viernes, octubre 14, 2005

Ay País, País País…

En realidad lo escribí el 31 de julio de 2005 (ya era hora de que me siente a escribir. Ya lo extrañaba. Han pasado muchas cosas desde entonces. Aquí un breve recuento)

En mi último blog hablaba de que Lucio tenía las horas contadas, y así fue.
Desde ahí, unos cuantos se han fugado, incluyéndolo a él (aunque “dizqué” quiere regresar. Menos mal no dijo que “O regresa o muere en el intento”).

Quienes fuimos partícipes del levantamiento de abril, estamos decepcionados…pero no sorprendidos. Y es que no es la primera vez, que se saca a “unito” para que venga “otrito” y sigan los cambios de poderes dentro del mismo sistema podrido.

Que es un Gobierno que continúa respondiendo a intereses elitistas y que lejos de “Refundar la República” siguen llevando el agua hacia sus molinos…lo es. Sin embargo, fue un indiscutible y necesario “pare” a tanto cinismo en el que vivíamos. Ya no estamos tan entreguistas y serviles a Mr. Bush.Parece, y me alegra, que la actitud por una defensa de lo que sucede en nuestra tierra está un poco más firme, aunque con ciertas deficiencias por los cambios de discurso en temas puntuales como el TLC. Por lo menos ahora ya no se hunden barquitos así por que si…y aquí no ha pasado nada.*

Seguimos con la crisis institucional. Con Organismos de Control que lo último que hacen es controlar. Se viene la Consulta Popular. Pero ojo, nacida de un proceso de “Concertación ciudadana”…ja ja ja…..Ya sé, eso no se lo cree nadie.

Nuestras consignas fueron claras y realizables. Mecanismos los hay, pero los que se aferran a las tronchas de poder no quieren ni imaginarlo. Se les acabaría, o por lo menos reduciría, sus espacios para delinquir. Y hablando de eso…¿Y los honorables?....ah! de “vagancia legislativa”. Y claro, “merecidas” vacaciones luego de haber trabajado demasiado...demagogos, hipócritas.

Descansarán nomás, no se les vaya a fundir algo, luego de haber planeado tanto la repartición de
ternas para Tribunal Constitucional, que por cierto: Oohhh, no les resultó.Diputados, legisladores, congresistas, padres de la Patria.¿¿¿Padres??? Bien dicen, con esos padres… prefiero ser huérfana.

Y como dijo Piero: Ay país, país, país…

* Lamentablemente fue efímero el paso de aquellos que por lo menos fueron un poco más consecuentes con lo que se aspiraba.