jueves, mayo 31, 2007

Raúl Gómez Jattín, porque es justo y necesario.

La primera vez que lo leí, dije: ¡carajo...qué poeta!

Un probable Constantino Cavafis a los 19 fue el primer poema que llegó a mis manos. Desde entonces, siempre vuelvo a la poesía Jattiniana.

Un 31 de mayo de 1945 nació el sr. Raúl del Cristo Gómez Jattín, en Cartagena, Colombia. Poeta, loco, homosexual, zoofílico. Eso y más, mucho más. Falleció trágicamente la madrugada del 22 de mayo de 1997, en un accidente (¿?) de tránsito.

Habría mucho que escribir sobre el poeta y su obra; sin embargo, dejemos a otros la labor de la crítica literaria y de las interpretaciones de su vida. Por hoy, cumplo con compartir apenas algo de su poesía (y porque falta 1 minuto para la media noche y quiero ir a dormir).

Brindo en tu nombre Raúl, donde quiera que estés.

Un probable Constantino Cavafis a los 19

Esta noche asistirá a tres ceremonias peligrosas
El amor entre hombres
Fumar marihuana
y escribir poemas.

Mañana se levantará pasado el mediodía
Tendrá rotos los labios
Rojos los ojos
y otro papel enemigo.

Le dolerán los labios de haber besado tanto
Y le arderán los ojos como colillas encendidas
Y ese poema tampoco expresará su llanto.

Ellos y mi ser anónimo

Es Raúl Gómez Jattin todos sus amigos
Y es Raúl Gómez ninguno cuando pasa
Cuando pasa todos son todos
Nadie soy yo. Nadie soy yo.
Por qué querrá esa gente mi persona
Si Raúl no es nadie pienso yo
Si es mi vida una reunión de ellos
que pasan por su centro y se llevan mi dolor
Será porque los amo
Porque está repartido en ellos mi corazón
Así vive en ellos Raúl Gómez
Llorando riendo y en veces sonriendo
Siendo ellos y siendo a veces también yo blanco papel
A que gentes de otros ámbitos conocieran sus noches estrelladas
de espermas de fandangos cuando la Candelaria
y esa alma gentil y bondadosa de ustedes mis amigos
que saben con una botella de ron blanco entre pecho y espalda
prometer este cielo y el otro
Los amo más en el exilio
Los recuerdo con un sollozo
a punto de estallar en mi loca garganta.
He aquí la prueba .

Me defiendo

Antes de devorarle su entraña pensativa
Antes de ofenderlo de gesto y palabra
Antes de derribarlo
Valorad al loco
Su indiscutible propensión a la poesía
Su árbol que le crece por la boca
con raíces enredadas en el cielo.
El nos representa ante el mundo
con su sensibilidad dolorosa como un parto.

Conjuro

Los habitantes de mi aldea
dicen que soy un hombre despreciable y peligroso
Y no andan muy equivocados
Despreciable y Peligroso
Eso ha hecho de mí la poesía y el amor
Señores habitantes
Tranquilos
que sólo a mí
suelo hacer daño.

De lo que soy

En este cuerpo
en el cual la vida ya anochece
vivo yo
Vientre blando y cabeza calva
Pocos dientes
Y yo adentro como un condenado
Estoy adentro y estoy enamorado
y estoy viejo
Descifro mi dolor con la poesía
y el resultado es especialmente doloroso
voces que anuncian: ahí vienen tus angustias
Voces quebrada: ya pasaron tus días
La poesía es la única compañera
acostúmbrate a sus cuchillos
que es la única.

Finalmente, les dejo con este poema, que encaja muy bien con este día (y conmigo).
Porque es justo y necesario...

Los Poetas, Amor Mío

Los poetas, Amor mío,
son unos hombres horribles
unos monstruos de soledad
evítalos siempre
comenzando por mí.
Los poetas, amor mío,
son para leerlos.
Léelos. Mas no hagas caso
A lo que hagan en sus vidas.

sábado, mayo 26, 2007

Burbujas...junto a los Beatles


Recordé que cuando era niña disfrutaba sumergir mi cabeza en el lavabo del baño, repleto de agua, y soplar con fuerza hasta formar grandes burbujas. No pensaba en nada, me limitaba a sentir. El sonido en mis oídos era opaco -por así decirlo- pero, en ese momento, era lo único real.
Y era feliz.
…..
Esta tarde, los Beatles me acompañaron, una vez más. No voy a describir –al menos por ahora- todo lo que su música significa para mí, pero estuvieron como siempre: fieles en mis tardes solitarias y en las que –como hoy- dentro de mí caen tormentas calladas, no por ello menos intensas.

Fue, entonces, cuando decidí correr hacia el baño de mi cuarto, llenar con agua el lavabo, y repetir la escena.
Mientras escuchaba In my life, soplaba con fuerza, pero, a diferencia de cuando era niña, soplaba rabia y angustia, una angustia que dormitaba en mi pecho desde hacía varios meses.

("There are places I remember
All my life though some have changed
Some forever not for better
Some have gone and some remain
All these places have their moments
With lovers and friends I still can recall
Some are dead and some are living
In my life I've loved them all”)
………

Llegará el momento
en el que se reúnan nuestros cantos
para descongelar aquellas noches
que quedaron reservadas.

Sólo entonces
el silencio extendido morirá en mis labios
Como muere el día
para construir versos
en la complicidad de la penumbra.

(Sólo ahí justificaré la ausencia de mis sentidos)

………..
(“But of all these friends and lovers
There is no one compares with you
And these memories lose their meaning
When I think of love as something new
Though I know I'll never ever lose affection
For people and things that went before
I know I'll often stop and think about them
In my life I love you more”.)
Silencio.

Finalmente, en mi lavabo, sólo quedaron burbujas
… espumarajos de incertidumbre.

lunes, mayo 21, 2007

Concluyen los EDOC y el docu del Jaime entre los favoritos del público

Ayer, el cielo de Quito se desató. El granizo decidió matar el silencio inherente a los días domingos y dificilmente se podía observar lo que había de una esquina a otra, porque la lluvía lo había pintado todo de blanco.

Para quienes estamos acostumbrados a caminar largas distancias, aun en tiempos de lluvia (que en Quito es una constante), el pantalón mojado hasta la rodilla y las bastas deshiladas son características ineludibles.

Así, en medio de ese torrencial escenarió, concluyó, en la capital, el VI Festival Internacional de Cine Documental: Encuentros del Otro Cine. Desde luego, no iba a dejar que el diluvio me impidiera asistir a los últimos documentales en cartelera. No me lo impidió, pero sí logró retrasarme y, en consecuencia, los cupos en las salas del Ocho y medio ya se habían agotado.

No importa -dije- tengo el pasaporte ilimitado.

Error. En todas las funciones anteriores había estado puntual y no me había percatado de las letras pequeñas en la parte inferior del mismo, que decían: Es obligatorio tener un boleto de taquilla antes de entrar a la sala. El pasaporte solo no garantiza un espacio en ésta.

¡Rayos!

Era temprano y los boletos disponibles eran para los documentales que empezaban desde las 21h00. Así que aseguré mi entrada para los de ese horario -incluyendo mi documental, que iba a ser proyectado a las 22h30- y me senté en una de las mesas de la cafetería.

Resignación -pensé- resignación. Y saqué de mi bolso -también mojado- un libro. Alessandro Baricco sería mi compañero las próximas 4 horas (tranquilo Carlos Luis el libro estaba protegido de la lluvia). En fin, cuando ya me disponía a leer -aunque hacerlo me resultaba imposible al ver a la gente sonriente, con boleto en mano y con la ropa seca- los asistentes comenzaron a ingresar para ver el documental del alemán Philip Groning, que era el que deseaba mirar.

Mientras tanto, en la mesa del frente estaban dos tipos de buena presencia, a quienes no presté mayor atención sino hasta que una mujer se les acercó para saludarlos y les comentó que ella tenía una entrada extra para el film de Groning, que si querían podían tomarla. Uno de ellos le agradeció, pero le dijo que de nada servía porque estaba con su compañero. Fue entonces cuando abrí mi boca y dije: Si nadie la va a tomar yo puedo hacerlo. Los tres voltearon a verme y ella dijo: ¡Disfrutala! y me entregó la entrada.

Pude sentir que los que estaban a mi alrededor, en iguales condiciones (mojados y sin entrada), tenían ganas de decir ¡por qué no abrimos la boca primero!... pero bue, así toca, a veces. De no haber sido por mi impulso no hubiese leído bien Seda, ni hubiese estado tranquila.

El Gran Silencio

Ya adentro, en la sala 1, conseguí un puesto en la última butaca, en medio de una extranjera que regresaba a verme cada cierto tiempo y un señor que respiraba como si estuviese roncando -lo constaté durante toda la proyección-.

El director del documental estaba presente y ofreció unos minutos para responder preguntas del público, luego de la película.

Mi interés por ver este documental residía en dos elementos. El primero: el tiempo, dura 162 minutos. Segundo: el silencio, el documental no tiene entrevistas, ni iluminación artificial, ni música extra.

Así que pensé que debía ser un film demasiado bueno para que en tres horas no te duermas o salgas de la sala, tomado en cuenta que el único escenario es el del Monasterio La Grande Chartreuse, en los Alpes Franceses, donde se asienta una de las hermandades más estrictas del catolicismo romano: la orden de los Cartujos.
Frente a ello, el manejo de la imagen debe ser muy bien realizada...y así fue.
El trabajo de fotografía que Groning realiza (él tambien estuvo a cargo de la cámara) es simplemente espectacular. Cada plano logra un efecto tremendo en el espectador. Sin necesidad de palabras, uno entiende muchas cosas que ocurren al interior del monasterio.

Claro, no sé si a todos les sucede lo mismo, pero a mí me resulta complicado estar en un mismo lugar o en silencio por mucho tiempo, por lo que tenía mis dudas y pensé que podría resultar angustiante. Sin embargo, a lo largo de la película uno, como espectador, llega a establecer una relación muy estrecha con cada elemento que se observa.

Bueno, no todo era perfecto, el gran silencio no fue tan silencioso gracias al hombre que roncaba a mi oído, pero la calidad del documental superó todo inconveniente.

Hubo momentos en los que ciertas imágenes me invitaban a pensar (¿meditar?) en ciertas cosas. La reiteración es un elemento clave en el film. Me recordó a una crónica: Castidad, de la colombiana Patricia Nieto, en el libro Medellín Secreto. En ella, la autora explica la vida al interior de los conventos. En ellos el tiempo se entiende de manera distinta al tiempo "de afuera". Cada detalle es importante y la reiteración permite el efecto de sentir el peso de esa vida sobre nuestros hombros. Groning logra lo mismo, pero con imágenes y breves frases en latín.

Al final, quedé satisfecha y pude hacerle unas cuantas preguntas al director. Ya afuera conversamos un rato.


Mi documental una vez más...

Luego de asistir el documental de la española Estela Ilárraz, sobre la migración a España (faltaron elementos para mi gusto) proyectaron nuevamente mi docu. Lo bacán es que estuvieron personas a las que no pensé encontrar y que pudieron verlo, mi amigo Rafa, Nelson Scartaccini y mi mamá, que estuvo en Cuba durante el estreno, entre otros.


Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias entre los favoritos del público

Hoy me encontré con la sorpresa de que el docu está en el puesto 5 por votación del público, a la fecha 17 de mayo. Lo recibí en un boletín enviado por cinememoria.

Las favoritas del público al 17 de mayo:

1. The Cats of Mirikitani (3.98)
2. Trelew (3.80)
3. My Father the Turk (3.80)
4. La película de la reina (3.79)
5. Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias (Ojo con la Democracia) (3.79)
6. Invisibles (3.77)
7. En el hoyo (3.77)
8. Mete gol gana (3.69)
9. La ciudad de los fotógrafos (3.67)
10. Taromenani: el exterminio de los pueblos ocultos (3.64)

A esperar los próximos EDOC para asistir como espectadora y, una vez más, -espero- como directora.

Salud!

martes, mayo 15, 2007

Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias obtuvo la 1ª Mención de Honor en el II OCD

El sábado 12 de mayo se llevó a cabo, en la sala de cine Alfredo Pareja Diezcanseco (CCE), la premiación del II concurso de video documental: Ojo con la Democracia, como parte del VI Festival Internacional de Documentales: "Encuentros del Otro Cine".

Los nominados fueron:

A un clic de distancia de Silvia Mejía E 52´ Profesional
La razón blindada de Diego Bolaños 14´ Aficionado
JAIME GUEVARA: entre cuerdas libertarias de Carla Badillo 30´ Aficionado
Al borde de Juan Pablo Peñaherrera 26´ Aficionado
Soluca la más tuca es muca de David Lasso A 11´36´´ Aficionado
Dale al pedal de Santiago Aguirre 55´ Aficionado
25 segundos de democracia de J Carlos Donoso 4´40 Aficionado
La Concordia 2 ENTRE EL OLVIDO Y LA MEMORIA de Freddy Heredia 18´14´´ Aficionado

A continuación el acta del jurado:
En la ciudad de Quito, el 27 de abril de 2007 se reúne en las oficinas de la Corporación Cinememoria el Jurado Calificador del 2do. Concurso de Video Documental OjO con la Democracia, conformado por los señores Andrés Barriga, Pablo Mogrovejo, realizadores documentalistas ecuatorianos, y el doctor José Valencia, Director Ejecutivo de la Corporación Participación Ciudadana. Actuó como Secretario del Jurado el señor Santiago González B.

Habiéndose leído las Bases del Concurso y deliberado sobre la calidad de los documentales presentados, y en plenas atribuciones, los miembros del Jurado Calificador deciden lo siguiente:

Primero. Declarar DESIERTO el premio en la Categoría Profesional por cuanto ninguno de los trabajos presentados en dicha categoría cumple con las pautas consideradas en las Bases.

Segundo: Declarar GANADOR en la Categoría Aficionado al documental “Soluca la más tuca es muca” realizado por el ecuatoriano David Lasso.

Tercero: Declarar merecedor de la PRIMERA MENCIÓN DE HONOR al documental “JAIME GUEVARA: entre cuerdas libertarias” realizado por la ecuatoriana Carla Badillo.

Cuarto: Declarar merecedor de la SEGUNDA MENCIÓN DE HONOR al documental “Dale al pedal” realizado por el ecuatoriano Santiago Aguirre.

Quinto: El jurado felicita a cada uno de los realizadores de los trabajos documentales presentados, y destaca la importancia del espíritu que les animó en sus trabajos como aportes a la construcción de una sociedad justa, equitativa, deliberante y democrática.

Sexto: El jurado recomienda a las instituciones organizadoras del concurso, realizar actividades de capacitación permanente sobre video documental dirigidas a jóvenes realizadores ecuatorianos, como aporte al perfeccionamiento de su técnica y realización de sus proyectos.
Reacciones...
Ahora bien, luego de que se anunció el veredicto del jurado, se proyectaron los tres documentales y -cosa curiosa para mí que es la primera vez que realizo un documental- al final se me acercaron personas a las que no conocía y me dijeron que no entienden por qué el mío no quedó en primer lugar si era el más incluyente y el que tenía más investigación.

Por mi parte, no pretendo para nada poses de indignación ni mucho menos (sería ridículo en este tipo de concursos), pero sí hay algo que me quedó flotando en las neuronas y es que me encantaría saber bajo qué criterios el jurado evaluó los trabajos.

"Soluca, la más tuca es muca" trata sobre las tribus urbanas en el sur de Quito, la cultura hip-hop y sus adeptos.

"Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias" trata sobre temas como la represión, la impunidad, el rock, los Derechos Humanos y la democracia, teniendo como hilo conductor la vida del cantautor anarquista Jaime Guevara.

"Dale al pedal" trata sobre un grupo de personas (que cada vez crece más) cuyo objetivo es concienciar a los ciudadanos sobre la contaminación ocasionada por los vehículos. Ellos empiezan con su ejemplo, al tener a la bici como su medio de transporte.
...
Qué puedo decir. Es lógico, me siento contenta ya que únicamente los documentales premiados iban a ser proyectados y era eso lo me interesaba (no concibo un cine hermético, o una película cuyo guionista o director produzca para sí mismo o para sus amigos, la idea es compartir con la mayoría de sectores). Así que mi documental se proyectó y a los asistentes (incluido el "chamo" Guevara) les gustó -que era lo más importante-.

En cuanto a los otros dos documentales buenos temas, pero me quedo con "Dale al pedal", me gustó mucho, el escenario es Quito y Santiago de Chile. Hay contenido, humor, reflexión...te dan ganas de salir de la función y regresar a tu casa en bicicleta. El final es genial.

Aprovecho para agradecer de corazón a los que, de una u otra manera, ayudaron a que el documental se realice. A mis entrevistados (Alexis Ponce, Alexei Páez, Juan Pablo Rosales, David Rosales, Eduardo Cando, Teresa de Guevara, Consuelo Guevara, Pedro Restrepo, Edwin Guerrero, Diego, jóvenes de los conciertos y demás anónimos) y a quienes me ayudaron en la parte técnica (cámara: Jean Paul Bardellini. Edición: Richard Ruales y Estuardo Novoa).

En mi casa por el acolite en las amanecidas y por aguantar mi mal genio cada vez que se colgaba la computadora. A la gente que me salvó en algún momento con algun consejillo, cassette o luz (Igor Guayasamín, Pato Jijón, Marcos Párraga, UISEK). Y, desde luego, agradecerle a mi Jaimito por nunca dejar de ser ese "cantor de contrabando".

Quienes lo conocemos sabemos que es una persona muy humana y solidaria. A quienes no piensan como él o quienes dicen "pero que ha logrado cantando"...yo les diría: No hay peor cómplice que el silencio. Unos lo hacen desde la pluma, otros desde el cine, otros desde la música...pero locos como él son impresindibles.

Otros reconocimientos...
El documental Jaime Guevara: entre cuerdas libertarias también obtuvo el Segundo lugar y Mención de Honor en el II concurso de comunicación "Padre Crespi", organizado por SIGNIS, el 16 de noviembre de 2006.
Por último...

Como dice la joven cineasta japonesa, Naomi Kawase: "Yo filmo porque hay cosas que no se pueden olvidar. Podría guardarlas en mi memoria, pero necesito darle forma a mis recuerdos"...
Totalmente de acuerdo. Yo agregaría que no sólo hay cosas que no se pueden olvidar sino que no se deben olvidar. Así que mientras haya algo que decir, mientras haya una razón...una historia que contar...ahí estaré.

lunes, mayo 07, 2007

Los EDOC 2007 y la expectativa del II OJO con la Democracia

Cada año, quienes disfrutamos del cine de la “no-ficción” esperamos ansiosos que llegue mayo, mes en el que se lleva a cabo el Festival Internacional de Cine Documental: “Encuentros del Otro Cine”. Diez días en los que los se proyectan los mejores documentales, nacionales e internacionales (62), además de varias actividades paralelas y la presencia de algunos de los realizadores, lo que, desde luego, le suma puntos al evento.

Este año los escenarios serán Quito, Guayaquil y Manta. El próximo jueves 10 de mayo, a las 20:00, se inaugurará en el renovado teatro Benalcázar de la capital, la VI edición de los EDOC. Los asistentes podrán disfrutar de la proyección de la película “Mi Padre el Turco” del realizador alemán Marcus Vetter, quién ha confirmado su asistencia a la noche de estreno de su película y compartirá unos días con los asistentes al festival.Marcus Vetter ha sido uno de los documentalistas alemanes de TV más reconocidos. Otra de sus películas, El Túnel, sobre un famoso escape de alemanes del este a través de un legendario túnel en el Berlín de los cincuentas, se ha convertido en uno de los documentales alemanes para televisión más vistos y ha sido transmitido por el Sundance Channel.

Debo admitir que, en esta ocasión, mi expectativa sobre el encuentro es mucho mayor que la de los años pasados, debe ser por el hecho de que me siento más cercana al mismo, ya no sólo como espectadora o cinéfila empedernida, sino, por primera vez, como realizadora -desde los términos más modestos, claro está-. Mi documental: JAIME GUEVARA: entre cuerdas libertarias está seleccionado para participar en el II concurso de video documental: Ojo con la Democracia, organizado por Cinememoria y Participación Ciudadana.

El concurso pretendía que los documentales abordaran el tema de la democracia con libertad de punto de vista y enfoque, y que puedan referirse al funcionamiento de las instituciones del Estado, a la participación política de los ciudadanos y ciudadanas y sus diversas formas de manifestación.

La democracia puede ser vista desde distintos ángulos, para unos no sobrepasa el hecho electoral mientras que para otros abarca todos los ámbitos de participación que marcan el destino de una sociedad. Este concurso propone un espacio en el que, a través del documental, se expongan distintas miradas y percepciones sobre las relaciones entre la democracia, la política, el estado, las organizaciones, los individuos y la sociedad.

En mi caso, yo escogí a un cantautor anarquista (Jaime Guevara) para que sea el hilo conductor de diversos temas como los derechos humanos, la impunidad, la represión, la música como instrumento de resistencia y, desde luego, la democracia, como aquello de lo cuál todos hablan, pero que, a la hora de verdad, nadie lo conoce.

¿Es que acaso la democracia en el Ecuador no pasa de ser un simulacro?, interrogantes como esa serán una constante en los trabajos realizados.

La premiación de los ganadores (categoría profesional y aficionado) se desarrollará en el marco de los EDOC 2007 y será el próximo sábado 12 de mayo, a las 17h30, en la sala de cine Alfredo Pareja Diezcanseco, de la Casa de la Cultura.

Los otros siete documentales que participan son: La razón blindada, de Diego Bolaños; Al borde, de Juan Pablo Peñaherrera; A un clic de distancia, de Silvia Mejía E; Soluca la más tuca es muca, de David Lasso; Dale al pedal, de Santiago Aguirre; 25 segundos de democracia, de Juan Carlos Donoso; y La Concordia 2, ENTRE EL OLVIDO Y LA MEMORIA de Freddy Heredia.
Varios de los directores mencionados han realizado ya varias producciones y han participado en algunos eventos, como es el caso Silvia Mejía y David Lasso.

En fin, veremos que pasa el sábado, por lo pronto me que queda la satisfacción de haber concretado esa idea que tenía desde hace mucho tiempo, la del documental y, a la vez, la de realizar una especie de homenaje al “chamo Guevara” a quien aprecio por su integridad y su honestidad a lo largo de los años. Que mejor forma de empezar a decir algo a través del cine de la realidad y, desde luego, tratar de decirlo bien.

(Espero que haya sido así.
Salud!).
Fuentes: