Mi felicidad es una felicidad castrada.

*
Soy una funambulista desgarrada
Como una guitarra a la que le falta 
una séptima cuerda. 

miércoles, marzo 02, 2011

Arte del plagio - Andrés Neuman


ARTE DEL PLAGIO*

Pues no, no es justo, no. Uno intenta seguir la senda del bien (Buda), fijar el límite de su libertad donde empiece la libertad ajena (Bakunin), es decir, ser original o absolutamente moderno (Rimbaud), y resulta que ahora nos llega el Intertexto (Bajtin, Kristeva, Barthes) a aguarnos la fiesta (que es un simpático refrán popular). O sea (inspiración propia) que uno vivía en el error; que la paloma se equivocaba (Alberti; ¡ésa la saben!).

Porque ¡voto a Dios, que me espanta esta grandeza! (Cervantes), mira que haber trabajado tanto todos estos años, casi diríase matando dinosaurios con tirachinas (Maestre), persiguiendo lo único que fuera único (whisky Ballantine’s), intentando dar con la palabra justa que se resista al viento (esto lo he tomado de un poema mío, je)... y todo para nada (conocida paradoja de Confucio): resulta que ya todo estaba escrito. Sí, como lo oyen. Pierden su tiempo buscando libros nuevos. ¿A que se han quedado de piedra? Lo lamento: escrito está en mi alma vuestro gesto (Garcilaso de la Vega).

Es un caso sencillo (Prado). Hoy, madrugada del jueves, ya completamente viernes (García Montero), me siento a escribir este artículo que ahora ustedes leen el jueves siguiente, y no sé -sólo sé que nada sé: lo dijo un griego-, qué quieren que les diga, es como que después de las últimas noticias me costara más hacer el esfuerzo de decirles algo, como si el arte fuera largo y además no importase (Machado, uno de los dos). Estos días leí la prensa, miré los muros de la patria mía (Quevedo), pensé en mi artículo y me dije: preferiría no hacerlo (Melville). O mejor dicho preferiría copiarlo, ya que de todos modos en alguna parte estará escrito letra por letra (la idea es de Borges) y además en el periódico me pagarán de todas maneras (Groucho Marx, creo) mi modesto sueldo.

No se trata de un juego (García). Sólo digo lo que muchos escritores han pensado. Escritores honrados, que inventaban sus palabras aunque les costase. Para qué, si las páginas ajenas están allí, esperándonos: ésas, no volverán (sí, Bécquer). Puedo escribir artículos muy tristes esta noche (adivinen), así que no me tienten, no quieran saber qué opino de todo esto. Mis labios están sellados: todo hace el amor con el silencio (Pizarnik). Y si por un raro golpe de dados (Mallarmé), por un azar improbable me pillaran, siempre podré argüir, como los genios: no fue mi mano, fue la mano de dios (D. A. Maradona).

Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno (Le Pera, con música de Gardel). Es el lento parpadeo del cursor de mi viejo PC. Al avanzar sobre la pantalla -con qué trabajo avanza- me recuerda a un camello en mitad del desierto (pero la imagen es de Rubén Darío). Miro el reloj y, en buena hora (El Cid, anónimo), pienso que ya sería tiempo de concluir. Mi habitación solitaria tiene un aire de velódromo desierto (Navarro), la noche es lúgubre (Cadalso) y yo, un lobo estepario (Hesse). Me pongo en pie, corro al espejo del cuarto de baño, clavo mi pupila oscura en mi pupila (...) y susurro, avergonzado: ¿quieres hacer el favor de callarte, por favor? (Carver; un libro magnífico: no dejen de comprarlo.)

Pues no, no es justo. ¿Lo he dicho ya? Pero es que hay golpes en la vida, tan fuertes, ¡yo no sé (Vallejo)! Para qué tanto trabajo, si por fin ha llegado el Intertexto.

Total, el lector no nota nada.

Y muchas gracias a mi buen amigo X, a quien debo íntegro este artículo.


*Artículo publicado originalmente en El Día de Córdoba, el 25 de abril de 2001